Aragón
Suscríbete por 1€

Aragón

Tradime inicia su paro indefinido que desvincula de la huelga del transporte nacional

Organizado por la Plataforma para la Defensa del Sector de Transporte de Mercancías esta protesta quiere denunciar la "gravísima" situación del sector y unas condiciones laborales "inadmisibles".

El acusado deberá pagar indemnizaciones de más de 354.000 euros para la familia de las dos víctimas mortales y otras cantidades a mayores por los desperfectos a los vehículos afectados.
La protesta se mantendrá hasta que el Gobierno presente un plan de actuación que haga frente al impacto económico que está suponiendo la subida del precio del combustible.
Pixabay

A las 00.00 de este lunes ha comenzado un paro indefinido en el sector del transporte de mercancías por carretera marcado por la división del sector. Organizado por la Plataforma para la Defensa del Sector de Transporte de Mercancías esta protesta quiere denunciar la "gravísima" situación del sector y unas condiciones laborales "inadmisibles", a lo que se suma el alza del precio de los combustibles, acentuada por la invasión rusa de Ucrania.

También a esa hora -aunque se convoca de manera independiente- ha comenzado la protesta apoyada por mayoría por la Asamblea General Extraordinaria de la Asociación Empresarial de Transportes Discrecionales de Mercancías de Aragón (Tradime), que aglutina a 700 socios y 2.000 vehículos, en su gran mayoría autónomos. Una acción que, como explicaron desde esta organización empresarial, se mantendrá hasta que el Gobierno presente un plan de actuación que haga frente al impacto económico que está suponiendo la subida del precio del combustible, que dicen "ya va tarde".

El presidente de Tradime,  José Antonio Moliner, ha precisado que la asociación decidió el pasado sábado en asamblea extraordinaria por mayoría iniciar este paro indefinido independiente, sin adhesiones a ninguna plataforma u organización.

Una medida de protesta en la que no le constan incidentes y cuyo seguimiento entre los socios es difícil de cuantificar al tratarse de pequeñas y medianas empresas, según ha dicho el presidente de Tradime, quien ha insistido en la grave situación que viven por el precios del gasóleo, que casi se ha duplicado en seis o siete meses, por lo que prácticamente trabajan a pérdidas.

"Antes de arruinarse la gente prefiere parar", ha remarcado Moliner, quien ha advertido de la "desesperación" en el sector, ya que "cada vehículo es una familia" y "los nervios están muy crispados".

Una situación que ya transmitió la semana pasada al consejero de Vertebración del Territorio del Gobierno de Aragón, José Luis Soro, para que lo traslade al Ejecutivo central, que "ya tendría que haber actuado", y a su juicio debería reducir el impuesto de hidrocarburos. "Trabajar así no podemos", ha remachado.

Ambos paros no cuentan, sin embargo, con el apoyo de las patronales que representan a las pequeñas y medianas empresas y a los grandes operadores del sector. Así, tanto el Comité Nacional del Transporte por Carretera (CNTC), la Federación Nacional de Asociaciones de Transporte de España (Fenadismer) y la Confederación Española de Transporte de Mercancías (CETM) han negado su adhesión a este paro indefinido porque consideran que "no es el momento" porque solo servirá para desestabilizar aún más la complicada situación por la que atraviesa el sector, de acuerdo con el CETM. 

Aseguran que el seguimiento de la huelga no será ni general ni mayoritario por lo que han lanzado un mensaje de tranquilidad a la ciudadanía asegurando que no se prevé problema alguno de abastecimiento.

No obstante, patronales del sector como CETM, Fenadismer o Astic, con representación en el comité nacional, que pactó con Transportes en diciembre pasado una serie de medidas para mejorar el sector, plasmadas en un real decreto-ley aprobado el pasado 1 de marzo, han exigido al Gobierno que actúe para paliar la descontrolada subida del precio de los combustibles.

El CNTC espera reunirse en los próximos días con la ministra de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, Raquel Sánchez, que ha anunciado que valorará la posible priorización de alguna de las medidas del citado real decreto-ley como la del establecimiento de una revisión obligatoria del precio del transporte cuando varíe el coste del combustible.

Ante la gravedad del momento, el CETM apuesta por trabajar para el pleno desarrollo de los acuerdos del real decreto-ley, que considera la única y también la mejor opción para que el sector pueda salir cuanto antes de "este maldito atolladero".

Sin embargo, la plataforma convocante de las movilizaciones sostiene que, una vez analizados los acuerdos, "se sigue estando en la misma problemática desde el sector de base" y que la administración "sigue negociando con los cargadores (que son los integrantes del CNTC), en vez de atender las llamadas de socorro de los auténticos protagonistas del sector, que son los camioneros de a pie".

A su juicio, los acuerdos pactados con el comité no dan respuesta a la realidad de contratación que tienen los pequeños transportistas, ya que su aplicación no es válida sobre las condiciones que en su mayoría les imponen sus cargadores.

Es una medida que "beneficia a los grandes operadores de transporte que son los que mantienen contratos a largo plazo y de manera directa con los centros de producción", explican.

La entidad organizadora ha enviado una larga lista de reivindicaciones a los ministerios de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, Trabajo y Economía Social, como la prohibición de la contratación de los servicios de transporte por debajo de los costes de explotación y la de la carga y descarga por parte de los conductores y autónomos que realicen la conducción de sus vehículos, con entrada en vigor de manera inmediata.

No obstante, CETM ha reclamado la colaboración de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado por si fuera necesaria su intervención para garantizar el derecho a realizar libremente la actividad.

Fuentes del Ministerio de Interior aseguran que las fuerzas de seguridad pondrán el operativo necesario para garantizar la normalidad en las carreteras.

Tampoco apoya estos paros la Federación de Empresas de Transporte (FET) de Aragón, que agrupa a las asociaciones provinciales de Zaragoza (Fetraz), Huesca y Teruel, que representa a un millar de compañías que aglutinan una flota de unos 5.000 vehículos y suman una plantilla que supera los 7.000 trabajadores.

Paros en Zona Franca de Barcelona y el Port de Tarragona

De momento, se han visto piquetes en el acceso a la Zona Franca de Barcelona y en la A-27, en la entrada al Port de Tarragona por el Eix Transversal, según han informado diferentes fuentes del sector.

Piquetes en Lugo

A primera hora de esta mañana los piquetes cortaban uno de los accesos al polígono de O Ceao, a través de la Rúa Benigno Rivera, y provocaron importantes retenciones en la carretera Nacional VI a su paso por la ciudad de Lugo, donde esta calzada casi funciona como una vía de circunvalación.

Fuentes de la Guardia Civil, que desplegó en la zona un número importante de efectivos, precisaron que no hubo que lamentar incidentes, más allá de las molestias ocasionadas por las retenciones a los conductores que a esa hora punta se dirigían a Lugo, a la ciudad o al parque empresarial.

El portavoz de la Plataforma en Defensa del Sector del Transporte de Mercancías por Carretera Nacional e Internacional, Manuel Hernández, aseguró que el seguimiento de la huelga por parte de los transportistas de Lugo está “siendo muy bueno”.

Además, recordó que la subida del precio del gasóleo también afecta “al sector ganadero”, uno de los pilares de la economía provincial, “y nos están apoyando, porque saben que también tienen que movilizarse para salvar a sus familias”.

Por su parte, el vicepresidente de Tradime -una de las asociaciones de transportistas mayoritarias en Lugo, José Fernández, matizó que este colectivo, en realidad, no está secundando “el paro” convocado por la plataforma, sino que ha asumido “un cese temporal de la actividad” a consecuencia del elevado precio del gasóleo.

Recordó, además, que algunos de sus clientes, cuya actividad también depende del precio de la energía, han tomado la decisión de “para temporalmente” su actividad, lo que también facilita ese “cese temporal” que, en su caso, han asumido los transportistas

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión