Aragón
Suscríbete por 1€

Aragón

El paro de transportes complica la crisis de suministros y frena la actividad empresarial

Tradime decide seguir sin actividad hasta que el Gobierno actúe para bajar el precio del combustible. CEOE, Cepyme y la Empresa Familiar reclaman medidas con el fin de evitar el desabastecimiento.

José Antonio Moliner se dirige a los socios de Tradime en la asamblea de este sábado.
José Antonio Moliner se dirige a los socios de Tradime en la asamblea de este sábado.
Tradime

El paro en el transporte de mercancías liderado a nivel nacional por la denominada Plataforma para la Defensa del Transporte, iniciado el pasado lunes, ha complicado de modo creciente a lo largo de la semana la crisis de suministros que afecta desde hace meses a varios sectores industriales y ha generado un desabastecimiento de alimentos que está frenando la actividad empresarial en todo tipo de sectores de actividad. Al mismo tiempo, se han movilizado miembros de la Asociación Empresarial de Transportes Discrecionales de Mercancías de Aragón (Tradime), organización que decidió ayer en asamblea mantener suspendida su actividad.

"Paramos porque no nos sale a cuenta", indicó ayer José Antonio Moliner, presidente de Tradime, minutos después de concluir una asamblea en la que se decidió mayoritariamente continuar con el paro, porque "antes de arruinarse" por el elevado precio de los carburantes, los transportistas prefieren no trabajar. Con 700 socios que tienen 2.000 camiones, esta organización ha optado por mantener su postura hasta que el Gobierno concrete medidas que consigan una rebaja en los combustibles.

El anuncio del presidente del Ejecutivo, Pedro Sánchez, de esperar hasta el día 29 para adoptar alguna decisión genera inquietud a los transportistas, apuntó Moliner, que como subrayan las principales organizaciones empresariales aragonesas, no pueden esperar hasta entonces. "La rebaja del impuesto de hidrocarburos es la única salvación en este momento", dijo el presidente de Tradime el pasado martes, en la concentración de sus asociados en la plaza del Pilar de Zaragoza.

A pesar de la carta remitida por la ministra de Transportes, Raquel Sánchez, en la que fijaba "la revisión del precio del transporte por la variación del precio del combustible" y donde anunciaba "la reducción del precio en línea con el planteamiento que ya están llevando a cabo en los países de nuestro entorno", el transporte aragonés aboga por "soluciones concretas por parte del Ejecutivo para desconvocar los paros", recalcó Tradime.

En la Federación de Transporte de Mercancías de Zaragoza (Fetraz), que agrupa a las grandes compañías del sector en Aragón, mantienen su determinación de no parar y reivindican su derecho a trabajar de la misma manera que existe el derecho a la huelga.

La organización insistió ayer en que la situación es preocupante, denunció que "se está tardando mucho tiempo en actuar" para conseguir rebajar la factura que se paga por los carburantes y lamentó que una supuesta organización de transportistas que "no representan al sector" esté coaccionando a camioneros en todo el país, obligándoles a parar contra su voluntad con acciones violentas, dañando vehículos, rompiendo lunas, etc. "En Aragón no ha habido muchos incidentes, pero al final nuestros camiones están en toda España", señalaron.

En las carreteras aragonesas ayer se mantuvo la misma tónica, si bien con una seguridad garantizada con la presencia de 908 agentes de la Guardia Civil y la Policía, según informaron desde la Delegación del Gobierno.

Las organizaciones empresariales, mientras tanto, insisten en hablar de "preocupación" por los efectos de los paros del transporte de mercancías y los motivos que los originaron. La Asociación de Empresa Familiar de Aragón (AEFA) solicitó ayer la adopción de medidas urgentes que pongan fin a la huelga de transporte y evitar que un gran número de empresas afectadas por este paro se vean obligadas a cesar en su actividad en los próximos días, en el caso de que la situación persista. "Es necesario y urgente que los gobiernos central y aragonés aprueben medidas que permitan el desbloqueo y la solución de esta situación. Las empresas aragonesas se encuentran en un momento muy tensionado tras un periodo en el que se han sucedido la crisis sanitaria, la falta de suministros, la inflación y una alarmante subida del coste de la energía", señalaron.

CEOE y Cepyme se han pronunciado en la misma línea estos días, reclamando medidas que eviten un desabastecimiento que se empieza a notar en la industria y en el sector de la alimentación, que ya acusa un descenso en la llegada a Aragón de productos como el pescado, algunas frutas y verduras y los piensos.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión