Aragón
Suscríbete por 1€

"El conflicto del transporte no ayuda en nada a los problemas de falta de suministro y el coste altísimo de la luz"

El director de Operaciones de BSH España, José Juste, ha señalado que la fábrica de lavadoras de La Cartuja solo pudo trabajar un día la semana pasada y que para esta las perspectivas son mejores.

Uno de los trabajadores de BHH en la planta de La Cartuja trabajando con un exoesqueleto, aún en pruebas, que pretende corregir las malas posturas y la fatiga en el puestro de trabajo.
Uno de los trabajadores de BSH en la planta de La Cartuja trabajando con un exoesqueleto, aún en pruebas, que pretende corregir las malas posturas y la fatiga en el puestro de trabajo.
S. E.

"Esperamos que se cierre el conflicto en el transporte porque no ayuda nada" a la situación tan complicada que viven muchas empresas. "La semana pasada la fábrica de La Cartuja solo trabajó un día y para esta semana las perspectivas parecen mejores, pero no se pueden hacer previsiones". Lo ha dicho este lunes por la mañana el director de Operaciones de BSH España, José Juste, en la visita a la fábrica de La Cartuja por parte de la consejera de Economía del Gobierno aragonés, Marta Gastón

Una visita cuyo objetivo ha sido apoyar la candidatura de BSH España en los premios de salud laboral que concede la Agencia Europea para la Seguridad y Salud en el Trabajo en los que ha quedado finalista en España esta compañía, junto a la pyme barbastrense Julián Mairal, por su plan  de prevención de trastornos musculoesqueléticos, que ha conseguido reducir un 12% la afección de sus trabajadores, en los años que lleva trabajando junto a la MAZ y la Universidad de San  Jorge a través de  la Cátedra Empresa Sana.

Juste ha reconocido que aunque el impacto de paro del transporte en Aragón ha sido menor, sí han tenido afecciones en otros entornos geográficos donde también tienen plantas y ha reiterado que es otro conflicto que "no ayuda" al problema que tienen de falta de suministro de componentes electrónicos, que les ha obligado a parar ya producciones varias veces, así como al altísimo coste de luz que soportan, que se ha multiplicado hasta por cuatro veces lo que pagaban el año anterior, y que han tenido que empezar a repercutir a los clientes, aunque solo en una parte.

Asimismo, ha pedido al Gobierno que "busque una fórmula" que haga que estos impactos se reduzcan ya que son mayores por el coste de la energía que en otras fábricas de BSH en Alemania y otros países lo que les resta competitividad. "Hacemos lo que podemos para asegurar la producción. Tenemos demanda, pero los costes de las materias primas son altísimos desde hace dos años y también el coste energético. No es ninguna novedad", ha manifestado.  

Pese a tantas complicaciones y la incertidumbre general, Juste ha indicado que el año pasado fue "bastante bueno" en cuanto a resultados para BSH España y este año la previsión es que sean superiores, pero todo dependerá, según Juste, de cómo se comporte el problema de aprovisionamiento de materiales y de la evolución del mercado. Aunque no ha concretado en qué volumen anual de producción de lavadoras está La fábrica de La Cartuja, si ha destacado que "este año producirá más que el anterior" aunque el coste de la energía sea hasta 3 o 4 veces superior.

Son 400 personas (70 eventuales) los que trabajan actualmente en la planta de BSH en La Cartuja que trabaja por las mañanas a dos líneas y por la tarde a una, siendo actualmente la producción de unas 2.700 lavadoras diarias. 

Los problemas que marcan la actualidad de las empresas cuyo ritmo de producción se está viendo afectado por los precios disparados de la materia prima y de la energía a los que se suma desde hace quince días el paro del transporte han marcado una visita organizada para mostrar el detalle de todo el trabajo que el departamento de salud laboral de esta empresa está realizando para mejorar las condiciones en que se trabaja y ahorrar esos 2,9 millones de euros de coste que tienen para BSH las bajas por enfermedad común y accidente, a los que hay que sumar otros 3,1 millones que aporta la mutua, en este caso la MAZ. 

Desde BSH, han recordado que los transtornos musculo esqueléticos constituyen una prioridad en el ámbito de la salud laboral en BSH y son el problema de salud más importante, ya que representan un 27% de procesos de incapacidad temporal y además son los que generan un mayor impacto: más de la mitad de los días de ausencia al trabajo (55% de promedio), destacando especialmente los relacionados con la espalda.

En palabras de José Antonio Villalba Ruete, responsable de salud laboral de BSH Electrodomésticos España, “la salud de los empleados es una consideración clave en todas nuestras decisiones de negocio”. Además, resalta la importancia de “cuidar de nuestros trabajadores y ellos cuidarán de la empresa”, recalcando que entienden que “en salud no se gasta dinero, se invierte en futuro”.

Por eso desde 2003 empezaron a trabajar en un plan para minimizar este problema, del que se benefician ya más de 2.000 trabajadores de producción y que ahora les hace firmes candidatos a ganar el premio de la Agencia Europa que solo reconoce uno para gran empresa y otro para la pyme y al que concurren un total de 39 empresas de distintos países. El resultado se sabrá en abril. 

 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión