Aragón
Suscríbete por 1€

aragón

Mayores: cuando hablar es compartir

Nueve centros municipales de convivencia para personas mayores de Zaragoza desarrollan el programa ‘Nos gusta hablar’, impulsado por el Ayuntamiento para paliar las situaciones de soledad no deseada.

Rosa (de pie) conversa con otra de las usuarias del programa 'Nos Gusta Hablar', en el centro municipal de convivencia para personas mayores Laín Entralgo de Zaragoza.
Rosa (de pie) conversa con otra de las usuarias del programa 'Nos gusta hablar', en el centro municipal de convivencia para personas mayores Laín Entralgo de Zaragoza.
Guillermo Mestre

Una estancia luminosa decorada con sillones, sofás y mesitas –imitando a un salón familiar– es el espacio destinado a las personas que cada día participan en el centro municipal de convivencia para mayores Laín Entralgo en el programa ‘Nos gusta hablar’, puesto en marcha por el Ayuntamiento de Zaragoza en el año 2017 y que el actual equipo de gobierno acaba de extender a otros cinco centros más (en total son nueve), dentro de sus políticas encaminadas a mejorar la atención a este colectivo y paliar las situaciones de soledad no deseada.

"Queremos que se sientan como en su hogar; de hecho, solo aquí hay sillones en todo el centro. Este es un espacio abierto al diálogo, la conversación, el encuentro y al compartir. La mayoría de las personas que acuden al programa son mujeres que viven solas. Tienen amigos y familias, pero hay una necesidad de encontrar un sitio propio de relación con iguales. Para ellas, es un recurso válido para su situación personal, ganar calidad de vida y satisfacción personal. Veo que les sirve", afirma la directora del Laín Entralgo, Laude Contreras.

Ya en el verano de 2021, después de los duros meses de pandemia, aprovecharon el jardín para tener un primer contacto con ‘Nos gusta hablar’ y, dada la buena acogida, desde la Oficina del Mayor del Consistorio se decidió ampliar el programa a inicios de marzo a este centro (junto a los de Francisco de Goya, Torrero, La Jota y Oliver).

También la concejala de Mayores, Paloma Espinosa, resalta su buen funcionamiento. "Su eficacia está demostrada en las personas mayores que asisten al proyecto; muchas de ellas viudas. Si escuchases cómo dicen que les ha servido muchísimo para encontrar gente que está en su misma situación... Crean unos lazos de amistad, les sirve para obligarse a salir de casa y no encontrarse solas, que es en definitiva lo que buscamos", destaca.

Todos los centros en los que está implantado dicho programa cuentan con 'pequeños salones' –abiertos todos los días y sin horarios– en los que sentirse cómodos y también con monitores, que dinamizan las conversaciones. No obstante, tal y como explica Paloma Espinosa, eso es al principio porque el espíritu de ‘Nos gusta hablar’ es que luego sean los usuarios quienes las animen. "En pocos meses son totalmente autónomos y no necesitan ni siquiera del monitor", dice la concejala, quien recuerda que Zaragoza pertenece a la Red Mundial de Ciudades Amigables con las Personas Mayores de la OMS.

Una de las dinamizadoras del Laín Entralgo es la joven Cristina Ausejo –terapeuta ocupacional–, que este jueves por la mañana moderaba la conversación entre la decena de asistentes. Por delante dos horas de charla amigable y entretenida, que arrancaba con uno de los temas propuestos por los participantes: la publicidad.

Un baúl de temas

"Tenemos un baúl de asuntos que les interesan a los usuarios; los escriben en un sobre y cada día sacamos uno. Hasta ahora hemos tratado el respeto, el teatro y el cine, los restaurantes y las comidas, y cómo les ha afectado el coronavirus en sus actividades cotidianas. La idea es que sea una conversación normal entre amigos y, como ocurre en cualquier círculo, la conversación deriva por donde tiene que derivar: es difícil fijarse en un único asunto. Eso es bueno; esto no es una clase», apunta Cristina, que califica la experiencia de muy positiva. "Veo gente con ganas de hacer cosas y de que se las tenga en cuenta", detalla.

Su observación se cumple a rajatabla. Si el punto de partida era la publicidad enseguida aparecen el reciclaje, los negocios, el emprendimiento, las compras en el Mercado Central, los ciclos de música en el Auditorio, Cataluña y los políticos del 'procés', los viajes al extranjero, el proyecto del actor Leonardo DiCaprio de producir diamantes artificiales en Trujillo, el programa televisivo de María Casado ('Las tres puertas’).... y hasta ponen el vídeo en el que Manu Carrasco canta a Zaragoza por bulerías, en su reciente concierto en el pabellón Príncipe Felipe.

Pedro Ortín habla con la dinamizadora Cristina Ausejo, este jueves por la mañana en el centro Laín Entralgo en Zaragoza.
Pedro Ortín habla con la dinamizadora Cristina Ausejo, el pasado jueves por la mañana en el centro Laín Entralgo en Zaragoza.
Guillermo Mestre

"Esto pasa todos los días. ¡Se monta un guirigay!", afirma con una sonrisa una de las asistentes, que acude al programa dos veces por semana junto a su marido (el único hombre del grupo). El susodicho es Pedro Ortín, de 80 años, que reconoce que se dan "momentos de mucha complicidad" entre ellos, abordando incluso aspectos personales. "Nosotros venimos por conocer personas de diferentes ambientes al que nos movemos; nos gusta estar con gente de otros ámbitos culturales y económicos. No sabes lo que te puedes encontrar: incluso hay personas de otras regiones y otras con vidas bastante azarosas. Me ha sorprendido que gente que consideras que han tenido menos experiencias, tienen una vida muy intensa tanto cultural como familiarmente", señala.

Asimismo, Pedro admite que lo que más le preocupa en los tiempos que corren es la salud "por encima de todo", la estabilidad emocional y económica y el tener amigos. "Si tienes estas tres cosas, lo tienes todo en la vida", sostiene, al tiempo que apunta hacia María. "Me enseña muchas cosas", dice.

"Me preocupa la soledad de mucha gente mayor por parte de la familia y las amistades; también me interesa el respeto humano y darte a los demás"

La aludida es una mujer de 69 años, que vive sola, a la que le gusta estar activa y es "muy habladora". "Hay dos clases de soledad: la impuesta y la deseada. La mía es impuesta. No me gusta estar sola, intento meterme en todo lo que puedo y tengo muchas amigas", cuenta.

María acude al programa municipal con la intención de aprender a escuchar, respetar otras opiniones y, de paso, aportar las suyas. "Está siendo una experiencia muy positiva y si te comprometes, hay que seguir las cosas en la forma en la que puedas. A mí me preocupa la soledad de mucha gente mayor por parte de la familia y las amistades; llegas a mayor y parece que molestas. También me interesa el respeto humano y darte a los demás. Yo me he volcado en ayudar en todo lo que he podido y si pudiera, ahora me iría a Ucrania", manifiesta.

Salir de casa y relacionarse

También Mercedes A., de 78 años y viuda desde hace diez años, necesita salir de casa y relacionarse con otras personas. "Desde hace muchos años llevo viniendo a hacer actividades a este centro municipal. Siempre me ha gustado hablar y me encuentro mucho mejor desde que vengo a este programa: sabes que tienes que arreglarte, acudes dando un paseo... Vengo satisfecha, tranquila y hablamos de todo", explica. En cuanto a los temas que más le interesan, esta mujer hace hincapié en la invasión rusa de Ucrania y el elevado coste de la vida. "Es imposible que la gente salga adelante con el alza de los precios. Hay muchas familias que no pueden salir de este problema; veo que la cosa está muy mal", se lamenta.

Rosa, de 74 años y también viuda, coincide con Mercedes en el temor a la guerra y la situación económica que atraviesa España, en especial la huelga de los transportistas. "Mi yerno es del sector y lo están pasado mal: si salen, pierden y si no lo hacen, también. Y después está la pandemia, que afecta a todo el mundo, y que resurge en China", enumera. Ella se apuntó a 'Nos gusta hablar' por su amiga Ana, que le animó. "Y dijimos: 'Vamos a probar'. Pasamos un rato agradable, te enteras de cosas de los compañeros y el resto, de lo que tú puedas aportar. Conocemos a otras personas y suma conocimiento. Me interesa estar activa para estar lo menos posible en casa", asegura, mientras participa activamente en la charla de este jueves.

"Conocemos a otras personas y suma conocimiento. Me interesa estar activa para estar lo menos posible en casa"

Mientras, Irene Ariño, de 81 años, es vecina de la zona y hace más de veinte que acude al Laín Entralgo e incluso se queda a comer. "Tengo muchas amistades aquí; debo salir y hablar con alguien porque vivo sola", cuenta esta oriunda de la localidad castellonense de Palanques. Y añade: "Desearía conversar algún día de mi pueblo. Me gusta venir a este programa; lo que no me parece bien es cuando todos hablan a la vez".

Participantes y la dinamizadora Cristina Ausejo.
Participantes y la dinamizadora Cristina Ausejo.
Guillermo Mestre

Por su parte, Ana Carriazo, técnico de apoyo en este centro municipal de convivencia para mayores, señala que a la gente que le pregunta por este servicio les pone un ejemplo gráfico. "Les digo que es para esos días en que estás solo o aunque estés acompañado necesitas que otro te dé otro punto de vista diferente, ya que muchas veces te encuentras en casa, la lavadora te 'habla', pero no te contesta", explica. Y resalta la buena acogida del programa entre los usuarios, con nuevas incorporaciones diarias. "Al cerrarse los centros durante la covid, la gente tiene necesidad de relacionarse".

De ayuda contra la depresión

El caso que más le ha impactado a la concejala de Mayores es el de una mujer a la que ‘Nos gusta hablar’ le cambió la vida. "Dijo textualmente que le hizo salir de la depresión que la tenía aislada en su domicilio tras enviudar. Que desde que conocía el espacio le apetecía salir porque había encontrado personas en su misma situación. Estas cosas te animan a seguir ampliando; es un proyecto ideal para que socialicen y no se encuentren solos. Además les sirve para crear esos lazos de amistad. Es muy majo y a ellos les encanta", concluye Paloma Espinosa.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión