Aragón
Suscríbete por 1€

música

Por qué no tienes que ir a ver el concierto de mi hermano

Extraño caso de contraprogramación fratricida: Ygram y White Polo, las bandas respectivas de los hermanos aragoneses Javi y Santi Polo, tocarán el día 25 en Zaragoza. Eso sí, lo harán a dos kilómetros de distancia: unos en La Lata de Bombillas y otros, en La Ley Seca.

A la izquierda Javier Polo, de Ygram, a la derecha Santiago, de White Polo.
A la izquierda Javier Polo, de Ygram, a la derecha Santiago, de White Polo.
Heraldo

No es un duelo al sol porque será de noche. Lo que sí será es un enfrentamiento fratricida, aunque se lleve a cabo mediante guitarras, baquetas, ‘samplers’ y proyecciones. Los hermanos Polo, Javier y Santiago, de 41 y 44 años, llevan dos largos años de sequía de conciertos junto a sus bandas: el primero toca en Ygram y el segundo, en White Polo. El próximo día 25 retomarán los directos pero lo harán, para fatídica casualidad de sus familiares y amigos comunes, a la misma hora en dos escenarios diferentes separados por más de dos kilómetros de distancia, La Lata de Bombillas (Espoz y Mina) y La Ley Seca (calle Sevilla).

Javier y Santiago aclaran que se llevan bien, que no son competencia y que quién sabe si en un futuro acabarán tocando juntos. Lo único seguro es que la semana que viene no lo harán y, es más, entre bromas, cada cual explica por qué no hay que ir a ver el concierto de su hermano.

“Él es un rockero pasado, de otra época, y lo nuestro es más psicodelia, con visuales, toda experiencia multicolor y cromática”, dice Javi Polo, que llevará junto al resto de su grupo las nuevas canciones de Ygram a la Lata de Bombillas. “Son estilos diferentes, lo suyo es más rollo pop, mientras que lo nuestro es rock, más contundente, más auténtico”, replica Santi, que regresa a Zaragoza con la banda White Polo, a la que se podrá ver en La Ley Seca, en una noche en la que también actuarán los madrileños Los Sex.

Los dos Polo son viejos conocidos de la escena aragonesa, pues desde su juventud han formado parte de muy distintos grupos. En el caso de Santi, el mayor, a los 16 años montó Míster Fútbol, en una época, finales de los 90, en la que Zaragoza sonaba a El Polaco, The Los Nervios o Nacho de la Cruz. Javi, por su parte, ganó en 2009 el premio Muévete promovido por este periódico con el grupo Estige, y ha sido también baterista del reconocido cantante oscense Javier Almazán, o lo que es lo mismo Copitolo.

“Llamé a mi hermano por teléfono, nos llevamos bien, hablamos a menudo, y de pronto le dije que íbamos a actuar en Zaragoza porque pensé que le haría ilusión dado que vivo a caballo entre Madrid y Asturias y hacía tiempo que no me dejaba caer por casa. Entonces me dijo ‘yo también tengo un bolo’ ese fin de semana y vimos que era justo el mismo día y a la misma hora. Mira que no habrá días en el año para tener que coincidir...”, cuenta Santi, que -al menos- espera poder ver a su hermano pequeño al día siguiente porque “es su cumpleaños, así que al menos comeremos juntos”. 

La familia y los amigos comunes estarán estos días deshojando la margarita para decidir si van a ver al uno o al otro, si bien Javi parece más descreído a la hora de toparse con parientes en la sala. “Yo no a la familia ya casi ni la aviso cuando vamos a tocar. Llevo dando mal desde los 14 años y no podemos abusar de que vengan tíos y primos solo por compromiso”. El integrante de Ygram prefiere que La Lata esa noche se llene de “gente que quiera venir y de amigos implicados en el asunto: no buscamos llenar, no vamos a hacer ruido ni promoción, claro que tampoco queremos que esté el recinto vacío”.

El día después de los conciertos es el cumpleaños del pequeño: "Al menos, comeremos juntos"

Polo, en este caso Javier, cuenta que el concierto de Ygram será especial por varios motivos. Por un lado, llevan sin tocar casi cuatro años porque en 2019 estuvieron grabando nuevas canciones y tenían previsto presentar el nuevo disco en marzo de 2020 y la pandemia se comió sus planes. “Pasamos el confinamiento y los meses posteriores en el local de ensayo, como ermitaños musicales, fuimos sacando material nuevo y grabamos algún videoclip pero bastante al margen del mundo conciertos”, explica. Otro alicientes es que la formación, en su última etapa, ha pasado de dúo a trío al incorporar a Jordi Brunet, el que fuera vocalista y guitarrista de Sheriff. El día 25 presentarán las canciones de ‘NeoNia’, un álbum de diez canciones producido por Javier Vicente (Carasueño), responsable del sonido de algunos trabajos de Alondra Bentley, Tulsa o Bigott.

Arriba el cantante de White Polo. Abajo, los integrantes de Ygram.
Arriba el cantante de White Polo. Abajo, los integrantes de Ygram.
Heraldo

Motivos para acercarse a degustar a los White Polo tampoco faltan pues las críticas de su disco ‘A Million Miles’ están siendo muy elogiosas y la banda se prodiga poco a orillas del Ebro desde que en 2004 Polo se fuera a vivir a Madrid. Además, hay otro porcentaje importante de la banda con raíces mañas, pues el también zaragozano Juan Sáez se encarga de las guitarras, las voces y la armónica, además de haber compuesto todas las canciones de un disco que se mueve entre el rock y el blues.

¿Alguna esperanza de poder compaginar ambos conciertos? Más bien pocas. Son a la misma hora “y no podemos confiar en que los teloneros hagan muchos bises para poder ir de un lado de la ciudad a otro”, bromean. Quizá, a la larga, la única posibilidad de ver tocar a los dos hermanos la misma noche es que lo hagan juntos y llama la atención que, a pesar de su común entusiasmo por la música, tampoco ha habido mucha convergencia melódica. “Nos llevamos casi cuatro años y alguna vez hemos tocado juntos, sí, pero muy excepcionalmente... No hemos participado de ningún proyecto común, aunque llevamos idea de hacerlo algún día”, dice Javi. Echando un vistazo a las hemerotecas no se recogen hasta la fecha una contraprogramación fratricida tan descarada, ni siquiera analizando las presentaciones de los tres Fuembuena (Eduardo, Marta y Jorge), con su intensa actividad artística.

Mientras llega ese desafío entre hermanos, de momento, en los dos locales de conciertos que los acogerán en unos días continúa este fin de semana la programación. En La Lata de Bombillas se podrá ver a Vicente Navarro el viernes y un día después a Los Invaders. Por su parte, en La Ley Seca se subirán al escenario el viernes los Schizophrenic Spacers, mientras que el sábado, y con todo el papel vendido (sold out), será el turno de Pared con Pared.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión