Aragón
Suscríbete por 1€

sanidad

María Jesús Chopo: "Hoy se trata de forma global a la persona, y no solo su enfermedad"

Más allá de la mejora que ha supuesto la tecnología en la atención hospitalaria, esta enfermera subraya la importancia de otro cambio vivido en los últimos 15 años: la protocolización y sistematización de los cuidados, que favorece que el paciente esté a día de hoy "menos institucionalizado".

María Jesús Chopo, junto al escáner de Urgencias del Servet. Los avances tecnológicos han sido "claves" en la atención al ictus en Aragón, permitiendo acortar estancias y facilitar la recuperación del enfermo.
María Jesús Chopo, junto al escáner de Urgencias del Servet. Los avances tecnológicos han sido "claves" en la atención al ictus en Aragón, permitiendo acortar estancias y facilitar la recuperación del enfermo.
Toni Galán

La creación de la Unidad de Ictus del Hospital Miguel Servet de Zaragoza, en el año 2007, ha sido uno de los mayores "logros" que ha vivido en beneficio del paciente la Sanidad aragonesa en los últimos 15 años. Así lo indica María Jesús Chopo, supervisora de Enfermería de la planta de Neurología de este centro hospitalario, donde ha sido testigo de la inauguración de este servicio de referencia y de otros grandes avances. 

"La Unidad de Ictus marcó un antes y un después en la atención a los pacientes afectados por patología neurológica: se han actualizado tratamientos, se ha puesto en marcha un plan en el que estamos incluidos todos los profesionales que formamos parte del proceso, desde que se inician los primeros síntomas hasta que el paciente es dado de alta, y eso ha supuesto una mejora en la asistencia y la calidad de vidad de estas personas", destaca esta enfermera, que apunta un dato relevante, la "disminución en un 40% de la mortalidad" por esta patología y la reducción del número de complicaciones que a día de hoy conlleva.

Atención "integral" y más cuidados

Otro cambio "importante" que ha vivido la Sanidad aragonesa en los últimos 15 años ha sido, a juicio de esta enfermera, la integración de otros profesionales –geriatras, terapeutas ocupacionales y trabajadores sociales– como miembros de los distintos equipos multidisciplinares que hoy dan una respuesta "global" a las necesidades del paciente. "Ya no no se contempla solo al enfermo que ingresa como alguien que está sufriendo un problema de salud en ese momento, sino que se valora a la persona de manera integral, en un contexto que incluye ese aspecto social. La mayoría de los enfermos son personas que antes o después deben volver a su entorno, que es donde mejor están, y eso a veces se dejaba un poquito de lado", confiesa Chopo, quien matiza que aunque se ha avanzado en esta línea, todavía queda "mucho recorrido" por hacer en un área, la de los cuidados, en la que los medios son "limitados", y a los profesionales les gustaría poder hacer más.

"Los recursos son los que son y entedemos que no es prioritario, pero hay muchos procesos que necesitarían un poquito de ese apoyo y de esa escucha. En mi caso, atendemos una patología que es una de las causas más frecuentes de discapacidad en el adulto y que requiere de unos tratamientos de rehabilitación que por supuesto se dan, pero los profesionales vemos que deberíamos destinar más recursos a esto. Al fin y al cabo, cuanto antes recuperemos a una persona para devolverla a su vida habitual, antes estaremos devolviendo a la sociedad esa inversión sociosanitaria que se ha hecho", concluye esta enfermera.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión