Aragón
Suscríbete por 1€

La fiesta del crespillo homenajea a tres de sus más significativos valedores

El certamen que regresó a las calles de Barbastro tras dos años de pandemia repartió 12.000 dulces de borraja.

Una docena de hornillos se han colocado bajo los soportales de la plaza del Mercado.
Una docena de hornillos se han colocado bajo los soportales de la plaza del Mercado.
J. L. Pano

Volvía después de dos años y lo hizo de una forma solemne y emotiva. La fiesta del Crespillo, cumplía este domingo su 27 edición, y recuperaba el esplendor de años pasados con largas colas de cientos de metros de público, dispuesto a degustar los 12.000 crespillos elaborados en la docena de hornillos que se colocaron bajo los soportales de la plaza del Mercado de Barbastro.

Este año la fiesta ha tenido tres protagonistas de excepción, dos de ellos fallecidos en 2019 como son el gastrónomo y estudioso de esta fiesta, Joaquín Coll, y Dorita Mur, que firma una de las recetas de este postre. La otra receta más popular es la de Jobita Pardinilla, que a sus 95 años recogió el galardón, una talla metálica de flores de borraja obra de Dulce Rodríguez y Desi Solano, de manos del alcalde Fernando Torres. Jobita, y los viudos de Dorita, Andrés Larrosa, y Joaquín, Katia García, recogieron también sendas tallas que los acreditan como los tres primeros ‘Crespilleros de honor’ por haber estado desde la primera edición elaborando crespillos. Una condecoración otorgada por el Grupo Tradiciones, creador de esta fiesta hace casi tres décadas en 1994 -entonces en el Paseo del Coso-y que se ha convertido en todo un revulsivo social y foco de atracción turística, especialmente con su catalogación en 2015 por el Gobierno de Aragón como Fiesta de Interés Turístico Regional.

Ante la presencia de los responsables de los hornillos participantes en esta Fiesta del Crespillo, Elita Davias, presidenta del Grupo Tradiciones, le ha entregado el trofeo a Kati García Bragado, viuda de Joaquín Coll; acompañado de su hija Mari Paz, Andrés Larrosa, viudo de Dorita Mur, ha recogido el trofeo de manos de José Antonio Pérez, presidente de la Asociación de Empresarios del Somontano de Barbastro; y el alcalde de la ciudad, Fernando Torres, ha hecho entrega del galardón a Jobita Pardinilla.

El Ayuntamiento patrocina esta cita que cuenta con la colaboración de la Asociación de Empresarios del Somontano de Barbastro, así como de varios colectivos de la ciudad como los barrios, comerciantes, Cruz Roja, la asociación de amas de casa Petronila, o en esta edición, una quincena de hosteleros de la comarca. También se enfundaron el delantal el alcalde y los concejales populares, Fernando Torres, Blanca Galindo y Raquel Salas, y los socialistas, Daniel Gracia y Sonia Lasierra, así como el senador y ex alcalde Antonio Cosculluela.

La música de los Gaiteros del Somontano sonó durante toda la mañana mientras las Damas y voluntarios ofrecían a los vecinos y visitantes tan suculento manjar que según la tradición se elabora en torno al día de la Encarnación de la Virgen, el 24 de marzo, para que se “preñen las oliveras” y de su fruto a las puertas de la Navidad.

La apreciada borraja es el ingrediente principal de este postre ritual, aunque algunas poblaciones como Castejón del Puente, utilizan espinacas. Además de la verdura, los ingredientes son huevos, leche, harina, azúcar, anís… y el ‘condimento’ secreto que atesora cada hornillo son otros de los componentes de este postre que, una vez rebozado, se fríe en abundante aceite de oliva muy caliente.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión