Aragón
Suscríbete por 1€

Intenso tráfico en la vuelta de vacaciones de Semana Santa en las carreteras aragonesas

La operación especial finaliza hoy ya que en Cataluña, País Vasco, La Rioja, Navarra y Comunidad Valenciana es festivo

Tráfico lento en la localidad oscense de Hostal de Ipiés, ayer, hacia las 13.30.
Tráfico lento en la localidad oscense de Hostal de Ipiés, ayer, hacia las 13.30.
Verónica Lacasa

Tráfico intenso, pero fluido. La operación especial de tráfico de Semana Santa finaliza hoy ya que en algunas comunidades limítrofes, como Cataluña, Comunidad Valenciana, Navarra, País Vasco o La Rioja, el lunes también es festivo. Eso explica que el regreso esté siendo escalonado y este domingo no se produjesen atascos importantes.

En las vías principales, como la AP-2 o la A-23, la afluencia de vehículos fue continua desde las 12.00, pero el tráfico fue fluido en todo momento. En algunas zonas del Pirineo, especialmente donde la carretera es de doble sentido, fue donde más se percibió la circulación lenta durante toda la jornada de este domingo.

La DGT estima que durante los días festivos ha habido 1.170.000 desplazamientos por las carreteras de la Comunidad. Fue el Jueves Santo cuando más retenciones se registraron en las vías aragonesas. La Guardia Civil tuvo que derivar el tráfico por la N-II para evitar que se colapsara la AP-2 en dirección a la costa. Hasta 8 kilómetros de atascos se registraron en esta autovía a la salida de la capital aragonesa.

La afluencia de vehículos también se multiplicó en las carreteras de la Ruta del Tambor y Bombo. También fueron muchos los que decidieron pasar las vacaciones en el Pirineo aragonés. Así, el mismo día, se registraron atascos algo más discretos en el Monrepós, en la zona de Lanave. La Guardia Civil estableció controles en este punto de la carretera A-23, donde empieza el tramo más conflictivo de acceso a los valles occidentales debido a que hay 7 kilómetros que todavía no se han transformado en autovía.

Para evitar en la medida de los posible las retenciones durante los días festivos, las obras quedaron paralizadas las horas y los días de mayor tráfico. Actualmente, se está rehabilitando el firme de la A-23 entre Albentosa y Sarrión, se está construyendo una variante de la N-211 en Alcorisa y la autovía A-23 en Sabiñánigo y se están acondicionando la zona de la N-260 entre Congosto de Ventanillo y Campo, entre otras actuaciones.

Tres víctimas mortales

Tres personas han fallecido en las carreteras aragonesas desde que el 8 de abril se activó el dispositivo especial de Tráfico por las vacaciones de Semana Santa. Dos vecinos de Binaced (Huesca) perdieron la vida al caer su coche al canal de Zaidín, en un punto negro de la A-140. El suceso tuvo lugar el pasado miércoles a las 11.30, en medio de una persistente lluvia, por causas que investiga la Guardia Civil de Tráfico.

Un conductor que circulaba por allí dio la voz de alarma a los servicios de emergencia al descubrir el coche volcado en el canal. Tras el suceso, el Ayuntamiento reivindicó el acondicionamiento de ese tramo, donde hace dos años se precipitó al agua otro coche con cinco jóvenes, uno de los cuales murió.

A este trágico accidente se suma la muerte de un hombre de 48 años que fue atropellado cuando caminaba con su perro por la A-22, en Lascellas. El suceso tuvo lugar la madrugada del 9 de abril. Entre las hipótesis que se barajan está que la víctima hubiera sufrido una avería de su coche y decidiese continuar su camino a pie. El lugar donde se produjo el siniestro está situado a unos 10 kilómetros de Laluenga, donde vivía con su mujer y su hija. 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión