Aragón
Suscríbete por 1€

en la última

Imanol Sánchez: "Mi deseo es confirmar en Madrid y torear en Zaragoza"

El matador de toros aragonés e 'influencer' afronta una temporada decisiva en su carrera. 

Imanol Sánchez, en la puerta del coso de La Misericordia de Zaragoza.
Imanol Sánchez, en la puerta del coso de La Misericordia de Zaragoza.
Toni Galán

Tiempo de tentaderos. De toros y de toreros. De esa temporada que nacerá cuando el viento se haga dulce en primavera y se clausurará en la ventolera de Calanda y de esa feria grande que se espera por fin en Zaragoza. Dios y covid mediante, Imanol Sánchez anhela el regreso al ruedo.

Se le ve sonriente y optimista en estos tiempos en que las mascarillas ocultan el rostro.

Estoy en plena forma. He estado este fin de semana tentando unos toros en Arguedas, en la ganadería de Alfredo Íñiguez. El año pasado, pese a todos los problemas de la covid, ha sido muy bueno. No solo he toreado, sino que los resultados ahí están.

Se ha hartado a desorejar toros.

En Tudela, cuatro orejas y puerta grande. En Andorra, dos orejas en la corrida de Los Maños y también salí por la puerta grande. El pelotazo del año fue la corrida Arriazu en Torres de Alameda (Madrid). Se lidiaban toros de casta navarra después de más de cien años de ausencia. Había una gran expectación.

Casta navarra: hierro duro…

Duro, no: muy duro, durísimo. Tan duros eran, que la casta navarra se quitó de la lidia porque era intoreable.

¿Más duro que un Victorino o un Miura…?

Más. De hecho, a los Arriazu les llaman los Miuras navarros.

Acabó la temporada en Calanda.

También me quedé triunfador de la feria. Y volví a salir por la puerta grande.

Y ahora también sale a hombros como ‘influencer’...

Esa es otra arena. Le cuento.

Cuente, cuente.

Amazon me eligió para la presentación de su plataforma audiovisual con otras 23 personalidades más del mundo de la política, de la empresa y del deporte. A su juicio, era el torero que más había difundido la tauromaquia en España y Latinoamérica por mis trabajos audiovisuales y presencia en las redes sociales con miles de seguidores.

¿Quién apareció más en ese escaparate privilegiado?

La exalcaldesa de Madrid, periodistas, escritores, comunicadores... Manuela Carmena, Rubén Amón, Toni Nadal, Pedro J. Ramírez, Cristina Cifuentes, Fernando Sánchez Dragó…

De Carmena a Sánchez Dragó, lote dispar…

Para mí, desde luego, supuso una gran satisfacción aparecer en esa plataforma. Representar a mi profesión, que es torero, y a mi tierra, que es Aragón, fue un gran motivo de orgullo.

También hace buenas migas con Carlos Pauner.

Eso fue en la campaña de Alimentos Nobles de Aragón, promovida por el Gobierno autonómico. Se trataba de poner en valor los alimentos aragoneses en relación con el territorio. Recorrimos más de 50 localidades aragonesas realizando programas audiovisuales de las poblaciones y sus productos. El último trabajo, sobre Borja y su territorio, fue visto por más de 100.000 personas. La experiencia con Pauner ha sido fantástica.

Experiencias de altura…

Ha tenido una paciencia enorme.

¿Qué le hizo al gran Pauner…?

Una vez me equivoqué de botón y casi le vuelco la avioneta…

Las redes sociales se le dan mejor que las avionetas.

Eso dicen los números: he generado más de diez millones de impactos en las redes.

Diez millones de impactos: la cifra no es moco de pavo...

Datos en mano, una cifra muy relevante en el mundo digital, con miles de seguidores en Aragón, España y Latinoamérica.

Ya en la tierra de nuevo, en la tierra del ruedo, en este caso, ¿qué le pide a la temporada que nacerá en unas semanas?

En primer lugar, una petición global: que se nos reconozcan a los toreros los derechos laborales como al resto de las profesiones en estos tiempos de covid. En cuanto a mí, mi deseo es claro: confirmar en Las Ventas en Madrid y torear en Zaragoza.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión