Aragón
Suscríbete por 1€

arte

La aragonesa que posó desnuda y se convirtió en la "modelo de moda"

En la Facultad de Bellas Artes de la Universidad de Zaragoza se trabaja el modelo del natural, una metodología de gran importancia para la formación de sus alumnos.

Recortes de prensa de la época.
Recortes de prensa de la época.
Heraldo.es

En las revistas ilustradas de los años 30 decían que había una "modelo de moda", que era inspiración para pintores y escultores para en el posado al natural. "Adela, la hermosa modelo aragonesa, predilecta de los artistas catalanes y premiada en todas las exposiciones", tituló 'Crónica' un reportaje sobre esta joven criada en Aragón. De ella destacaban las "líneas prodigiosas y lleno de gracia juvenil".

Posó ante el escultor Jaime Durán y los pintores Muntané, Carbonell, Santasusagna, Teresa Condominas y Vidal Rolland. Todos ellos participaron en la Exposición Oficial de Primavera, donde Clará fue galardonado por una escultura inspirada en ella y Humbert por una pintura para la que también había posado la aragonesa. El periodista bromeaba si la muestra se podía haber llamado 'Exposición de Obras de Arte Inspiradas en Adela', dado el alto número de obras de las que había sido fuente de inspiración.

"Adela es una muchacha de humilde familia aragonesa, que nació por azar en Francia y que hace algún tiempo reside en Barcelona", la presentó el plumilla. A finales de los años 20 comenzó a trabajar como modelo y dos años más tarde ya se la "disputaban" pintores y escultores, "hasta el punto de que apenas puede disponer de unas horas de reposo", contó 'Crónica'. "Casi todas mis obras alcanzan premios o se venden bien. No sé por qué, pero el caso es que esto es un hecho cierto", relataba ella.

"Casi todas mis obras alcanzan premios o se venden bien. No sé por qué, pero el caso es que esto es un hecho cierto"

Todas esas obras que mencionan y aparecen fotografiadas en el reportaje eran posados académicos. El modelo del natural es una metodología que a día de hoy también se trabaja, pero que se ha adaptado a los nuevos tiempos, tal y como apoyan docentes de Bellas Artes de la Universidad de Zaragoza. "Es una formación básica, esencial", defiende Marta Marco, profesora del área de pintura de esta titulación.

Los profesionales apuestan por el uso de esta metodología. "En una clase de modelo entras en una aurea decimonónica total, es de un romanticismo aplastante. Pero en cambio, es de una modernidad increíble", considera Juan Bernardo Pineda, docente de la misma facultad que utiliza el modelo del natural en movimiento. "El cuerpo es una fuente de sugerencia que da lugar a la creatividad del alumno", añade por su parte Carlos Foradada, profesor de Bellas Artes desde hace 16 años.

"El cuerpo es una fuente de sugerencia que da lugar a la creatividad del alumno"

Esta forma de aprendizaje está en el mundo del arte desde el inicio, pero se ha "adaptado a los tiempos", opina Carlos Foradada. En la misma línea, Pineda manifiesta que "el barroco siempre es un referente y los videojuegos otra referencia". Precisamente, esa es una de las salidas profesionales que se pueden encontrar al poner en práctica esta metodología.

El posado, una exigente labor

Los modelos que se someten a estas sesiones tienen que estar "en forma”. "Se trata de profesionales bastante preparados, muchos son bailarines de danza que procuran mantenerse en forma, pero no porque el cuerpo sea perfecto, sino porque mantener la pose durante tanto tiempo exige mucho esfuerzo", explica Marco.

Las sesiones son habitualmente de tres horas, con los descansos pertinentes. En el caso del posado con movimiento hay secuencias que de cinco segundos, tiempo en el que se identifican 30 o 40 gestos diferentes. "Tienen que ser movimientos sencillos porque lo tienen que repetir igual y sin parar durante media hora", apunta el profesor Pineda.

Marco imparte pintura en tres cursos y en algunos, por ejemplo en segundo, el posado del natural es uno de los contenidos que más se trabaja. Con ella, los alumnos reproducen poses estáticas, ya sean sedentes o de pie -incluso un movimiento interrumpido-, con un rasgo más académico. En la clase de Foradada se trabaja más con otras técnicas, desde el pastel a la acuarela. "Gracias a los modelos, que nos dan secuencias de movimiento, tenemos un abanico muy amplio sobre estéticas de la presentación del cuerpo humano. Si solo nos basáramos en posados de los estáticos no avanza la estética del movimiento", sostiene Pineda.

Clase de modelo del natural en Bellas Artes de la Universidad de Zaragoza.
Clase de modelo del natural en Bellas Artes de la Universidad de Zaragoza.
Javier Escriche

Todos coinciden en la "fundamental" relación con la anatomía: "En algunas clases, los alumnos 'diseccionan' a los modelos para aprender la 'anatomía', algo que les facilita entender por qué hay una sombra", agrega el profesor Foradada. Marco también lo considera importante para trabajar las proporciones. Y otra pieza relevante en el mundo del posado del natural es la iluminación.

La variedad de modelos es un factor importante a la hora de trabajar. En la Universidad de Zaragoza cuentan con modelos masculinos y femeninos, no obstante, algunos docentes piden más diversidad. Por ejemplo, personas con diferentes tonos de piel ayuda a trabajar la teoría del color y la carnación.

En la Universidad de Zaragoza es una de las facultades de Bellas Artes donde más se "defiende", apunta Foradada, de hecho según estos expertos es uno de los pocos centros donde se trabaja -en Aragón también se puede encontrar en el programa de academias o escuelas-. Por su parte Pineda propone que estos modelos fueran incluidos dentro del Personal de Administración y Servicios (PAS) de la Universidad. En cualquier caso, como concluye la profesora Marco, se realiza con total "dignidad y de forma muy respetuosa".

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión