Aragón
Suscríbete por 1€

Gala de la Educación Aragonesa de HERALDO

Alegría cifra en 80.000 los ucranianos llegados a España, el 40% menores

La ministra de Educación prometió recursos a las autonomías en la Gala de la Educación Aragonesa de HERALDO, celebrada este jueves en la Sala Luis Galve del Auditorio. Defendió que la Filosofía «va a estar más presente que nunca» en el currículo y la eliminación de las notas numéricas.

Los participantes de la Gala de la Educación Aragonesa, en la sala Luis Galve del Auditorio.
Los participantes de la Gala de la Educación Aragonesa, en la sala Luis Galve del Auditorio.
Aránzazu Navarro

La ministra de Educación y FP, Pilar Alegría, aseguró ayer que España ha escolarizado ya a «prácticamente 7.200 menores ucranianos». Así lo explicó en la Gala de la Educación Aragonesa organizada por HERALDO y la Asociación Aragonesa de Psicopedagogía en colaboración con Megablok, Santillana y los colegios Santa María del Pilar, Molière y Juan de Lanuza. Hasta un 50% pertenecen a la etapa de primaria, mientras que un 25% se enmarcan en la de infantil y el 25% restante, en la de secundaria.

Alegría confirmó que «habrá recursos» para que las comunidades afronten el sobrecoste de este proceso de escolarización exprés y adelantó que próximamente se sacará una convocatoria para 200 auxiliares de conversación. También se traducirán al inglés y al ucraniano los materiales y portales educativos a fin de facilitar el ‘aterrizaje’ de las familias, y se trabajará en distintos grupos con países y comunidades autónomas.

Para la ministra socialista, el proceso es «muy heterogéneo», concentrándose gran parte de los alumnos en Madrid, Cataluña, Comunidad Valenciana y Murcia. Los datos, sin embargo, siguen siendo «muy inciertos», ya que se desconoce cuánto durará la guerra. «Por el momento han venido 80.000 personas a España y, de ellas, el 40% son menores», dijo.

En su opinión, el sistema educativo ha reaccionado de manera «muy positiva», demostrando lo mejor de sí mismo y dando una respuesta inmediata a las necesidades de los menores.

Pilar Alegría y la presidente de HERALDO, Paloma de Yarza.
Pilar Alegría y la presidenta de HERALDO, Paloma de Yarza.
Aránzazu Navarro

Entrevistada por el director de HERALDO, Mikel Iturbe, la ministra no eludió la polémica en torno al nuevo currículo de la ESO. Insistió en que la Filosofía «no va a desaparecer». «Va a seguir existiendo, y con mayor presencia que hasta ahora», expuso.

La titular de Educación y FP calificó de «bulo» todo lo relacionado con la supresión de esta asignatura. «La Filosofía era hasta ahora una materia optativa y va a poder seguir siéndolo, si así lo deciden las comunidades. Sin embargo, va a ser obligatoria en primero y segundo de todos los distintos bachilleratos. Además, ponemos en marcha una asignatura llamada Educación en valores Cívicos y Éticos que será obligatoria para todos los estudiantes en 5º o 6º de primaria y en 3º o 4º de la ESO», manifestó.

En cuanto a la supresión de las notas numéricas en secundaria, defendió que este modelo ya se aplica en otros países de la Unión Europea. También se refirió a la falta de consenso político, destacando el apoyo recabado por la Ley de FP. «Si partimos de posturas maximalistas es muy difícil llegar a acuerdos. Hay que intentar alcanzar otros que, aunque sean menores, puedan resultar importantes», indicó. Y respecto a la reforma de la función docente, no puso fechas. Su intención es que los profesores «se sientan implicados», abordando cuestiones como la formación inicial o los temarios de las oposiciones. «El objetivo es conseguir un profesorado motivado, que sienta reconocido su esfuerzo. No nos hemos querido fijar un calendario, es importante desmenuzar los distintos planteamientos que estamos desarrollando e ir de abajo a arriba», justificó Alegría.

Los riesgos de la digitalización

La pandemia fue otro de los temas que estuvo presente en la Gala de la Educación Aragonesa. La ministra reconoció que han sido dos años «muy complicados», y que conseguir volver a la presencialidad y hacerlo en un entorno seguro solo ha sido posible gracias al esfuerzo y el trabajo de toda la comunidad educativa. Tras todo lo vivido hay aspectos, como la digitalización, que han venido para quedarse. «Tenemos herramientas que permiten hacer una educación más personalizada, pero si no nos preparamos mejor corremos el riesgo de ensanchar las desigualdades», dijo.

También se refirió a la crisis sanitaria el consejero de Educación, Felipe Faci, quien destacó la importancia que ha tenido la comunidad educativa para mantener la enseñanza «viva» durante estos más de dos años. A su juicio, la organización del sistema «debe flexibilizarse» y dar más autonomía a los centros. «La escuela debe estar al frente al empoderamiento social que debe haber», agregó. Y en cuanto a los menores ucranianos, instó a estar orgullosos de la respuesta que se está dando como país y a nivel europeo e incidió en que no solamente hay que darles un puesto escolar, sino «atenderles de acuerdo a sus necesidades». 

Juan Antonio Rodríguez y Javier Castillo, en la mesa redonda.
Juan Antonio Rodríguez y Javier Castillo, en la mesa redonda.
Aránzazu Navarro

La interacción como clave

Durante la gala, a la que también asistieron, entre otros, la delegada del Gobierno, Rosa Serrano; y la presidenta de HERALDO, Paloma de Yarza, también se alertó del incremento de los problemas de ansiedad, estrés y ‘ciberbullying’ que ha propiciado la pandemia. «La tecnología ha ayudado, pero no es lo único que da calidad. Si falta la interacción humana sí se ven carencias. Los alumnos que no han tenido interacción social están teniendo problemas afectivos y emocionales que están afectando al rendimiento escolar», aseguró Juan Antonio Planas, presidente de la Asociación Aragonesa de Psicopedagogía.

Subrayó, en este sentido, la importancia de invertir en educación. «Da miedo que, ante el aumento del presupuesto en Defensa y la construcción de infraestructuras megalómanas, los paganos puedan ser la educación y la sanidad», aseveró.

En la sesión, conducida por la periodista Teresa Martín, también hubo tiempo para debatir sobre metodologías activas y educación emocional. La primera de las mesas redondas, moderada por la doctora en Ciencias de la Educación y docente en el centro público integrado Zaragoza Sur, Marta Gutiérrez, incidió en la importancia de la inclusión y el papel de las escuelas del medio rural.

También hubo tiempo para que Laura Pueyo hablara desde Londres, vía videoconferencia, sobre las tendencias europeas en educación, dejando claro que la calidad docente es «el factor con mayor impacto sobre los resultados del alumnado». Y con poco tiempo que perder, la segunda mesa, moderada por María Torrecilla, orientadora del colegio Juan de Lanuza, ahondó en la necesidad de trabajar las emociones y no atender solo al resultado académico, un aspecto especialmente importante en un contexto internacional aún marcado por la pandemia y por la guerra en Ucrania.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión