Aragón
Suscríbete

sanidad

"Solo quiero que vacunen a mi madre y me dicen que mientras esté en el hospital no se puede"

Ramón Guilló pide que le pongan la dosis de refuerzo contra la covid porque teme que pueda contagiarse, pero no le dan más solución que esperar a que le den el alta y pueda hacerlo en su centro de salud o en casa.

Ramón Guilló, delante del Hospital Provincial donde está ingresada su madre.
Ramón Guilló, delante del Hospital Provincial donde está ingresada su madre.
José Miguel Marco

Ramón Guilló, zaragozano de 39 años, solo tiene palabras de agradecimiento hacia la sanidad pública por el trato que ha recibido su madre desde que en agosto sufrió un infarto en la médula espinal y se rompió los dos fémures tras desmayarse. De los profesionales del Hospital Royo Villanova de Zaragoza repite una y otra vez que "le salvaron la vida", tras 68 días en la uci, y reconoce la buena atención que recibe ahora en el Hospital Provincial en la rehabilitación para la que fue trasladada. Sin embargo, se ha topado con un problema burocrático que no llega a comprender y que se ha decidido a denunciar públicamente para pedir ayuda. Quiere que la vacunen de la dosis de recuerdo contra la covid-19, que le habría tocado hace unos meses, pero no lo consigue.

"Solo quiero que vacunen a mi madre y me dicen que mientras esté ingresada en el hospital no se puede", cuenta, no por problemas de salud, sino por el protocolo actual de vacunación. Desde el Gobierno de Aragón señalan que "el criterio general es no vacunar a pacientes con procesos agudos".

En el centro de salud o en casa

Pese a ello, Ramón no entiende cómo no se puede vacunar en un hospital. "En el hospital me dicen que allí no vacunan, que pida cita al centro de salud. En el centro de salud me dicen que pida cita para ir allí o que si ella está en casa van ellos", relata sobre el bucle en el que se encuentra. Porque su madre, de 64 años, no se puede levantar de la cama y no puede salir del hospital hasta que no le den el alta y cree que pueden pasar "meses" hasta que esto ocurra. 

Hasta entonces, le da miedo que pueda contagiarse o bien dentro del hospital o por que lleven el virus ellos mismos, sus familiares, sin saberlo, sobre todo, en esta séptima ola de casos que está alcanzando cifras récord. Su preocupación se debe a que tras el infarto forma parte de los grupos de "alto riesgo", ya que necesita oxígeno. "Le falta la dosis de refuerzo. Le pusieron Astrazeneca a finales de junio", comenta. Fue antes de sufrir el infarto. Habrían pasado siete meses y es consciente con las informaciones recientes sobre la eficacia de las vacunas, que la protección habrá menguado o desaparecido a estas alturas.

La familia ha atravesado un año complicado, ya que su padre fue operado de cáncer, del que se recupera ahora. Él pudo vacunarse antes de la intervención. Por la experiencia que ha vivido también con su padre en la sanidad pública insiste en que el sistema "es espectacular", pero no se rinde para conseguir que vacunen a su madre y poderle dar la protección contra el virus que se suministra al resto de la población. Actualmente la vacunación de la tercera dosis se ha aprobado para todos los mayores de 18 años. Y específicamente la comisión de salud pública del Ministerio de Sanidad ha señalado que la vacunación con la dosis de refuerzo es "prioritaria" para el colectivo de vacunados con Astrazeneca (ahora Vaxzevria).

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión