Aragón
Suscríbete

aragón

Tercera dosis de la vacuna covid: "Si nos tenemos que infectar, que no nos pase nada"

El calendario de vacunación avanza con las inoculaciones de refuerzo en plena oleada del virus y el debate sobre si se está más cerca de la 'gripalización' del coronavirus.

Imane Chetioui y Francisco Pinar, pareja de Pinseque.
Imane Chetioui y Francisco Pinar, pareja de Pinseque, a la salida del consultorio de Sobradiel, este miércoles.
Heraldo.es

La pandemia de covid-19 afronta su tercer año, el mismo número de dosis que han recibido ya algunos colectivos tras ampliarse de nuevo el calendario de vacunación con las de recuerdo. Y no se sabe si serán las últimas. Desde este lunes pueden pedir cita los nacidos en 1973 y 1974, más de 45.600 personas en Aragón, y a partir de este miércoles pueden hacerlo los de 1975 a 1977. El número de contagios sigue disparado y con cifras que no se han visto en toda la crisis sanitaria por la rápida expansión de la variante ómicron, con síntomas, en principio, más leves.

Entre quienes se han vacunado este miércoles se buscaba una mayor protección ante la séptima oleada del virus en Aragón, que ha sumado 7.567 contagios en el último recuento. Francisco Pinar, vecino del municipio zaragozano de Pinseque, ha acudido a Sobradiel a 7,5 kilómetros, el más cercano en el que ha encontrado cita. Se ofertaban citas en barrios de la capital aragonesa como La Bombarda o localidades más lejanas como La Almunia de doña Godina, a 66 kilómetros. Francisco esperaba que su vacunación sirviera "para ayudar".  Ante las dudas sobre si harán falta más dosis, se ha mostrado seguro de la necesidad de la vacunación. "No hay más remedio que confiar en los médicos", ha añadido. "Si nos tenemos que infectar, que no nos pase nada", ha deseado. 

 "Cuando te duele la cabeza te tomas una pastilla. ¿Por qué vamos a tenerle miedo a una vacuna?", se ha preguntado. Ha acudido acompañado de su mujer, Imane Chetioui, a la que todavía no le tocaba la dosis de recuerdo por edad, pero que también estaba convencida de la necesidad de vacunarse. Tienen dos hijos, de uno y cinco años, uno de riesgo, por lo que son cuidadosos a la hora de reducir su vida social. El mayor ya ha sido vacunado. Actualmente están abiertas las agendas para la vacunación pediátrica entre los 5 y los 11 años. En diciembre tuvieron que sacarlos del colegio por ser contacto estrecho de un compañero positivo. "No queremos correr el riesgo de juntarnos con nadie", ha confesado ella. De momento, no se han contagiado en este tiempo. "Que sepamos", han puntualizado, ante el aumento de casos y de asintomáticos.

Marian Artigas, en su floristería en Casetas.
Marian Artigas, en su floristería en Casetas.
Heraldo.es

Marian Artigas ha sido otras de las vacunadas este miércoles en Sobradiel. Reside en Casetas, donde regenta una floristería, pero también ha acudido a la localidad vecina porque ha sido la cita más cercana que ha encontrado. Estaba convencida de la necesidad de vacunarse y no creía que se esté cerca de que la enfermedad se convierta en una gripe común. "Creo que no será la última", ha reconocido después de recibir la dosis de recuerdo. Está dispuesta a seguir recibiendo las que sean necesarias. "Yo no me creo todavía que esto sea una gripe", ha apuntado, pese a que se empiece a plantear tratarla como tal y 'gripalizar' la pandemia. Los expertos ha alertado del peligro de dar este paso a la hora de responder a la crisis sanitaria.

En esta última ola ha visto muchos contagios de personas cercanas. "Era como el 'Juego del Calamar', a ver quién llegaba a la tercera dosis sin contagiarse", ha puesto como ejemplo con cierto toque de humor. Ella mantiene las precauciones en su negocio: atiende al otro lado del mostrador con doble mascarilla y la puerta del establecimiento permanece abierta todo el tiempo para ventilar.

Algunas personas que querían recibir la dosis de recuerdo no han podido porque les ha cogido con una PCR positiva. Es el caso de Merche, zaragozana que ya pasó el virus al principio de la pandemia, arrastró los síntomas del covid persistente y acaban de confirmarle que ha vuelto a dar positivo. "Estaba esperando a que vacunaran en mi centro de salud", ha explicado por teléfono. No cree que sea la última dosis de refuerzo necesaria para proteger a la población. En su caso, pese a la reinfección, confía en la vacunación. "Estoy mejor que cuando lo pasé la primera vez y creo que eso es por la vacuna", asegura.

"Si no refuerzan la sanidad, igual que pasa con la gripe todos los años veremos colapso y en consecuencia muertos salvables con una sanidad eficiente y con recursos"

Además de los candidatos a la tercera dosis están quienes no se han vacunado contra la covid. En Aragón han sido inoculados el 89,8% de los mayores de 5 años, que entran en los grupos de edad para los que se ha autorizado vacuna. María Pilar tiene 47 años y una enfermedad autoinmune que le ha hecho decidir no vacunarse. El pasado verano pasó el virus. "No soy antivacunas. No me puedo vacunar porque tengo lo que tengo y me están obligando", se queja, porque teme los efectos secundarios. En su opinión, cree que el virus se va acercando más a lo que sería una gripe, "un virus cada vez se va haciendo menos problemático". Sin embargo, alerta de que "si no refuerzan la sanidad, igual que pasa con la gripe todos los años veremos colapso y en consecuencia muertos salvables con una sanidad eficiente y con recursos".

Critica que se base "todo en la vacuna" y en el pasaporte covid, que da "libertad a los infectados vacunados". Cree que no será la última dosis de refuerzo que se anuncie y sigue temiendo más los efectos secundarios. "No quisiera que a nadie de mi entorno sano le dé ningún efecto secundario grave".

Consulte las últimas noticias sobre el coronavirus. 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión