Aragón
Suscríbete por 1€

El cáncer de próstata, en hombres, y el de mama, en mujeres, junto al de colon, los que mayor incidencia tienen en Aragón

El Observatorio de la Asociación Española contra el cáncer contabilizó 8.670 nuevos casos en nuestra Comunidad en 2021, de los que el páncreas resultó el más mortífero.

foto de recurso
foto de recurso
Heraldo.es

Ni todos los tumores malignos son iguales, ni inciden de la misma manera en ambos sexos. Según recoge el Observatorio de la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC) en su base de datos sobre esta enfermedad, en 2021, se detectaron 5.112 nuevos casos de cáncer en hombres y 3.557, en mujeres. Como es lógico, en ellos, el de próstata es el que tuvo mayor incidencia (1.577 casos) y en las ellas, el de mama (1.457). La razón del afloramiento de tantos casos se puede encontrar en que, para ambos tipos de cáncer, está implantado el programa de cribado. “Tradicionalmente, las mujeres son más fieles a la mamografía y al programa de detección que los hombres, a quienes les ha costado más concienciarse” explican desde la AECC en Zaragoza.

“Estos sistemas de prevención permiten detectar los tumores en estadios muy tempranos que permiten actuar sobre ellos” matizan desde la asociación. Una prevención que no está implantada, por ejemplo, en el cáncer de cervix, lo que deriva en que “los casos se detectan cuando presentan síntomas y para entonces, ya están tan avanzados que es muy difícil superarlos”, aclaran.

Sobre los datos del pasado año destaca también la elevada incidencia del cáncer colorrectal, que también cuenta con su programa de detección, y el de pulmón. Este último predomina en los hombres aunque se ha detectado una tendencia al alza en las mujeres en los últimos años, provocada por su incremento en el consumo de tabaco.

El de vejiga y el de piel (no el melanoma) son otros dos tumores malignos con elevada incidencia en Aragón.

En la media española

A pesar de las cifras, si se miran los datos por Comunidades Autónomas, la incidencia del cáncer en Aragón se sitúa en la media nacional. Según explican desde la AECC de Zaragoza, existe una excepción que rompe la estadística en el caso del cáncer de pulmón, bastante extendido por la zona de las Cuencas Mineras. 

La gráfica anterior expresa los valores de incidencia, mortalidad y prevalencia a 5 años, los tres indicadores que sirven para construir una fotografía general de la situación. La incidencia indica, en números absolutos, los nuevos casos que se han diagnosticado. Se trata de cifras relativas calculadas a partir de los datos poblacionales, pues no existen registros sobre la incidencia real.

La mortalidad, recoge el dato de las personas que han fallecido en un año a causa del cáncer. Hay que tener en cuenta que este grupo incluye a aquellas personas que fueron diagnosticadas en años anteriores.

Por último, la prevalencia, en este caso a cinco años, refleja el número de pacientes que continúan vivos cinco años después de su diagnóstico. Cuanto mayor es la prevalencia, quiere decir que hay mayor supervivencia a la enfermedad.

Las siguientes gráficas muestran cómo han evolucionado los diagnósticos en los últimos 10 años. Una curva poco pronunciada, lineal, refleja que no existen elementos externos que influyan en su incidencia. Un claro ejemplo de esto es el cáncer de pulmón, sujeto a factores de tabaquismo y medioambientales. Los datos de Aragón indican evoluciones lineales en general, salvo en el de mama y el de próstata, en los que se ha venido desarrollando una mayor labor de prevención y por tanto, de mayor detección.

El cáncer de páncreas, el que más riesgo de muerte tiene en Aragón

El pasado mes de enero se publicó el Atlas de la mortalidad por cáncer en España y Portugal. Este trabajo ha sido desarrollado por la Unidad de Epidemiología del Cáncer y Ambiental del Centro Nacional de Epidemiología del ISCIII y por el Departamento de Epidemiología del Instituto Nacional De Saúde Doutor Ricardo Jorge de Portugal. Recoge la distribución espacial de la mortalidad en los municipios por distintos tipos cáncer entre los años 2003 y 2012 en la península Ibérica.

De este estudio se han extraído los siguientes mapas que muestran el riesgo relativo a fallecer de cáncer de páncreas, de pulmón, de laringe, de colon, de vejiga y de leucemia, en Aragón.

El riesgo relativo de morir por cáncer de páncreas es bastante elevado en la Comunidad aragonesa. Las manchas de color rojo se concentran en la zona noroeste, entre las Cinco Villas, la Jacetania, Hoya de Huesca, comarca central de Zaragoza y Tarazona y el Moncayo. Según datos de la Sociedad Española de Oncología Médica, este tipo de tumores malignos ofrece una tasa de supervivencia baja. En concreto, de un 10%, en las mujeres y de un 7%, para los hombres. Además, para este tipo de cáncer no se han implantado protocolos de cribado para su detección temprana, por lo que, cuando se presentan los síntomas, la enfermedad ya está muy desarrollada.

El cáncer de laringe, de vejiga y el de pulmón son más mortales en el área metropolitana de Zaragoza, Ribera Alta del Ebro y la zona sur de las Cinco Villas. Mientras que resulta significativa la baja mortalidad de un tumor tan frecuente en Aragón como es el de colon. Su mayor tasa de supervivencia, se debe a que se detecta antes y además, a que es un órgano en parte extirpable. Lo mismo ocurre con los pulmones.

La probabilidad de morir de leucemia está en el promedio en toda la Comunidad, a excepción del entorno de Fraga. 

En cuanto al cáncer de mama, que afecta mayoritariamente a las mujeres, el riesgo se concentra fundamentalmente en las tres capitales. Mientras que el de próstata, se encuentra más repartido por todo Aragón.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión