Aragón
Suscríbete por 1€

sociedad

¿Qué dice de ti tu foto de Whatsapp?

No conviene elegir la imagen de perfi a la ligera pues la imagen seleccionada ofrece rasgos de la personalidad. ¿Es conveniente poner posados en bikini o fotos con familiares?

Algunas de las imágenes del Whatsapp de la agenda de contactos.
Algunas de las imágenes del Whatsapp de la agenda de contactos.
Heraldo

Hay todo tipo de estudios y de premisas. Dicen que quien pone una foto en color en su perfil de Whatsapp es alguien “optimista”, mientras que si la imagen es en blanco y negro pueden atribuírsele “rasgos introspectivos”. Un posado con media sonrisa indica “seguridad en uno mismo” mientras que una foto de grupo puede significar extroversión pero también exceso de “dependencia emocional”.

¿Cómo elegir una foto adecuada para el circulito del Whatsapp? ¿Sabemos diferenciar entre un perfil laboral y otro personal? ¿Conviene cambiarla a menudo? Todos tenemos en nuestra agenda contactos que nos han sorprendido por la elección de su imagen. Generalmente suele ser o por exceso de narcisismo (posados en el gimnasio, por ejemplo) o por símbolos e imágenes en exceso crípticas que no se sabe bien qué identifican.

El estudio más científico hasta la fecha ha analizado 66.502 fotos de distintos perfiles

“Es un campo muy interesante pero poco científico. Generalmente nos basamos en reacciones, opiniones o pseudociencia. Uno de los pocos estudios serios que hay es el que analiza el llamado ‘Big Five’, esto es, cinco factores de rasgos de personalidad, en un trabajo de investigación que analizó 66.502 fotos de perfil de Twitter”, comenta la psicóloga Sandra Sánchez. En este estudio, que puede consultarse en inglés en AAAI Digital Library, se aborda el análisis detallado de la personalidad a través de cinco pautas: responsabilidad, extroversión, amabilidad, inestabilidad y apertura a nuevas experiencias.

“La responsabilidad se identifica con fotos naturales, coloridas y brillantes, denota emociones más positivas. La extroversión se refiere a aquellas que hablan de sí mismas pero a través de su entorno, lo que les rodea, un grupo de amistades. La amabilidad se percibe en fotos menos cuidadas, menos editadas y menos estéticas”, explica Sánchez, también gerente del Espacio Ítaca. Por último, según la experta, la inestabilidad se representaría con “expresiones neutras así como rostros escondidos tras sombreros, bufandas o las propias manos”, mientras que serían los perfiles más creativos y artísticos aquellos en los que el rostro ocupa la mayor parte del cuadro de forma original o inusual.

“La foto que escogemos para poner de perfil es la primera imagen que muchos ven de nosotros y, por ello, hay que saber elegirla con acierto y con sentido común”, dice Helga Martínez, experta en comunicación corporativa y responsable de la agencia MIT Comunicación Estratégica, que acaba de cumplir diez años. “Creo que es un campo muy libre y que, más que personalidades, quizá refleje momentos vitales, en los que a veces apetece incluir paisajes o, incluso, alguna frase creativa”, opina Martínez, al tiempo que recuerda que “estas imágenes son fáciles de descargar y manipular por otros, por lo que conviene andarse con cuidado a la hora de decidir qué foto nos identifica”. Hay quienes optan por poner el escudo de su equipo, quienes prefieren una foto con los sobrinos (menores, ojo, cuidado) o los que rescatan la foto de la boda, aunque se haya celebrado hace más de una década.

“Es recomendable diferenciar entre los perfiles de empresa y los personales. Si ambos confluyen en un mismo número de teléfono, lo mejor es que la foto sea identificativa de la persona. Recurrir a fotos de momentos familiares o de relax, como un viaje, "humanizan" mucho a ese profesional, y quizá utilizar imágenes más corporativas (como posados profesionales, participación en ponencias, etc.) se asocia a un target más 'junior', con ganas de emprender retos profesionales”, explica Martínez.

Poner como foto una caricatura o un dibujo animado indica un carácter "creativo o soñador"

Lo cierto es que es complicado hacer generalizaciones y aún más subestimar la creatividad y las pretensiones de lectura de cada uno de los usuarios de estas aplicaciones que requieren una fotito para usarlas. También se puede dejar la imagen en blanco (sin foto de perfil), aunque resulta más evocador poner un paisaje, una mascota o un cuadro del Prado. Si la cuenta del Whatsapp pertenece a una empresa lo más aconsejable es directamente colocar el logotipo o la información de la tarjeta de presentación, los horarios y el teléfono (aunque este ya lo tiene quien conversa por la aplicación).

Un estudio de la Universidad de Pennsylvania, que trató de luchar contra las citadas generalizaciones, buscó patrones comunes analizando de nuevo miles de imágenes pero las conclusiones resultan en exceso vagas. Así, señala que los selfis pueden advertir de un exceso de ego y seguridad en uno mismo o que una foto con la pareja demuestra una dependencia emocional fuerte. También señala esta investigación que quienes recurren a poner una caricatura o un dibujo animado suelen ser “creativos y soñadores”.

Pero, ¿qué significa el fotograma de tal o cual película? ¿Y alguien que pone información servicio en su perfil? ¿Una foto de espaldas? ¿Otra a contraluz? Las posibilidades son infinitas y las lecturas también. Hay incluso quienes juegan (casi) a suplantar identidades y se colocan fotos de actores de hace unas décadas que, si el interlocutor millennial no los conoce, puede prestarse a engaño. 

Los pIscólogos, al margen de la citada regla de los ‘Big Five’, explican que el ‘modelo de Ekman’ también se puede aplicar al uso que actualmente se hace de las redes sociales. Paul Ekman dedicó su vida al estudio de las emociones y a todo lo que revelan los rostros. Analizó los rasgos faciales de las personas con microexpresiones muchas veces involuntarias que se plasman en el disparo de las fotografías. Aunque sus estudios se remontan a 1971 y entonces no había filtro Valencia de Instagram -dicen que es el mejor para disimular arrugas-, Ekman se centra en las “emociones automáticas”, que se adivinan y están presentes en cada uno de nuestros retratos.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión