Aragón
Suscríbete por 1€

Aragón juega en el COE su última baza para lograr una candidatura para los Juegos de 2030 "en pie de igualdad"

l Los deportistas de invierno defienden la calidad de las pistas del Pirineo oscense y su idoneidad para acoger las pruebas olímpicas que reclama este lunes Faci a la Generalitat.  

Propuesta del COE para la candidatura de los Juegos Olímpicos de Invierno 2030
Propuesta del COE para la candidatura de los Juegos Olímpicos de Invierno 2030
Heraldo.es

El Gobierno de Aragón disputa este lunes, en Madrid, el último asalto para intentar conseguir una candidatura conjunta y equilibrada con Cataluña para que los Pirineos acojan los Juegos Olímpicos de Invierno en 2030. El consejero de Educación, Felipe Faci, defiende a las 12.00, ante la Generalitat, el Comité Olímpico Español (COE) y el Estado una propuesta que dista mucho de la validada a inicios de mes, en la que se adjudican a Aragón dos pruebas en una sola estación (Candanchú) y a Cataluña nueve en cinco instalaciones y en todos los valles.

Tachó el presidente de Aragón, Javier Lambán, la propuesta actual de "absolutamente sorprendente" y advirtió que la Comunidad debe rechazarla "por dignidad institucional". Y en verdad se aprecia un desequilibrio que premia en exceso al Pirineo catalán, pues solo recalan en Aragón el esquí de fondo y biatlón, las dos pruebas que no puede organizar Cataluña a no ser que se gaste 25 millones de euros.

Tan satisfecha se muestra la consejera de Presidencia de la Generalitat, Laura Vilagrà, con una propuesta que considera "correcta, sostenible y que tiene en cuenta los activos de cada territorio", que ni siquiera se sentará este lunes negociar. Con el presidente del COE, Alejandro Blanco; el secretario general del Ministerio de Cultura y Deporte, Víctor Francos, y el consejero Faci, estará la secretaria general de la Presidencia de la Generalitat, Núria Cuenca.

Para conseguir un reparto equilibrado que permitiría mantener viva la llama olímpica, Aragón propone que las pruebas de esquí alpino se dividan por género y que las pruebas de snowboard se disputen en el Pirineo oscense. De esta manera se cumpliría el compromiso que asumieron el COE y el Gobierno de España cuando invitaron a Aragón a sumarse al proyecto: que las dos autonomías estarían "en pie de igualdad".

"No hay nada que envidiar"

Sin querer entrar en posicionamientos políticos, desde la Federación Aragonesa de Deportes de Invierno avalan la calidad de las instalaciones del Pirineo oscense para poder acoger todo tipo de disciplinas olímpicas. José Ricardo Abad, su presidente, lo expresa de forma rotunda: "No tenemos nada que envidiar ni al Valle de Arán ni a la Cerdaña". Y va detallando estación por estación por qué.

Del valle del Aragón, donde se disputaría el esquí de fondo y el biatlón, explica que dispone de los dos únicos circuitos homologados a nivel internacional, que cumplen todas las normativas y que "son los únicos que hay en España". Recuerda, además, que este valle tiene experiencia a la hora de organizar eventos internacionales y que ha acogido ya dos universiadas, Jaca 81 y Jaca 95. "Candanchú y Astún podrían albergar cualquier tipo de pruebas, aunque no se contempla que el esquí alpino se celebre en ellas", detalla.

Defiende Abad que Formigal, "la gran locomotora de Aramón", es junto a Baqueira y Grandvalira una de las estaciones más grandes. Hace años organizó el Campeonato del mundo junior de esquí alpino (slalom, gigante, supergigante, descenso y combinadas, tanto en las pruebas masculinas como en las femeninas).

Suman Formigal y Panticosa, en el valle de Tena, 180 kilómetros de zona esquiable, y las instalaciones pueden ser complementarias. Abad considera que Panticosa tiene una doble vertiente: puede servir como una estación de apoyo para entrenamientos, al estar situada a apenas un cuarto de hora, y en la zona del balneario se podría disputar el esquí de montaña. Esta última modalidad, que también se denomina de travesía, se incorporará por completo en los Juegos de 2030 y la zona del balneario "tiene unos recursos y es un sitio único en España y en Europa".

El valle de Benasque, al que tampoco se ha asignado ninguna prueba en el reparto que han validado, dispone de una pista, Gallinero (supergigante), que es conocida por su gran altura (2.260 metros) y que "podría convertirse en una de las mejores pistas de velocidad del país", sostiene Abad.

Entienden en la federación que el Gobierno de Aragón luche por que se disputen pruebas en todos los valles del Pirineo ya que una candidatura olímpica es "un motor para la economía, para conseguir recursos, inversiones y mejorar las comunicaciones". Y ven "comprensible" que Cataluña haga lo mismo. Abogan, a pesar de ello, por que haya "talante" y se logre un acuerdo que vaya en beneficio de todos los territorios de montaña. "Somos gente de la montaña y queremos seguir viviendo aquí. Si nos llegan esas inversiones nos quedaremos muchos años, y también nuestros hijos y nuestros nietos", señala.

Un tren que pasa una vez

Los deportistas aragoneses son "muy poco políticos" y en la Comunidad "todo el mundo es bien recibido". Insiste Abad en que lo que sí tienen claro es que esta candidatura olímpica "es un tren que pasa una vez en la vida y, si no lo cogemos, igual ya no pasa hasta dentro muchos años". Porque se muestra seguro de que el Comité Olímpico Internacional tiene "muchas ganas" de hacer un evento en los Pirineos, pues "busca nuevos territorios y éste es el único del mundo en el que no se han celebrado nunca unos Juegos".

El problema es que el Pirineo es también andorrano y francés, y en el caso de Andorra recuerda que llevan años "invirtiendo mucho dinero en grandes eventos y, a pesar de su limitado espacio, estará agazapada a la espera" de que llegue su momento. Reconoce, por ello, que "sería una pena" perder la candidatura con las inversiones y el apoyo a los deportistas que conlleva.

En materia de medio ambiente, las infraestructuras a realizar serían "sostenibles". Porque lo más importante sería que al día siguiente que acabe el evento, se dé un uso a las instalaciones. Apunta, en este sentido, que las pequeñas villas olímpicas se podrían transformar en vivienda sociales o en pisos para las personas que van a trabajar a la montaña y que se enfrenan en estos momentos al «horrible problema» de encontrar un alojamiento.

En el respeto al medio ambiente, no entiende Abad a los "urbanistas" que van al Pirineo dando lecciones: "Está bien que aporten ideas, pero que no se olvide nadie de que una persona que vive en la montaña quiere que dentro de cien años la montaña esté igual o mejor".

Bajo la filosofía de que la candidatura olímpica no implique "gastos faraónicos" y de que se hagan las cosas "con talento", señala que el esquí alpino se podría dividir por géneros porque existen un circuito exclusivo damas. Respecto a las pruebas de snowboard, que se adjudicaron al valle de Arán, sostiene que alguna de ellas, como la de ‘big air’, se podría disputar en Benasque. 

Es optimista respecto al futuro porque la gente, cuando llega al Pirineo, se queda gratamente sorprendida. Sol, gastronomía y precios son sus principales bazas. "Y no te digo nada cuando esté lista la unión de estaciones entre los valles de Aragón y de Tena", remacha. Y recuerda que la olimpiada siempre es de un país, España, y debe hacerse entre los territorios de montaña: Aragón, Cataluña y el valle de Arán. Aboga por ello por mantener el diálogo y por no tirar la toalla.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión