Aragón
Suscríbete por 1€

2022 empieza con una inflación desbocada y unos precios al alza arrastrados por la factura de la luz

Es un «mazazo al bolsillo de los hogares» ya que los salarios no crecerán igual, según las organizaciones de consumidores

Compra de marisco en un mercado de La Coruña.
Compra de marisco en un mercado de La Coruña.
Agencia EFE

Con unos niveles de inflación del 6,7% no vistos en cerca de treinta años. Así empieza un 2022 con subidas en muchos productos de los que tira sobre todo el elevado precio de la electricidad y los alimentos (contagiados por el aumento de los costes empresariales). Coches, electrodomésticos, seguros y combustibles más caros marcan una tendencia muy preocupante, con una energía y unas materias primas cada vez más caras, que los expertos advierten se mantendrá durante varios meses del año entrante. 

Las tarifas reguladas del gas han subido ya un 5,48%, aunque su encarecimiento habría sido mayor sin las medidas aplicadas por el Gobierno. Unas políticas que en el caso de la luz no están impidiendo que siga al alza.

Asimismo, comprarse un coche nuevo será más caro por el fin la moratoria que puso el Ejecutivo en 2021 para adaptar el impuesto de matriculación en España a la nueva normativa europea de emisiones. Se encarecerán una media de entre 200 y 1.000 euros, dependiendo del modelo de coche que se elija y afectando a unos 150.000 compradores, según Faconauto.

Además, los seguros del automóvil, del hogar, de decesos -todo lo que no es salud- subirán, porque la mayor parte de las compañías han provisionado ya en sus costes el incremento del IPC y porque en 2021 los siniestros se multiplicaron por una climatología muy adversa. Según Miguel De las Morenas, director general de Kalibo Correduría de Seguros, «la media de incremento será del 7% o el 8% y de ahí para arriba».

Los peajes de las autopistas que dependen del Estado tampoco se libran de subidas del 1,97% para ajustarlas al IPC. Según ha informado el Ministerio de Transportes, cuatro de ellas tendrán una subida adicional de hasta el 3%: la AP-7, la AP-6, la AP-46 y la AP-9. En cuanto a los combustibles, se espera que el precio del barril de brent siga subiendo cuando la gasolina ronda ya los 1,5 euros el litro, cerca de su máximo histórico.

También la vivienda, cuyo precio se elevó un 4,3% el pasado año, según Tinsa, se incrementará en torno al 4% en 2022, adelanta el servicio de estudios de Caixa Bank. A eso se suma el encarecimiento de los materiales, que está provocando subidas en el precio de las nuevas construcciones y demoras en las entregas.

En 2022 seguirá al alza el coste de los alimentos básicos, que en 2021 ya se encarecieron más del 3%. Según el Banco de España, un 60% de las empresas prevé subir sus precios este año para defender sus márgenes. Una espiral inflacionista que compromete la reactivación de la economía. «La preocupación del 75% de la población son unos precios que suben por encima de lo que van a crecer sus salarios», destaca Vicente Castellanos, director de estudios sociales y opinión pública de Ipsos, compañía de la investigación de mercados, al comentar el resultado de una encuesta realizada a 20.054 ciudadanos.

«El mazazo al poder adquisitivo de los hogares es algo que nos temíamos y que ya no puede considerarse como algo transitorio. La subida de precios seguirá presionando los bolsillos en 2022», advierte Alejandro Marín, delegado territorial de la OCU en Aragón. Para José Ángel Oliván, secretario general de la Unión de Consumidores de Aragón, esta inflación «era de esperar». «El problema va a ser que los incrementos salariales serán menores», añade.

El billete del bus y el tranvía no cambia y el tipo del IBI baja

En Zaragoza, la llegada del nuevo año no va a suponer grandes subidas de impuestos y precios públicos. El tranvía y el bus urbano mantendrán todas sus tarifas, mientras que el taxi, por su parte, encarece un 2,5% el precio por kilómetro de la 1 y 2. En materia fiscal, el cambio más relevante es la bajada del tipo del IBI, que se queda en el 0,4047 con el objetivo de situarse en 2023 en el mínimo legal (0,4).

Además, se amplían las bonificaciones por la instalación de sistemas de energía renovable, mientras que la tarifa del agua bajará para las familias con rentas inferiores a 24.000 euros. Se eliminará el recargo del 50% para personas no empadronadas en la capital que hacen uso de las escuelas infantiles, las enseñanzas artísticas, la Universidad Popular o las piscinas. Por último, las escuelas infantiles serán gratis para las familias con una renta mensual por persona que no supere los 314 euros. 

La capital oscense mantiene la presión fiscal

Los vecinos de la ciudad de Huesca deberán desembolsar en 2022 las mismas cantidades que en 2021 para pagar los impuestos y precios públicos. El gobierno del Ayuntamiento de Huesca (PSOE) decidió congelar las ordenanzas fiscales para «no incrementar la presión a la ciudadanía, en un contexto difícil para muchas familias y empresas» por las consecuencias de la crisis sanitaria del coronavirus. A pesar de esto, los socialistas no contemplaron una reducción porque es necesario «mantener los servicios» y «no comprometer la estabilidad financiera de la institución».

Las arcas municipales no prevén en 2022 un incremento de ingresos pero sí de gastos, ya que hay que afrontar la subida del sueldo de los empleados públicos, la del salario mínimo para la contratas y el aumento del precio de la luz. Esta última sumará 150.000 euros a los 2,3 millones anuales.

Las instalaciones deportivas y el autobús no suben

El Ayuntamiento de Teruel vuelve a bajar tasas e impuestos y congela los precios públicos en un año que, al menos por ahora, sigue marcado por la pandemia de covid. Las tarifas para usar las instalaciones deportivas y los centros de ocio se mantienen como en 2021. Así, el abono de temporada para entrar a la piscina climatizada -uno de los servicios con más demanda- seguirá costando 84,21 euros. Tampoco varía el billete del autobús urbano, a 1,10 euros por viaje.

El Consistorio bonifica con un 30% el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) en edificios con placas solares y con un 50% en inmuebles destinados a alquiler social. Además, aplica descuentos de entre el 60% y el 80% al Impuesto de Actividades Económicas (IAE) de empresas que hayan mantenido el número de trabajadores. Baja un 6% el impuesto de vehículos y reduce al 50% la tarifa de bodas si los contrayentes están en paro

Ejemplos

Vivienda. El precio de la vivienda (que en 2021 subió el 4,3%, según Tinsa) subirá en torno al 4% en 2022, según el servicio de estudios de Caixa Bank, mientras que los alquileres se actualizarán de acuerdo a la subida del IPC.

Matriculación. La adaptación a a la normativa europea de emisiones desde ayer encarecerá el precio medio de un turismo entre 800 y 1.000 euros. Esto afectará a unos 150.000 compradores, según los cálculos de Faconauto.

Seguros. Contratar un seguro del hogar, del automóvil o uno de deceso costará este año entre un 7% y un 8% más. Se debe, según expertos del sector, a la subida del IPC y la necesidad de remontar un 2021 de alta siniestralidad.

Luz y gas. El alto coste de la electricidad en el mercado mayorista seguirá siendo un quebradero de cabeza para empresas y particulares y alcanzará una media por megavatio de 222,03 euros. El gas ha subido, pero menos.

Agua. Se cambia el ICA por el IMAR (Impuesto Medioambiental sobre las Aguas Residuales). Según la DGA, que dejará de recaudar 5 millones, muchos usuarios reducirán su factura, pero quienes gasten más lo acabarán pagando. 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión