Aragón
Suscríbete por 1€

La opinión en la calle: ¿mascarilla en exteriores sí o no?

Mientras algunos expertos apuntan a que lo "más aconsejable" sería esperar "al menos dos semanas más", una  parte de la población está deseando de que llegue el día en el que el cubrebocas "nos deje respirar al aire libre".

Mientras algunos expertos apuntan a que lo "más aconsejable" sería esperar "al menos dos semanas más", un parte de la población espera el día en el que el cubrebocas "nos deje respirar al aire libre".

"Sí, pero con precaución", "La gente está cansada, es una liberación no llevarla", o "Quizá es un poco pronto" son algunas de las impresiones que los ciudadanos valoran, a pie de calle, en relación al uso de la mascarilla en exteriores que este jueves dejará de ser obligatoria.

Una medida que para algunos expertos es "precipitada". Juan José Badiola, director del Centro de Encefalopatías y Enfermedades Transmisibles Emergentes de la Universidad de Zaragoza, considera que "se debería esperar al menos dos semanas más". "No debemos olvidar que ómicron sigue aquí". "Es cierto que el número de contagios ha descendido, pero la tasa de incidencia sigue siendo muy alta", apunta el investigador. 

"Está claro que el riesgo de contagio en el exterior es bajo, pero me preocupa el efecto arrastre que pueda tener no llevar mascarilla y entrar en un lugar cerrado, aunque a los pocos segundos ya esté puesta", dice Badiola, quien hace un llamamiento al sentido común, sobre todo "en las terrazas". "Están en el exterior, sí, pero normalmente no se respetan las distancias de seguridad y ahí sigue existiendo peligro de contagio". 

Una opinión compartida por Luis Miguel García, presidente de la Sociedad Aragonesa de Medicina de Familia y Comunitaria. "No es la ley del todo o de la nada. Hay que ser responsables". 

"Un ejemplo muy claro es, por ejemplo, lo que puede ocurrir en un grupo de cuatro personas, distanciadas en la calle, con viento y sin mascarilla. Si además son convivientes, el riesgo de contagio es mínimo. Casi es absurdo que lleven cubrebocas. Pero no ocurre lo mismo en un evento al aire libre, sin viento, cantando a pulmón, sin distancia de seguridad y sin mascarilla. Aquí el contagio ya es un riesgo más que evidente", asegura García. "Sentido común, algo sencillo de entender, pero complicado de gestionar", opina Luis Miguel García.

Una medida ”sensata”

A la espera de que se apruebe en el BOE la medida, algunos ciudadanos ya paseaban por la calle este lunes sin el cubrebocas. "Han dicho que ya no era obligatoria, ¿no?", se pregunta María Gómez, una zaragozana de 32 años, mientras, confundida, buscaba su mascarilla para ponérsela. 

"Hasta el cierzo me estaba sentando bien, es maravilloso volver a respirar al aire libre". Una confusión, en este caso, que "a mí no me va a ocurrir", asegura Desi Hernández. "He pasado covid y la verdad es que me da respeto quitármela, digan cuando digan que deja de ser obligatoria. Creo que es un poco pronto para ir sin ella".

Otros ciudadanos, como Elena García y Mar Hernández, de 27 y 24 años respectivamente, opinan que se trata de "una medida sensata, siempre que se aplique la responsabilidad". "No es lo mismo ir solo por la calle, que estar en medio de una aglomeración", apuntan las jóvenes. 

"Esto es como todo y lo que ocurre siempre. Los responsables actuaremos como se nos pide y aconseja", comenta el zaragozano Héctor Álvarez. "Habrá quien no lo haga así. Esperemos que en unas semanas esto no vaya otra vez a peor y volvamos a pagar justos por pecadores", concluye, resignado. 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión