Aragón
Suscríbete por 1€

Aragón

Aragón prepara un giro en su estrategia contra la covid de cara a la primavera

Limitará las medidas a la población de riesgo y no se notificarán los datos diarios.

La calle Alfonso I de Zaragoza ofrecía ayer por la tarde este concurrido aspecto.
La calle Alfonso I de Zaragoza ofrecía ayer por la tarde este concurrido aspecto.
Francisco Jiménez

Aragón se prepara ya para dar un giro de 180 grados a su estrategia contra la covid-19. En una horquilla de cuatro a ocho semanas, y siempre que no irrumpan nuevas variantes más virulentas, la forma de abordar la vigilancia y el control de la enfermedad cambiará de una forma radical.

La llamada ‘endemización’ de la covid-19 podría ser una realidad de cara a la primavera, teniendo la Semana Santa como principal referencia. Una vez que esto ocurra, las medidas se centrarán, previsiblemente, en la población de riesgo y en quienes trabajen en estos entornos, dejando a un lado las restricciones generalizadas y acotando al máximo las cuarentenas. Uno de los primeros pasos se ha dado ya esta semana con el fin de las limitaciones horarias en la hostelería y el ocio nocturno, decisión que ha inaugurado la bautizada como ‘etapa de transición’. Lo mismo ha ocurrido con el pasaporte covid, que ya no será necesario para entrar a discotecas y pubs, y sucederá con la mascarilla, que dejará de ser obligatoria en exteriores a partir del jueves.

No será, en todo caso, un proceso que la Comunidad aborde en solitario, sino que el salto se dará a nivel nacional, y siempre con todas las precauciones y la experiencia adquirida en estas siete olas, según recalcaron desde el Departamento de Sanidad.

Una de las principales consecuencias será que los datos dejarán de notificarse a diario. Otras enfermedades, como la gripe, se controlan a través de una red centinela que se centra en evaluar tendencias. Los casos se estiman a partir de un estudio estadístico fruto del análisis de una serie de muestras, una fórmula que podría replicarse con la covid-19 una vez que sea declarada endemia.

Así, únicamente se notificarían los positivos con síntomas que acudan al sistema sanitario, dejando de contar, por ejemplo, los contagios que se detecten por autotest. Por el momento, el Ejecutivo aragonés trabaja en la creación de equipos de referencia sobre los que apoyar el nuevo protocolo de vigilancia, aunque "todavía no hay nada cerrado".

La mascarilla seguirá siendo obligatoria en interiores incluso con la ‘endemización’ del virus, ya que se considera fundamental para frenar la transmisión. Sí habrá importantes cambios en las cuarentenas. Todo apunta a que desaparecerán en entornos como los colegios, donde ya no se hace un rastreo de contactos estrechos a excepción de los comedores, como ya ha hecho Cataluña.

Intensificar la vigilancia

Todas estas medidas irán encaminadas hacia la población de riesgo, con unos aislamientos limitados a enfermos y personas vulnerables. Con la variante ómicron se han tenido que reducir de diez a siete días, y regiones como Madrid, Castilla-La Mancha o Comunidad Valenciana piden bajarlas a cinco, siguiendo la estela de países como Reino Unido.

También se intensificará la vigilancia para detectar nuevos linajes y evitar que se repita lo sucedido a finales de 2021, cuando se rompió la tendencia a la baja.

Por el momento, la Comunidad mantiene una incidencia acumulada de más de mil casos por cada 100.000 habitantes a siete días. El descenso está siendo casi tan pronunciado como la subida, aunque desde las instituciones se pide "prudencia". Sobre todo teniendo en cuenta factores como la posible irrupción de la conocida como ‘ómicron silenciosa’, que podría provocar nuevos repuntes.

Los expertos piden "prudencia" y no actuar antes de tiempo

Los expertos piden "prudencia" de cara a relajar la estrategia contra la covid-19 y no actuar antes de tiempo. La secretaria de la Asociación Nacional de Enfermería y Vacunas y miembro del grupo de trabajo que elabora la Estrategia de Vacunación del Ministerio de Sanidad, Inmaculada Cuesta, recalcó que, a día de hoy, la incertidumbre es "tremenda", de ahí que haya que seguir siendo "tremendamente prudentes". "Si las nuevas variantes tienen menos capacidad de transmisión, el escenario será más halagüeño, pero hoy por hoy, banalizar la situación entraña un gran riesgo", expuso.

Sí vería razonable desde el punto de vista de la salud pública que en uno o dos meses se busquen otras fórmulas para controlar la pandemia, pero pide no olvidar lo sucedido en octubre. "La incidencia cayó a mínimos, pero, poco después, ómicron lo cambió todo. Será la evolución de la pandemia la que marque el camino", dijo.

En esta línea, el presidente del Colegio de Médicos de Zaragoza, Javier García Tirado, incidió en que "la realidad es muy tozuda y no sigue las directrices que nosotros marcamos". "Somos nosotros los que tenemos que responder en función de lo que se nos exija en cada momento y no al revés", apuntó. También instó a tener en cuenta que, pese al descenso de casos, la situación seguirá siendo muy complicada en los hospitales en las próximas semanas. "Hay que ser muy cautos, y en la medida que la situación lo permita, ir avanzando. El problema es que no tenemos elementos que nos den una certeza absoluta. Aunque en España vayan mejorando los indicadores, a nivel global la covid sigue teniendo la consideración de pandemia", indicó.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión