Aragón
Suscríbete por 1€

Lambán indigna al PP al acusarlos de “viejos, rancios, demagogos y populistas”  

El presidente carga en las Cortes contra el “sonsonete” de la rebaja impositiva como única solución a la crisis y los conservadores le acusan de “romper el buen clima”.

El presidente aragonés, Javier Lambán, y su vicepresidente, Arturo Aliaga, en la sesión de control de las Cortes, este miércoles.
El presidente aragonés, Javier Lambán, y su vicepresidente, Arturo Aliaga, en la sesión de control de las Cortes, este miércoles.
José Miguel Marco

“Viejos, rancios, demagogos y populistas”. Estos son los calificativos que el presidente aragonés, Javier Lambán, ha dedicado al PP en la sesión de control al Gobierno como respuesta a su acusación de “pasividad” por la escalada de precios. La portavoz popular, Mar Vaquero, ha reiterado como solución una rebaja fiscal y el recorte del gasto público, como han hecho en dos ocasiones esta misma semana, lo que ha provocado que Lambán cargara contra lo que ha tildado de "sonsonete cansino, tremendista  y cargado de mentiras".

Los populares han decido hacer ‘casus belli’ de la intervención del presidente, para lo que le han acusado en la cuenta del grupo parlamentario en Twitter de “romper el buen clima” y sus diputados se han lanzado a censurar su actitud en cada una de las interpelaciones posteriores a los consejeros. “Los aragoneses se merecen un presidente que sepa debatir sin insultar. Como no tiene respuestas a sus problemas se dedica a crispar en las Cortes. Una pena. Los nervios por las malas encuestas no son excusa”, ha recriminado.

El debate ha surgido a raíz de la pregunta de Mar Vaquero sobre si la DGA iba a tomar alguna medida urgente para ayudas a las familias y a las empresas y ha criticado la "pasividad" del Ejecutivo de Lambán "ante cualquier problema", lo que ha opuesto con las propuestas que el PP hace "permanentemente" y rechaza el Ejecutivo.

Lambán le ha replicado que toman medidas contra la crisis "con mucha responsabilidad y seriedad", anunciando un aumento del tope de 200 a 300 euros en las ayudas para pagar la luz, además de recordar los decretos para revisar los precios a las contratistas para evitar el bloqueo de la obra pública y agilizar los fondos europeos.

La portavoz del PP ha rechazado el "argumento demagógico" sobre la necesidad de mantener la presión fiscal para salvaguardar los servicios básicos y ha puesto el ejemplo de Andalucía y los Ayuntamientos de Zaragoza y Teruel. “Demuestran que se puede bajar los impuestos, reducir la deuda y aumentar el gasto social y la inversión", ha defendido.

Lambán ha señalado que esta exigencia de los conservadores ya la hacían antes de la guerra y ha vaticinado que la harán después "porque no tienen otra cosa que decir para los males de este país".

Igualmente, ha mostrado su "preocupación" porque el mensaje de los populares, a su juicio, provoca "desmoralización" entre los ciudadanos al ejercer un "populismo de la peor especie". "Apela a las bajas pasiones de la gente para demoler el sistema y su discurso es cínico porque nunca hacen lo que dicen en la oposición”, ha reprochado antes recordar que cuando gobernaron en Aragón aumentaron la deuda y no bajaron el impuesto de Sucesiones como sí ha hecho el cuatripartito.

No se ha quedado ahí, ya que el presidente les echado en cars que en realidad persiguen “engañar a las rentas bajas para favorecer a las altas", al proponer reducir Sucesiones y Patrimonio, que pagan únicamente el 1% de los aragoneses. Además, ha apuntado que hay 230.000 ciudadanos que no están obligados a hacer la declaración de la renta, por lo que no les puede beneficiar a través del IRPF, cuya deflactación se reduciría a 36 euros por contribuyente.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión