Aragón
Suscríbete por 1€

Saturación en la Atención Primaria: "Estamos al límite, es imposible seguir así"

Enfermeras y médicos se quejan por la sobrecargada de trabajo que soportan en esta séptima ola de la covid.

Filas a las puertas del centro de salud de la Almozara
Filas a las puertas del centro de salud de la Almozara
Francisco Jiménez

"Tengo 37 años de experiencia y jamás me había encontrado en una situación como la que llevamos desde finales de noviembre o principios de diciembre". María Pilar Mainar, responsable de Enfermería del centro de salud San José Norte, resume la realidad a la que se enfrentan desde hace ya demasiadas semanas en Atención Primaria, donde gestionan casi el 90% de la atención en esta séptima ola de covid.

"Estamos desbordados. No podemos seguir así, es imposible. Estamos agotados física y psíquicamente", aseguró esta profesional, quien añadió: "Necesitamos que nos refuercen la Primaria porque no hay enfermeras, y no damos más de sí". A finales de octubre no se renovaron muchos contratos covid. En San José Norte y Centro cesaron a ocho enfermeras y el trabajo por covid aumentó menos de un mes después.

Una situación de saturación que comparten otros trabajadores sanitarios, como Aurita Auría, médica de Familia en Valdespartera y vocal de médicos de Atención Primaria Urbana del Colegio de Médicos de Zaragoza, quien solo este lunes tenía citados a 120 pacientes, tanto de forma presencial como telefónica, más del doble de una jornada ya sobrecargada de trabajo. Muchas consultas eran por coronavirus y muchas relacionadas con la tramitación de las bajas laborales para guardar aislamiento por el virus.

Mientras, las filas en los centros de salud se mantienen, con esperas de más de una hora. "Arrastramos una gran sobrecarga", apuntó Mayte Clares, enfermera en Actur Norte y vocal de Enfermería Familiar y Comunitaria del Colegio de Enfermería de Zaragoza: "Llevamos mucho tiempo así. Y hoy (por ayer, después de tres días festivos) estamos desbordados. La situación es límite". En su centro de salud, a finales de la semana pasada, llegaron a hacer unos 80 test de antígenos y otras tantas PCR por día. Tras aplicar ya el nuevo protocolo de seguimiento y rastreo de casos, se ha notado una disminución del número de pruebas diagnósticas. Aun así, se realizaron en torno a unas 20 o 25 de cada una de ellas, que sigue siendo una "cifra elevada" que se sitúa en los niveles de otras olas. Las agendas médicas, además, se están sobrecargando con los trámites de las bajas. "Hay tal tasa de incidencia que se van a multiplicar", dijo.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión