Aragón
Suscríbete por 1€

Una casa búnker antisísmica y antiatómica en la provincia de Huesca

Este edificio, en el prepirineo aragonés, se vende como "el más avanzado de España".

Vista de Benabarre.
Vistas de Benabarre, en una imagen de archivo.
Ángel Gayúbar

En un sencillo rastreo por los portales inmobiliarios se puede descubrir que se ofertan casas con búnker, aunque no sea algo muy habitual. El de la Moncloa, el de la base aérea de Torrejón de Ardoz o el búnker del Carmel en Barcelona son algunos de los ejemplos más conocidos del país. En Aragón encontramos varios centenares. Lo que todavía es menos habitual son las casas búnker, como la que se construyó la modelo Claudia Schiffer. Pese a su peculiaridad, en el subsuelo aragonés también las hay.

A 782 metros de altitud está Benabarre, en la comarca de La Ribagorza, rodeada por la Sierra de Laguarres, la Sierra de la Carrodilla y El Montsec de l’Estall, es decir, a las puertas del Pirineo. En este paraje natural se encuentra una discreta casa búnker, tanto que la califican como "casi invisible".

El terreno cuenta con cuatro hectáreas, no obstante, la casa tiene menos metros. La edificación, terminada en 2011, consta de un dormitorio, dos baños, cocina y comedor, tal y como se promociona en un famoso portal de venta y alquiler de viviendas.

"En el subsuelo se ha construido 150 metros cuadrados de sótano adaptado a un refugio antisísmico, antiatómico, el más avanzado de España", anuncian. Se explica que está dotado con tres atmósferas, una capacidad para entre 25 y 50 personas y una autonomía de hasta 20 años.

Entre las características que se describen de la casa búnker destacan que tiene terreno fértil, un grupo electrógeno, placas solares y capacidad de almacenamiento de agua de 15.000 litros. Se ubica en un punto estratégico, cerca de aeropuertos y estaciones de trenes de alta velocidad, tanto en Aragón como en Cataluña. Está a la venta y su precio es de casi 5 millones de euros, sin contar el IVA. En España hay varias empresas dedicadas profesionalmente a la construcción de este tipo de instalaciones, pero no se tiene constancia de ninguna en la Comunidad. 

Más búnkeres de Huesca

Entre 1944 y 1950, Francisco Franco mandó construir cientos de búnkeres en los Pirineos tras la Segunda Guerra Mundial. Estas instalaciones formaban parte de un conjunto de 8.800 búnkeres, la conocida como 'Línea P'. Las fortificaciones, que nunca se llegaron a emplear, se mimetizan en el entorno. Uno de los ejemplos más notables de estos búnkeres se descubre en Canfranc, en la conocida como ruta de los búnkeres.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión