Aragón
Suscríbete por 1€

El coste disparado de la energía obliga a varias industrias a parar una parte de su producción

Ferroatlántica, Megasider, Exide y otras empresas se suman a Alumalsa y recortarán su actividad de fabricación.

Ferroatlántica
Imagen de archivo de Ferroatlántica
José Luis Pano

La invasión rusa de Ucrania ha disparado aún más los elevados costes energéticos que padece desde hace varios meses la industria aragonesa, lo que está obligando a un número creciente de empresas a adoptar decisiones drásticas para evitar pérdidas. Además de Alumalsa, que ha paralizado durante una semana su producción por este motivo, está el caso del grupo Megasider, que en su planta ubicada en el PTR, que da empleo directo a 230 personas, ha tenido que parar la acería. Lo hizo el pasado viernes y así seguirá hasta el 21 de marzo, si bien los trenes de laminación continúan en activo, confirmó este miércoles Eduardo Piñera, director de Megasa Zaragoza. "Con estos precios es imposible que la acería trabaje", dijo. Tras haber alcanzado un acuerdo con el comité de empresa, han modificado los calendarios de modo que la mitad de la plantilla que trabaja en la acería no retome la actividad al menos hasta el día 21. "Con carácter previo a esta fecha nos reuniremos nuevamente para evaluar la situación y ver si es necesario adoptar otras medidas adicionales", señaló.

No es la primera vez que Megasa tiene que parar. Lo hizo ya en fechas previas a la Navidad y hasta enero. "Si produces a estos precios te entierras", aseguró el responsable de Megasa, que criticó que el precio del megavatio haya pasado de los 47 euros que costaba en 2020 a los 545 euros del pasado martes. "A este coste una fábrica electrointensiva no puede funcionar", recalcó, con la preocupación de que la guerra suponga una "escalada sobre otra escalada en el coste energético".

Otra empresa que ha parado sus dos hornos -lo hizo este martes por la tarde- es Ferroatlántica de Monzón (antigua Hidro Nitro) y la decisión ha afectado a todos los hornos de los distintos centros de trabajo de este grupo. Según informó este miércoles el comité de empresa, el parón será hasta el viernes, a la espera de que varíe el precio de la energía o que la UE apruebe medidas para frenar la escalada.

La planta de Exide Tudor, en el polígono Empresarium, también decidió este miércoles que parará una semana. En lugar de hacerlo a finales de marzo, como es tradicional al vencer su año fiscal, lo hará dos días a final de este mes y los tres previos a la Semana Santa, al presumir la dirección que los costes de la luz subirán aún más aún el próximo mes. Según Javier Mirallas, de CC. OO. y presidente del comité europeo de esta multinacional, "trabajar a pérdidas no es posible" y la dirección ha empezado a tomar medidas como esta, que ha exigido una modificación sustancial de las condiciones de trabajo. Lo mismo ha hecho en la planta de Azuqueca de Henares, que lleva ya diez días de paro técnico.

Desde la dirección de Cemex, que tiene una planta en Morata de Jalón, manifestaron que "de momento" no tienen intención de parar ninguna de sus plantas, pero quisieron "dejar constancia de que esta situación está poniendo en grave riesgo a la industria cementera". Asimismo, dijeron estar "alineados con las iniciativas del Gobierno para evitar las fluctuaciones en los precios de la energía o cualquier otra iniciativa, aunque sea temporal, para ayudar a mantener la economía".

El presidente aragonés, Javier Lambán, se reunió este miércoles con la patronal y los sindicatos para ver qué afecciones existen en las empresas de la Comunidad para poder tomar medidas una vez que conozcan del Gobierno central qué otras fuentes de suministro de energía y de materias primas puede haber para aminorar el impacto en la economía.

En la provincia de Teruel, las principales fundiciones -Ronal Ibérica de Teruel, Draxton de Utrillas y Pyrsa de Monreal del Campo- de momento no han interrumpido la producción aunque no lo descartan a medio plazo si siguen así los precios. El jefe de Relaciones Laborales de Draxton, Félix Repullo, explicó que la empresa hace un seguimiento "día a día" del precio de la luz y, para ahorrar, la planta de Utrillas reduce la producción en las horas con tarifas más altas para incrementarla por la noche y los fines de semana, que es más barata. De seguir así, avisó, "tarde o temprano" la fábrica de piezas para automoción tendrá que "paralizar la actividad".

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión