Aragón
Suscríbete por 1€

Los alojamientos y la hostelería rozan el lleno en Aragón en la mejor Semana Santa de los últimos años

Los valles del Pirineo mejoran sus previsiones y en Teruel se habla de "éxito total" tras el parón de la covid-19. Las casas rurales cierran reservas para el verano tras un puente "espectacular".

El buen tiempo llenó las calles de Zaragoza de turistas y paseantes.
El buen tiempo llenó las calles de Zaragoza de turistas y paseantes.
Francisco Jiménez

La mejor Semana Santa de los últimos años deja imágenes de prácticamente lleno total en los hoteles, casas rurales, bares y restaurantes de la Comunidad. Los alojamientos de las zonas más turísticas han rozado el 100%, con filas para acceder a museos y monumentos e incluso doble turno en las visitas guiadas en municipios como Daroca o Sos del Rey Católico.

La estampa nada tiene que ver con la de 2020 –que coincidió con las peores semanas de la pandemia–, o con la de 2021, cuando aún imperaban las restricciones contra la covid. Ha mejorado, incluso, la de 2019, devolviendo al sector gran parte de la ilusión perdida a consecuencia de la crisis sanitaria y los efectos de la invasión rusa.

En los valles del Pirineo, las previsiones se han superado en muchos casos. "Ha supuesto un antes y un después en la evolución de los últimos años", afirmó ayer el gerente de la asociación turística Valle del Aragón, Ángel Bandrés.

En el de Tena se ha rebasado el 80%, destacando también un alto porcentaje de visitantes que han acudido a su segunda residencia. Jesús Pellejero, presidente de la Asociación Turística de la zona, confirmó que se han superado las ya de por sí buenas cifras de 2019.

"Muy animados" han estado también en la zona de Sobrarbe, donde empezaron a recibir visitantes el miércoles por la noche. "Hemos tenido ocupaciones similares a las de la temporada alta de verano", apuntó Paz Agraz, presidenta de la Asociación Turística.

El parque de Ordesa volvió a ser otro de los destinos preferidos. Ayer, el parquin de Torla se completó desde primera hora, y muchos vehículos tuvieron que dar media vuelta. "Parece que estemos en agosto", indicaron desde la Oficina de Turismo de Broto.

En el caso del Valle de Benasque, la afluencia ha sido "más floja" de domingo a jueves, ya que, al caer tan tarde la Semana Santa no ha ido tanta gente a esquiar. Este fin de semana, sin embargo, la situación ha dado un giro radical. "Se nota que la gente tenía ganas de salir", dijo el presidente de la Asociación Turística, José María Ciria.

En Alquézar, en la Sierra de Guara, han estado al 100%. "Ya no cabía nadie más, hemos mandado gente a pernoctar a Barbastro y otros pueblos de los alrededores. Como muestra, las 1.400 personas que atravesaron las pasarelas del Vero el pasado jueves y las 2.090 que lo hicieron el viernes", indicó el alcalde, Mariano Altemir.

La provincia de Teruel también ha cumplido sus mejores previsiones. Entre las zonas que han colgado el cartel de completo está el Bajo Aragón, donde la Ruta del Tambor y el Bombo ha acaparado el protagonismo, y el Matarraña, cuyo patrimonio arquitectónico tiene cada vez más tirón.

En la capital turolense se habla de "éxito total". Los visitantes guardaban fila ayer para entrar en el Mausoleo de los Amantes y la plaza del Torico estuvo durante toda la mañana llena de turistas.

Un grupo de visitantes, ayer en la plaza del Torico de Teruel
Un grupo de visitantes, ayer en la plaza del Torico de Teruel
Jorge Escudero

La única nota negativa la puso la subida de precios, que ha recortado las estancias medias, según el presidente de la Asociación de Empresarios Turísticos de la provincia, Roche Murciano.

"Estamos ilusionados"

Las casas rurales no solo han tenido una Semana Santa "espectacular", sino que ya hay clientes que se han interesado por fechas concretas de cara al verano o incluso han hecho su reserva. "Estamos ilusionados. La ocupación ha sido del 95%, con estancias medias de tres días", apuntó el presidente de la Federación Aragonesa de Turismo Rural (Faratur), Jesús Marco.

Confirmó, en este sentido, que "se han mejorado las cifras de 2019", dado que en estos tres años han abierto más casas y otras han ampliado sus plazas. "Se ha notado en los bares, las farmacias, las tiendas de recuerdos... Este año ha salido todo el mundo", agregó.

En el Moncayo, por ejemplo, ha estado "todo lleno". «Ha venido, sobre todo, gente que ya había estado en otras ocasiones. Por estas fechas es difícil que aquí quede algo vacío», señaló Jesús Gracia, de El Corralico del Moncayo.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión