Aragón
Suscríbete

arte

Se buscan artistas para recorrer las zonas más despobladas de Aragón

La Asociación Pueblos en Arte pone en marcha la ‘Ruta 234’, una convocatoria para creadores, que transitarán la antigua carretera de Sagunto a Burgos con la intención de publicar sus impresiones.

Lucía Camón y Alfonso Kint, de la plataforma Pueblos en Arte.
Lucía Camón y Alfonso Kint, de la plataforma Pueblos en Arte.
Macipe

Son más de 480 kilómetros de gasolineras abandonas, fondas que parecen a punto de venirse abajo y pueblos supervivientes, contra viento y marea, con determinación y rasmia. A mitad del siglo pasado la carretera N-234 vertebraba el territorio y era muy transitada hasta que llegó el diseño de las nuevas autovías que dieron un golpe de gracia a muchísimos pueblos de la Celtiberia. Sobre todo, aragoneses, porque el antiguo vial (hoy casi cicatriz) va de Burgos hasta Sagunto y pasa por infinidad de municipios zaragozanos y turolenses: desde Torrelapaja hasta La Puebla de Valverde y Sarrión. El próximo mes de marzo esta tura será objeto de la mirada de varios artistas -dibujantes, poetas, fotógrafos, diseñadores…-, que tendrán que ser capaces de “transmitir la experiencia de su viaje al papel”.

La asociación Pueblos en Arte acaba de lanzar la convocatoria de esta valiosa iniciativa con la que busca creadores -han de ser nacidos, residentes o estar vinculados a las provincias de la ruta- que ofrezcan una reflexión acerca de este desierto demográfico. Los interesados harán este periplo la primera quincena de marzo y tendrán en Torralba de Ribota su guarida, pues en este pueblo de la comarca de Calatayud está la casa-taller de Lucía Camón y Alfonso Kint, que son los grandes impulsores de la iniciativa. “Los artistas seleccionados se reunirán la última semana de febrero en Torralba de Ribota para conocerse, familiarizarse con el proyecto y planificar el viaje con el equipo”, explican. La idea es que los tres últimos días de viaje se vuelva la residencia para poner en común los trabajos y “hacer un primer boceto de la publicación que saldrá de esta aventura, en formato de revista o de fanzine”.

Algunas de las fotos que formaron parte del trabajo de Rubén Ortiz.
Algunas de las fotos que formaron parte del trabajo de Rubén Ortiz.
Heraldo.es

Hay mucho que contar, documentar, fotografiar o fantasear en la ruta, pues entre industrias aisladas y campos de labranza, es una zona en la que la despoblación avanza sin reparos. Se calcula que hay más de 600.000 hogares que aún no tienen ni acceso a internet, lo que aún da más alas para que la gente siga abandonando el área rural, como ha hecho ya el 28% de la población española en los últimos 50 años. “El 53% de la población se concentra en apenas el 5% del territorio, lo que da idea del abandono de muchos pequeños núcleos ‘de toda la vida’ y de cómo el olvido se ceba con el medio rural”, explican.

Los artistas interesados en participar en este reto tienen hasta el 6 de febrero para presentar su candidatura (las bases están en la web ruta234.com) y el resultado de la selección se conocerá el día 10. Cada artista participante recibirá 1.000 euros en concepto de honorarios una vez entregado su trabajo y una bolsa de viaje de otros 1.000 euros para dietas y estancias.

Esta nueva singladura de Pueblos en Arte constituye ya la tercera edición de una propuesta en la que en ediciones anteriores han participado artistas como el fotógrafo especializado en paisaje, arquitectura e interiorismo Rubén Ortiz o las autoras Ariadna Guiteras y Lena Heubusch. En ambos casos, las fotografías y la actividades que han impulsado reflexionan sobre el olvido convertido en oportunidad y una sempiterna brecha rural que ha venido a convertirse, ahora, en digital.

El resultado del trabajo de Ariadna Guiteras y Lena Heubusch se vio en el 4º Espacio de la DPZ.
El resultado del trabajo de Ariadna Guiteras y Lena Heubusch se vio en el 4º Espacio de la DPZ.
Heraldo.es

El proyecto debe su nombre a un juego de palabras, una fusión entre la Ruta 66, oficialmente retirada de la red de carreteras de EE. UU. tras considerarse irrelevante, y la N-234, carretera nacional que con sus finas arterias sigue uniendo cientos de poblaciones, aunque algunas de ellas están en grave peligro de desaparición. “Esta realidad se toma como punto de partida para crear la el proyecto artístico y una serie de experiencias que conducen a reflexionar sobre el presente de estos lugares”, explican los promotores, que cuentan con el apoyo que el Gobierno de España concede a la asociación Pueblos en Arte. “Aspiramos a componer un nuevo mapa de conexiones, a través de las producciones artísticas en sucesivos  viajes, que pueda servir de inspiración para inventar nuevas formas de habitar espacios”.

Lugares con encanto, abandonados a lo largo de la ruta.
Lugares con encanto, abandonados a lo largo de la ruta.
Heraldo.es
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión