Aragón
Suscríbete por 1€

Opinión

El ruido político eclipsa
la guerra

OPINIÓNACTUALIZADA 31/03/2022 A LAS 05:00
Pedro Sánchez este miércoles en el Congreso
Pedro Sánchez este miércoles en el Congreso
Efe

Tropieza la clase política dos veces en la misma piedra. Los errores que cometió en la gestión de la covid se repiten al intentar dar respuesta a los efectos de la guerra. El Gobierno tarda en reaccionar, confiado, quizá, en que los problemas se solucionan solos. Pero eso nunca pasa; y esta vez, tampoco. Reclama el apoyo de la oposición para un plan excepcional que diseña en solitario. Bien es cierto que corresponde al Ejecutivo impulsar la acción de gobierno, pero cualquier ayuda es buena en esta España de postpandemia en la que las empresas y las familias se asfixian por los costes energéticos y por una inflación que no cesa.

Cotizan al alza las palabras. A un año de las elecciones, la rentabilidad de las negociaciones baja. Tal es así, que ni los socios se ponen de acuerdo. Pero hace tanto frío fuera del Gobierno que congela la coherencia y se protesta, pero con la boca pequeña. Tampoco colabora la oposición, que azuza el desencanto buscando réditos electorales. Tan caros son los pactos que pronto figurarán entre los artículos de lujo que conforman la tradicional cesta de la compra. Para frenar el IPC instan a contener sueldos y beneficios en un pacto de rentas, pero solo en el sector privado;_en el público se ha olvidado.

Ajenos a la deriva económica que se agudiza en España, luchan en Ucrania por sus vidas y por la democracia. La sinrazón de Putin castiga a Europa, que se reparte a cuatro millones de refugiados. En pleno siglo XXI, cuando nadie pensaba que sufriríamos las consecuencias de una guerra. Aunque el ruido político eclipse la contienda.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión