Aragón
Suscríbete por 1€

El Consejo de Gobierno de la UZ aprueba trasladar la convocatoria extraordinaria de septiembre a junio y julio

Un grupo de estudiantes ha irrumpido este jueves durante la sesión para evitar la votación.

En imágenes | Irrupción en el Consejo de Gobierno de Unizar
En imágenes | Irrupción en el Consejo de Gobierno de Unizar
Oliver Duch

El Consejo de Gobierno de la Universidad de Zaragoza ha aprobado este jueves tras una mañana tensa la modificación de las fechas de los exámenes extraordinarios. Las pruebas se realizarán a finales de junio o principios de julio a partir del curso 2022-2023 en vez de en septiembre, tal y como se hacía hasta ahora. El campus público defendió desde un primer momento que el cambio es positivo para los alumnos ya que estarán en igualdad de condiciones con el resto de universitarios del territorio nacional a la hora de acceder a másteres, becas y a prácticas. Sin embargo, el estudiantado pidió un referéndum vinculante.

La mañana transcurría con total normalidad cuando un grupo de jóvenes consiguió entrar en el edificio Paraninfo, donde se celebró el pleno, e irrumpió durante la sesión. Al grito de “referéndum ya” y con carteles de “libertad de expresión”, dos jóvenes consiguieron entrar en la sesión, sin embargo, el resto tuvieron que expresar sus quejas desde la puerta ya que el personal de seguridad les impidió la entrada.

Tras unos instantes “desagradables” (según calificaron algunos miembros del consejo), los estudiantes salieron de la sala y la vicerrectora de Estudiantes, Ángela Alcalá, y la secretaria general, María Ángeles Rueda, dialogaron con los universitarios y atendieron sus propuestas.

Tras un tenso debate a la puerta de la sala Pedro Cerbuna, Rueda y Alcalá propusieron a los jóvenes que seleccionasen a cinco integrantes para participar en la sesión y exponer a los consejeros sus peticiones. Tras la negativa del estudiantado, que exigía que era necesario que entraran todos los manifestantes ya que solo se les iba a dar “voz y no voto”, Rueda permitió que accediesen todos los miembros del grupo al pleno.

Con el ambiente más calmado, Alcalá expuso durante la sesión a los consejeros y al grupo de manifestantes las razones por las que consideran necesario trasladar los exámenes extraordinarios a junio o julio. Entre las cuestiones principales, además de que actualmente solo cinco universidades de España tienen septiembres, Alcalá incidió en el acceso a becas. “Se ha adelantado cinco meses el plazo de solicitud y la Universidad siempre ha luchado porque los alumnos sepan antes de comenzar el curso si les han concedido la beca o no”, sostuvo. Con los exámenes en septiembre, explicó, la adjudicación llegará con el curso comenzado.

También insistió, al igual que hace una semana, en que mejoraría el acceso a másteres, prácticas y al mercado laboral de los alumnos y que los Erasmus no tendrían que pedir cambios en las fechas oficiales de exámenes. Añadió también que los resultados académicos son “mejores” en las convocatorias de julio.

Tras su intervención, en el turno de respuestas, fueron 17 consejeros los que levantaron la mano para aportar su punto de vista respecto a la modificación de la fecha de la convocatoria extraordinaria.

El primero en intervenir fue el presidente del Consejo de Estudiantes de la Universidad de Zragoza (CEUZ), Juan Guerrero, que condenó la actuación de sus compañeros universitarios al irrumpir en la sesión. Lo mismo opinaron Pablo Gargallo, consejero representante de la Asociación Liberal de Estudiantes, y Yago Montero, consejero representante de Unión Estudiantes. “No son formas de intervenir. Es una vergüenza y es un asalto”, denunció Gargallo.

Tras la intervención de todos los miembros del Consejo que pidieron turno de palabra, fue el momento de los ‘invitados’ de última hora, que expusieron todas sus ideas. “Nosotros no hemos dicho que estemos en contra del cambio. La razón por la que hemos irrumpido en el pleno es que no nos han escuchado y no hemos podido opinar sobre esta modificación que nos afecta y mucho”, indicó una de las portavoces.

Finalmente, el pleno ha votado primero la eliminación del punto del día referente al calendario académico del curso 2022-2023. Tras la negativa de la mayoría de consejeros se ha pasado a la votación del cambio de fecha de la convocatoria extraordinaria. Con 33 votos a favor, 6 en contra y 4 abstenciones, el Consejo ha aprobado el calendario escolar para 2022-2023 donde los exámenes extraordinarios están fijados para finales de junio y principios de julio.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión