Aragón
Suscríbete por 1€

Grandes eventos: cuando Aragón se sitúa en el centro del mapa

En estos 40 años la Comunidad ha tratado de buscarse un hueco, siempre complicado de encontrar, en la organización de grandes acontecimientos. 

Cuando se cumplían cien años de la Exposición Hispano-fRancesa de 1908, Zaragoza en 2008 volvía a acoger un evento de magnitud internacional. La Expo del Agua fue todo un acontecimiento.
Cuando se cumplían cien años de la Exposición Hispano-fRancesa de 1908, Zaragoza en 2008 volvía a acoger un evento de magnitud internacional. La Expo del Agua fue todo un acontecimiento.
Pedro Etura / HERALDO

Para algunos, parece que fuera ayer. Para otros, los más jóvenes, queda como algo de lo que han oído hablar. En cualquier caso, la Expo del Agua Zaragoza 2008 se ganó un hueco en la historia de la Comunidad. Con sus luces y sombras, la muestra internacional logró atraer durante unos meses los focos de buena parte del mundo y, sobre todo, consiguió dejar un legado que todavía se puede disfrutar en la capital aragonesa. La Expo quizá sea el mejor ejemplo de un gran evento organizado en Aragón, pero no el único.

La Comunidad ha sido escenario de pruebas deportivas de impacto planetario como el Mundial de Fútbol o las pruebas de Moto GP en Motorland Aragón en Alcañiz, y también ha acogido un buen puñado de conciertos de las estrellas más brillantes del firmamento musical. El objetivo de atraer grandes acontecimientos como estos es tan o más complicado que hasta ahora. Los Juegos Olímpicos y otro Mundial de fútbol son aspiraciones que a día de hoy no están claras. Por de pronto, el festival Vive Latino, de enorme impacto en Latinoamérica, puede ser un aperitivo interesante.

La Expo del Agua atrajo a Ranillas a 5,5 millones de visitantes. Pero además, se ganó un hueco (grande o pequeño) en medios de comunicación de todo el mundo, y logró que pasara por Zaragoza un prestigioso listado de autoridades, artistas y pensadores y científicos ligados al tema del agua. Sin embargo, el mayor impacto de la muestra internacional fue la herencia que ha dejado en la ciudad. La Expo permitió que llegara a la capital aragonesa una inversión pública de más de 1.000 millones de euros, para dentro pero también para fuera del recinto.

Peregrinación hasta Alcañiz: cada año, decenas de miles de aficionados peregrinan hasta esta localidad para seguir alguna de las pruebas de motor que acoge, especialmente el Mundial de Motociclismo y el de Superbikes.
Peregrinación hasta Alcañiz: cada año, decenas de miles de aficionados peregrinan hasta esta localidad para seguir alguna de las pruebas de motor que acoge, especialmente el Mundial de Motociclismo y el de Superbikes.
Francisco Jiménez

La impronta de la Expo es evidente en Ranillas, con el frente fluvial y el parque del Agua, pero también se refleja en otros rincones de la ciudad, aunque quizá no lo sepan muchas de las personas que los disfrutan a diario: las riberas del Ebro, las del Huerva y las del Gállego, la nueva terminal del aeropuerto de Zaragoza, el cierre de los cinturones que rodean la ciudad, la pacificación del tráfico en algunas zonas del centro, la implantación de carriles bici y sistemas de alquiler de bicicletas, la incipiente -y desde entonces estancada- red de cercanías... La capital de Aragón logró avanzar en unos pocos años lo que hubiera costado décadas. Como contrapunto, este avance acelerado le hizo tropezar con proyectos como la navegación fluvial -todo un fracaso-, la ruina del canal de aguas bravas y el cierre de los edificios estrella. La reconversión del antiguo recinto ha tenido que hacerse, en buena medida, con edificios públicos, mientras que hay iconos arquitectónicos que a día de hoy siguen sin uso, como el Pabellón Puente, la Torre del Agua, el Pabellón de España o el Pabellón de Aragón.

Los años dorados de los conciertos

Además de la Expo, la música y el deporte han sido otros de los motivos por los que Aragón se ha podido situar en el mapa. Esta tierra ha sido escenario de grandes conciertos, y llegó a ser parada casi obligada para los mejores artistas del planeta. En junio de 1983, Miguel Ríos consiguió que La Romareda se abriera por primera vez para un solo artista. Fueron 50.000 personas las que asistieron, en lo que aún sigue siendo el concierto con mayor asistencia. Tres años después, Mecano metió a 40.000, pero hubiera reunido a más fans de no ser por las restricciones de seguridad. Eran años dorados para los grandes conciertos, esos que ahora pasan de largo por la Comunidad. En 1988 estuvieron por Zaragoza Police (Sting volvería en 1996) y James Brown. Joe Cocker, Miles Davis, Dire Straits, Aeroesmith, Iggy Pop, Santana, Lou Reed, The Cure, Bob Dylan, Iron Maiden, Depeche Mode, Tom Jones, Metallica... Las grandes estrellas internacionales lucieron en Zaragoza, aunque varios de ellos tal vez merezcan capítulo aparte.

Los Rolling Stones visitaron Zaragoza el 29 de septiembre de 2003. Es uno de los conciertos más recordados de los celebrados en la capital aragonesa. Fue en la Feria de Muestras, donde 40.000 espectadores disfrutaron de la inagotable energía de Jagger, Richards y compañía
Los Rolling Stones visitaron Zaragoza el 29 de septiembre de 2003. Es uno de los conciertos más recordados de los celebrados en la capital aragonesa. Fue en la Feria de Muestras, donde 40.000 espectadores disfrutaron de la inagotable energía de Jagger, Richards y compañía
José Miguel Marco

Tina Turner puso patas arriba las fiestas del Pilar de 1990, con 40.000 personas en La Romareda disfrutando de una artista que estaba en la cima de su popularidad. Seis años después, el auténtico Rey del Pop eligió Zaragoza como su único destino en España, dicen que por su bajo nivel de contaminación. 45.000 fans se juntaron en el estadio de fútbol municipal, entre ellos la infanta Cristina, Penélope Cruz o Joaquín Cortés. En 2003 llegó el turno de los Rolling Stones. Fue en el descampado de la Feria de Muestras, en un recinto de complejos accesos que sufrieron los más de 40.000 espectadores que hasta allí se acercaron. Ya más recientemente, Madonna actuó en este mismo escenario en 2009 ante 30.000 personas, en el que tal vez fuera el último gran concierto (por dimensiones físicas y por repercusión mundial del artista) celebrado en Aragón.

Estos escenarios han acogido estrellas internacionales, pero también han servido de plataforma de confirmación a aragoneses que han sido profetas en su tierra. En el selecto catálogo de conciertos memorables muchos aún guardan el que ofrecieron Héroes del Silencio, Las Novias y Niños del Brasil en 1991. Fue en La Romareda y asistieron 25.000 personas. 16 años después, en 2007, Héroes volvió con una doble pilarista. En tres días, llenó dos veces La Romareda.

En el mundo del deporte, el Mundial de fútbol fue (y quiere volver a ser) un hito para Aragón. Pero, además, Alcañiz también se ha ganado un hueco en las crónicas deportivas. El circuito de Motorland ha permitido que las estrellas más brillantes del motociclismo mundial se hayan paseado por Aragón, heredando la fuerte tradición de carreras de esta localidad. El Mundial de Moto GP se celebró por primera vez en 2010, y lo seguirá haciendo al menos hasta 2026, después de que recientemente se acordarse renovar el acuerdo.

Más reportajes del especial HERALDO sobre el 40 Aniversario del Estatuto de Autonomía de Aragón.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión