Aragón
Suscríbete

deportes

Cristian Álvarez Quintín: "Lo mejor de mi vida es la gente que tengo a mi alrededor"

Trabajador social, escritor y apasionado del deporte, acaba de publicar el libro 'El viaje de Cris'.

Cristian Álvarez Quintín, en un momento de la presentación de su libro.
Cristian Álvarez Quintín, en un momento de la presentación de su libro.
Francisco Jiménez

Cristian Álvarez Quintín presentó días atrás el libro ‘El viaje de Cris’, el último reto de un joven que, pese a quedar en una silla de ruedas a los 18 años a causa de una enfermedad degenerativa, continúa divisando la vida con la valentía que destila una sonrisa.

Primero, debería presentarse usted a usted mismo.

Me llamo Cristian Álvarez. Tengo 35 años. Vivo en Zaragoza capital desde que tenía 24 años, pero nací en Mediana de Aragón. Allí realicé los estudios primarios en el Colegio Rural Agrupado de Mediana. En mi infancia era un niño muy feliz con mis amigos. Los estudios secundarios y bachillerato los hice en el Instituto Benjamín Jarnés de Fuentes. El bachillerato era de Ciencias de la Salud.

Está detallando todo su currículo, eso está bien.

También he cursado estudios de Administración y Finanzas en el Instituto Andalán de Zaragoza y, en los últimos años, en el Centro de Recuperación de Personas con Discapacidad Física (CRMF) en Lardero (La Rioja). Además, estudié Trabajo Social en Zaragoza.

No sé si seguir preguntándole o darle un abrazo sin dilación…

Soy un chico muy positivo, que siempre intenta quedarse con las cosas buenas de la vida. Hago lo imposible para conseguir mis objetivos. Ahora también sigo siendo un chico muy feliz. Aunque tengo limitaciones físicas, no me impiden disfrutar de la vida.

¿Qué le apasiona?

Me encanta el deporte, igual como espectador que como practicante en lo que puedo. También, pasar el tiempo con mis amigos, el cine y escribir.

¿Quiénes son sus ídolos?

Gasol, Contador y Nadal. Como soy de Zaragoza y zaragocista, me quedo también con Ander Herrera. De la actual plantilla del Zaragoza, sin lugar a dudas, Cristian Álvarez es mi favorito. Además, se llama como yo… Me gustaría conocerlo personalmente.

También tendrá gente cercana que merece un subrayado...

Claro. Lo mejor de mi vida es la gente que tengo a mi alrededor, mi familia y amigos, que siempre me han ayudado a sobrellevar mi discapacidad. He tenido mucha suerte con la gente que me he encontrado en mi camino.

¿Hablamos de su libro?

El libro es el resultado de unir varias de mis pasiones. Tiene varios objetivos, como mi rehabilitación física o el aumento de mi conocimiento; pero el objetivo principal del libro es el dar gracias a toda la gente que me ha ayudado en mi vida. Que, al leerlo, se enteren. Con trabajo, esfuerzo y dedicación, todo se puede conseguir.

¡Bien dicho, Cristian! ¿Y lo de hacer un tramo del Camino de Santiago en silla de ruedas?

Es una de las mejores experiencias de mi vida.

¿Cómo logró hacerlo?

Este Camino de Santiago en silla de ruedas fue entre Sarria y Santiago. Es decir, 100 kilómetros. Fue en el verano de 2013 en seis días.

Ya está bien, ya... Salía a casi 20 kilómetros al día en silla de ruedas. Vaya paliza…

Lo hice gracias a la ilusión, al trabajo, a la tenacidad y al esfuerzo de mi compañero y amigo Pasky Romeo Andrés. Hice el Camino en silla de ruedas una segunda vez en 2019. En esta ocasión fue entre Oviedo y Santiago: 300 kilómetros en 15 días.

También a 20 kilómetros en silla de ruedas al día...

También he hecho cinco Tours de Francia.

Flipo con usted…

Antes, en el gimnasio José Garcés reproducían las 21 etapas del Tour de Francia en una hora cada día en 21 clases de ‘spinning’. El dolor y la dureza de esas pruebas eran comparables al tremendo agradecimiento que yo sentía hacia cada amigo que cada día venía conmigo a ayudarme a sujetarme en la bicicleta estática.

¡Qué ruta tan bonita, Cristian!

Yo sigo para adelante venga lo que venga...

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión