Aragón
Suscríbete

Los contagios en las residencias de Aragón se triplican en una semana y alcanzan los 1.390 casos

El virus se extiende a más de la mitad de centros y deja 27 personas hospitalizadas y cinco fallecidos. Las empresas recalcan los efectos positivos de la vacuna.
 

Isabel Gregorio, este jueves, muestra el pasaporte covid a Ana Cristina Salgado para poder visitar a un familiar en la residencia Romareda de Zaragoza.
Isabel Gregorio, este jueves, muestra el pasaporte covid a Ana Cristina Salgado para poder visitar a un familiar en la residencia Romareda de Zaragoza.
José Miguel Marco

La variante ómicron también está desatando el contagio en las residencias, aunque las consecuencias en la salud, con un 90% de los mayores de 79 años que ya han recibido la tercera dosis, "no son graves ni preocupantes", subrayan las empresas del sector. En la última semana los positivos prácticamente se han triplicado pasando de 507 a 1.390 infectados. De ellos, 923 son residentes (hace siete días eran 279) y 467 empleados (frente a 228). Esta cifra de afectados no se alcanzaba desde principios de diciembre de 2020, antes de que comenzara la campaña de inoculación en los geriátricos.

El virus se extiende a más de la mitad de las 280 residencias que funcionan en la Comunidad. Actualmente hay 169 brotes abiertos, teniendo en cuenta que con un solo positivo ya se considera brote. En 32 centros solo hay infectados internos, en 55 solo trabajadores y en 82 hay usuarios y empleados. Pese a que los contagios se han disparado, el número de residentes hospitalizados apenas ha crecido en la última semana con 27 ingresados, según los datos facilitados este jueves por el Gobierno aragonés, siete más que hace una semana. En este tiempo han fallecido cinco personas de las 11 que han muerto en esta séptima onda epidémica.

"Hay preocupación, como en la sociedad, pero seguimos agarrándonos a que son el colectivo más vacunado y por eso la sintomatología es leve. Sin olvidar que se trata de una población muy frágil", dijo Emilia Bergasa, presidenta de la Asociación de Residencias de Ancianos y Servicios de Atención a los Mayores (Lares).

En esta agrupación de centros de carácter social se contabilizan 88 residentes infectados en sus 45 centros y 80 trabajadores, que suponen un 5,5% de sus plantillas. Están a la espera de que el Instituto Aragonés de Servicios Sociales (IASS) articule una fórmula para acceder "con rapidez" a las bolsas de empleo que se abrieron el pasado martes para paliar la falta de personal que está poniendo contra las cuerdas a estos establecimientos.

Los 467 trabajadores que están de baja por covid suponen el 3,5% de una plantilla total de 13.257 profesionales. Las incapacidades temporales serán mayores al sumarse las que se producen por otros motivos.

890 inscritos para trabajar

En estos momentos se han inscrito 283 cuidadores titulados en la bolsa de empleo. A ellos se suman otras 607 personas disponibles para trabajar sin acreditación pero con experiencia en el tipo de perfiles que se piden. Entre ellos hay 349 cuidadores y el resto se corresponden con personal para servicios auxiliares como cocina, limpieza y mantenimiento. Un total de 890 personas han dejado sus datos y currículos en una encuesta electrónica, cifra que se ha triplicado en un solo día.

"Lo más importante es normalizar la situación en nuestro día a día al igual que en el resto de la sociedad y que Salud Pública cuando se registra un positivo no nos cierre puertas automáticamente y se estudien las características de cada residencia", reclamó Paquita Morata, gerente de Arade (Asociación Aragonesa para la Dependencia).

Por su parte, UGT y Comisiones Obreras mostraron su temor a las consecuencias de unas bajas cronificadas difíciles de suplir que están provocando situaciones de sobrecarga y a la evolución de una ola que según algunos expertos no alcanzará su pico hasta finales de la semana que viene, con la duda de cómo se producirá el descenso.

"Quedan dos semanas muy graves con turnos de 12 y 14 horas, sobre todo en el medio rural donde es muy difícil cubrir las bajas", vaticinó Angélica Mazo, de UGT. Desde CC. OO., Delia Lizana señaló que hay que ser "cautos" y estar "expectantes" también a cómo evoluciona la inmunización de los más mayores, que empezaron a recibir la tercera dosis a mediados del pasado septiembre.

Mientras, el Partido Popular planteó este jueves al Gobierno aragonés cinco acciones concretas dirigidas a contrarrestar la situación de las residencias: agilizar al máximo el funcionamiento de la bolsa de trabajadores, la realización de test de antígenos y PCR en todos los establecimientos con cargo al presupuesto de la Comunidad, el refuerzo inmediato de los centros de Atención Primaria vinculados con las residencias, el pago de las ayudas covid prometido hace año y medio por el Ejecutivo autonómico así como duplicar su cuantía y, finalmente, transparencia en la gestión de la información.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión