Aragón
Suscríbete por 1€

aragón

Violencia vicaria: "Que no se comuniquen los juzgados nos perjudica y 'revictimiza' a nosotras y a nuestros hijos"

La asociación Somos + pide una "ventanilla única" para las demandas de Familia y Violencia de Género, para facilitar el cruce de datos y evitar la falta de información en casos como el asesinato del niño de 11 años por su padre en el municipio valenciano de Sueca.

Natalia Morlas, presidenta de la asociación Somos Más.
Natalia Morlas, presidenta de la asociación Somos Más.
José Miguel Marco

El asesinato de un niño de 11 años por su propio padre en la localidad valenciana de Sueca, el pasado domingo, ha puesto de relieve el problema de comunicación entre juzgados de distintas materias como los de Familia (orden civil) y los de Violencia de Género (penal). El detenido habría matado al menor para vengarse de la madre, su expareja, según las primeras investigaciones, que han revelado que el tribunal de Familia otorgó la custodia compartida del niño sin saber que había una sentencia firme por violencia de género.

"Es un caso claro de violencia vicaria porque lo ha hecho para seguir maltratando a la madre. Saben que maltratar a nuestros hijos es el maltrato más grande que nos pueden hacer, es darte donde más te duele, más que darte una paliza", cuenta Natalia Morlas, presidenta de la asociación de mujeres supervivientes a la violencia de género, Somos + Zaragoza. Desde la organización denuncian la falta de comunicación entre los juzgados y piden una "ventanilla única judicial" para todas las demandas que tengan que ver con una persona en temas de familia y violencia de género. Lo asemeja al "médico de familia, que te ve siempre el mismo". De esta forma se evitaría "estar saltando de juzgado en juzgado cada vez que ponemos una denuncia por algo".

Comunicación al juez

En el día a día en los juzgados, los abogados de familia explican que son preguntados por los jueces por si hay otros asuntos pendientes cuando interponen una demanda o ellos mismos los incluyen al final de la misma. "La experiencia de cualquier abogado de familia es que cuando una persona ha empezado un procedimiento, el juez te requiere para que digas si hay o no algún procedimiento de violencia iniciado. Si está iniciado, Familia se inhibe a favor de Violencia de Género", explica Isabel Giménez, abogada zaragozana especializada en la primera materia. Esta situación no se dio en el caso del parricidio ya que el juzgado de Familia, perteneciente al orden civil, siguió adelante y dictó una sentencia de custodia compartida. Ni el abogado de la madre ni ella misma avisaron, por razones que no han trascendido, de que existía una sentencia previa por malos tratos. 

"No existe una base de datos digitalizada. Solemos ser las partes las que los comunicamos", insiste sobre la práctica en los tribunales.

"Hay una falta de medios en la Justicia porque tendría que existir una conexión", comenta Virginia Laguna, abogada especialista de familia y civil y miembro de la Junta del Colegio de Abogados de Zaragoza. Asegura que lo ocurrido en Valencia es "excepcional" ya que coincide en que cuando se presenta una demanda en el juzgado de Familia "al final ya se pone que no existe ningún procedimiento de violencia o denuncia entre ellos. Si no lo has hecho, el juzgado te requiere".

En este sentido, otras fuentes legales destacan que la falta de comunicación es un "problema endémico de los juzgados" y achacan parte de dicha carencia a la "saturación", que hace que "no den abasto". Señalan que ocurre "en todos los órdenes judiciales", por lo que la comunicación puede fallar también entre juzgados de lo Mercantil y lo Civil, por ejemplo. 

Cruce de datos

Consideran que es tarea de la parte que demande indicar todo lo que puede afectar al caso. Puede que las partes no lo mencionen en algunos supuestos, por ejemplo, en los que se archivó la demanda al no probarse que hubo violencia, si se cumplió la pena o prescribió. "Son juzgados diferentes, competencias diferentes y no está previsto que haya un cruce de datos", recalcan las citadas fuentes.

La Judicatura, Fiscalía, Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, atención a las víctimas y el Instituto de Medicina Legal de Valencia tienen previsto analizar este miércoles qué ha fallado en el caso de la muerte del niño de Sueca. 

Giménez considera que puede haber un problema en esa "zona intermedia", mientras un juzgado y otro se dan traslado. "Si en medio hay un episodio de violencia hay obligación de comunicarlo como cuestión ética porque a partir de ese momento cambia la competencia", añade. Entonces pasa a ser competente el juzgado de Violencia de Género y dejará de serlo "solamente si hubiese sentencia absolutoria", añade Laguna. Pone como ejemplo el caso de que se interponga una denuncia de malos tratos contra una de las partes, pero resulte absuelta, por lo que "no debería haber existido tramitación en el juzgado de Violencia de Género". En ese caso, se volverán a resolver todos los asuntos de la separación o los hijos en el juzgado de Familia.

"La no comunicación entre juzgados a las únicas que perjudica, 'revictimiza' y deja en indefensión total es a nosotras y a nuestros hijos", lamenta Morlas. Considera que "debería ser obligatorio que se pidieran antecedentes" porque desde la asociación se insiste en que "un maltratador nunca será un buen padre". En el caso de la madre que ha perdido a su hijo cree que tras arrebatarle lo que más quiere de esa forma "esta mujer está muerta en vida".

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión