Aragón
Suscríbete

Investigan a dos mujeres, una vecina de Alcañiz, por estafar hasta 40.000 euros con falsos anuncios de vehículos

La investigación se inició en noviembre de 2021, después de que un vecino de Santomera (Murcia) denunciara ante la Guardia Civil haber sido víctima de una estafa.

Una agente de la Guardia Civil durante la investigación
Una agente de la Guardia Civil durante la investigación
Guardia Civil

La Guardia Civil ha iniciado en Las Torres de Cotillas (Murcia) una operación en la que ha investigado a dos mujeres, de 35 y 36 años y vecinas de Alcañiz (Teruel) y Mos (Pontevedra), como presuntas autoras de, al menos, 34 estafas y usurpaciones de estado civil, recibiendo más de 40.000 euros de adelanto en la compra de vehículos por internet que no entregaban a los compradores.

La investigación se inició en noviembre de 2021, después de que un vecino de Santomera (Murcia) denunciara ante la Guardia Civil haber sido víctima de una estafa después de haber hecho un pago por la compra de un vehículo, anunciado en una página web, que nunca le fue entregado.

Paralelamente, otra denuncia de similares características, presentada por un vecino de Totana (Murcia), estaba siendo investigada por la Benemérita de Lorca (Murcia), cuyas coincidencias permitieron determinar que podía tratarse de una sucesión de estafas cometidas por las mismas personas, que podrían haber afectado a víctimas de distintos puntos de España.

Las pesquisas practicadas por los especialistas en ciberdelincuencia de la Guardia Civil permitieron localizar a dos mujeres en Alcañiz (Teruel) y Mos (Pontevedra), a las que tomaron declaración por la presunta comisión de los delitos de estafa y usurpación de estado civil.

Según se desprende de la investigación, ambas desarrollaban un mismo patrón delictivo que se iniciaba con la publicación de anuncios de venta de vehículos de ocasión en plataformas online a precios muy ventajosos.

Para asegurar la venta, solicitaban a los interesados una transferencia bancaria que rondaba los 500 euros. Algunas de las víctimas llegaron incluso a abonar la totalidad del valor del coche, aunque nunca les fue entregado, por lo que el montante total de lo estafado podría superar los 40.000 euros.

Para evitar su identificación, las dos mujeres empleaban identidades de terceras personas ajenas a estas argucias, a las que suplantaban para abrir cuentas bancarias con su identidad, donde recibían las transferencias de los compradores.

Hasta el momento, la operación ‘Licadol’ ha permitido esclarecer 34 hechos delictivos e investigar a dos de las personas presuntamente relacionadas con esta trama delictiva, si bien la investigación sigue abierta ante las sospechas de que puedan existir más perjudicados. 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión