Aragón
Suscríbete

Aragón baja de la sexta a la undécima posición en gasto sanitario por habitante

Con 1.691 euros, apenas supera la media nacional al convertirse en la única autonomía, junto a Castilla-La Mancha, que reduce el presupuesto de Sanidad.

Sira Repollés
Sira Repollés
Heraldo.es

El Gobierno de Aragón ha sido el único, junto al de Castilla-La Mancha, que ha decidido recortar su presupuesto de Sanidad para este año, mientras el resto ha optado por mantenerlos o incrementarlos para afrontar el desembolso extraordinario provocado por la covid-19. Esta decisión explica que haya caído de la sexta a la undécima posición en gasto sanitario por habitante cuando antes de la pandemia, en 2019, había consolidado la senda inversora hasta convertir Aragón en la quinta autonomía que más dinero dedicaba por ciudadano a su sistema público de salud. Tres años después, apenas logra superar la media nacional con 1.691 euros por habitante.

El cuatripartito destaca que se trata del segundo presupuesto más alto de la historia, rozando los 2.243 millones de euros, y estima que mantiene «el esfuerzo» pese a haber «ajustado» la partida de Sanidad en 85,1 millones, casi un 4% menos que el año pasado. Las cuentas se elaboraron antes de la séptima ola que ha vuelto a tensionar la red sanitaria, por lo que fuentes oficiales aseguraron a este diario que se tendrán que «adaptar a la realidad covid».

La mera comparación de los presupuestos aprobados o prorrogados para este año por los distintos ejecutivos autonómicos constata que Aragón triplica el recorte presupuestario de Castilla-La Mancha, de un 1,2%, y que solo otros dos, los de Castilla y León y Andalucía, están congelados como consecuencia de la prórroga presupuestaria. Y en estos dos casos, los gobiernos habían presentado sus cuentas con un crecimiento del 2% y del 9,6%, respectivamente, aunque las circunstancias políticas han impedido que salgan adelante.

El resto han optado por incrementar la partida sanitaria, indistintamente del color político y aunque sea de una forma simbólica, como en el caso del Ejecutivo riojano: un 0,09%, de 552,4 a 552,9 millones. En el otro extremo está Madrid, con un 8,6%, aunque su caso es excepcional porque hay que remontarse hasta 2019 para hacer la comparación al haberse prorrogado las cuentas los dos últimos años. Y aún así, está a la cola del país en el gasto sanitario por habitante, con 1.301 euros.

En la presentación del presupuesto de 2022 ante las Cortes, la consejera de Sanidad, Sira Repollés, lo definió como «digno, adecuado y sensible con las necesidades de los aragoneses» y «ligeramente superior a los de prepandemia». Y como insistieron el viernes desde la DGA, la cuantía superará en casi 700 millones el último presupuesto del PP-PAR, el de 2015, para «garantizar las necesidades de los aragoneses». Por contra, la oposición los tildó de «poco realistas y obsoletos», además de encubrir «recortes».

Al margen del debate político, solo hay que fijarse en la evolución del gasto sanitario por habitante de los últimos cuatro años, recogida en un informe por la Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública, para comprobar que Aragón ha pasado de estar en cabeza a situarse entre las autonomías con menor gasto sanitario por habitante.

Si en 2019 y en 2020 era la quinta Comunidad con más recursos en términos relativos, con 1.555 y 1.587 euros, respectivamente, en 2021 bajó una posición pese a contar con el mayor presupuesto de la historia y llegar a los 1.767 euros por habitante. La situación aún ha empeorado más este año, ya que se ha descendido a 1.691 euros, una caída aún mayor si se tiene en cuenta que el promedio ha subido un 4%.

El portavoz de la Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública, Marciano Sánchez, lamentó que el recorte presupuestario de Aragón «no se corresponde con la realidad» y aboca al sistema sanitario a una «situación crítica». «Va a haber una mayor demanda durante el primer semestre por la covid sin atender los esfuerzos para evitar que se agraven las listas de espera de operaciones quirúrgicas, pruebas diagnóstica y consultas», detalló.

Por ello, reclamó la dotación de un plan de emergencia para atender «a toda la población» y estimó que el gasto sanitario debería incrementarse en mil euros per cápita, ya que la media autonómica sigue estando por debajo de la de los países europeos y muy por debajo de los países del euro. «Desgraciadamente ha habido muchos homenajes a los sanitarios, pero a la hora de la verdad, muy poco compromiso con los recursos sanitarios», criticó.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión