Aragón
Suscríbete por 1€

Dos tercios de los docentes aragoneses tendrán que acordar la promoción en la ESO con más de dos suspensos

Así lo establece el borrador de la orden de Educación de la DGA en la que se regula la evaluación y la promoción en las distintas etapas.

Alumnos de 4º de la ESO del colegio El Salvador.
Imagen de archivo de alumnos de 4º de la ESO del colegio El Salvador.
F. Jiménez

Los alumnos de secundaria con más de dos suspensos podrán promocionar o titular siempre que al menos dos tercios de los miembros del equipo docente estén de acuerdo en que lo hagan porque pueden seguir sus estudios con éxito el curso siguiente, consideran que pueden recuperar las materias y es lo mejor para su evolución académica.

Así lo establece el borrador de la orden de Educación de la DGA en la que se regula la evaluación y la promoción en las distintas etapas. El documento definitivo, que ya ha sido informado por el Consejo Escolar de Aragón, está pendiente de publicarse en el BOA.

De esta forma, el Ejecutivo autonómico, sin llegar a poner tope al número de no aprobados en la ESO para pasar de curso y obtener el título (uno de los temas polémicos), sí fija unos límites y pautas. Además del acuerdo necesario de dos tercios de los profesores, el Ejecutivo autonómico marca cinco aspectos que el equipo docente debe tener en cuenta: si las calificaciones negativas son especialmente bajas; la evolución, motivación y esfuerzo del alumno; la cantidad de suspensos; la continuidad en cursos superiores de los ámbitos no superados y las condiciones socioafectivas o sanitarias particulares.

Hasta ahora, con la Lomce un estudiante no podía dejar Matemáticas y Lengua a la vez si quería pasar de curso y el tope estaba fijado en tres cates. Para Eva Bajén, presidenta de la Asociación de Directores y Directoras de Institutos de Aragón (Adiaragón), "a la hora de la verdad" la forma de evaluación "no va sufrir un cambio significativo", ya que, al final, se trata de una "decisión colegiada" de los docentes, algo que en estos momentos en la práctica ya sucede. Además, los que suspendan muchas asignaturas seguirán teniendo que repetir hasta que hayan alcanzado el número límite de dos cursos en toda la ESO.

División de opiniones

Las principales asociaciones de madres y padres mantienen posturas encontradas. "La evaluación continua y global tiene que ser cualitativa y no cuantitativa. Hay que diferenciar evaluar, que es valorar el grado de competencias que se ha adquirido y en qué situación, de cuantificar con una nota concreta en un examen. Un 3 puede tener más valor que un 6 dependiendo de dónde ha partido cada alumno y en qué situación se encuentra", opinó Nieves Burón, gerente de la federación de familias de la escuela pública Fapar. "Nos empeñamos en castigar a los chicos que no obtienen resultados numéricos en lugar de buscar una enseñanza atractiva y motivadora", dijo.

Desde la concertada (Fecaparagón), Concepción Ibáñez comentó que aunque comparten el "enfoque competencial", pasar de curso con más de dos suspensos puede resultar "un lastre" para el alumno. En general, "se rebaja el nivel y la exigencia y no se premian el esfuerzo y la dedicación". Recordó que en la ESO hay "otras vías" para titular. "No tiene sentido plantear esta evaluación en la ESO y luego continuar en bachillerato preparándoles a jugarse todo en un examen", dijo.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión