Aragón
Suscríbete

nochevieja

Varias discotecas y pubs de Zaragoza suspenden los cotillones y se preparan para devolver el dinero

Las nuevas medidas anunciadas por la DGA provocan una ola de cancelaciones de cara a la última noche del año.

Una fiesta de Nochevieja
Una fiesta de Nochevieja
Pixabay

A menos de una semana de la celebración de la Nochevieja, la mayoría de cotillones penden de un hilo. Tras el anuncio del Gobierno de Aragón de que a partir de este miércoles el ocio nocturno cerrará a las 2.00, muchas de las fiestas de fin de año no se celebrarán. Los dueños de locales de ocio nocturno preveían que algo así podía suceder y, de hecho, algunos ya han publicado antes de la rueda de prensa lo que van a hacer con las entradas.

Al menos dos establecimientos, Supernova y el Club Náutico, ya han suspendido el cotillón. "Tras las nuevas medidas y restricciones tomadas por el Gobierno de Aragón, lamentablemente nos vemos en la obligación actualmente de no poder celebrar nuestra fiesta de Nochevieja. Vais a recibir en las próximas horas un mail cada uno de vosotros donde dispondréis de cómo proceder con vuestra entradas teniendo diferentes opciones, incluida la devolución. Atentos a vuestro correo porque tendréis que darnos una respuesta", ha publicado Supernova en su Instagram.

Comunicado de Babia y Supernova.
Comunicado de Babia y Supernova.
Instagram

Alberto Campuzano, presidente de la Asociación Provincial de Empresarios de Salas de Fiesta, Baile y Discotecas de Zaragoza y propietario del Tres Mares, considera que las nuevas medidas están tomadas "a mala fe", ya que "impiden incluso que los asistentes a la cena puedan tomarse las uvas en el establecimiento". El portavoz del ocio nocturno zaragozano recuerda que, en el caso del restaurante del Club Náutico, había todavía "220 personas dispuestas a venir después de la cascada de cancelaciones de las últimas semanas".

Campuzano asegura que el Gobierno de Aragón "no ha hecho caso" a ninguna de las peticiones de la hostelería, como "hacer test de antígenos a todos los asistentes", y recuerda el agujero económico que les genera la decisión política: "Teníamos todo comprado ya. ¿Qué futuro tenemos como establecimiento? El Instituto Carlos III ha demostrado el bajo impacto de la hostelería en la pandemia. Hemos visto cinco olas con los negocios cerrados durante 450 días, ¿hasta cuándo se nos va a señalar?".

El hostelero subraya por último que "no llegan las ayudas prometidas por parte de la DGA". "A mi negocio han llegado mil euros desde el principio de la pandemia", concluye notablemente molesto, a la par que se pregunta por qué en otras comunidades sí pueden celebrarse los cotillones: "¿Acaso ahí no hay covid o afecta de forma distinta?".

Por su parte, Grupo Canterbury, que había preparado cotillón en sus tres establecimientos de ocio nocturno -Canterbury Salamero, Hide Club y Gabana- tiene la esperanza de que se pueda celebrar. "Estamos solicitando por todos los medios legales que el cotillón pueda celebrarse. En caso de que no se pueda llevar a cabo el evento, se procederá al reembolso de las entradas por el mismo medio de pago en que fueron adquiridas", han sentenciado. Miguel Ángel Salinas, gerente del grupo hostelero, se ha mostrado "indignado": "Otra vez han actuado tarde y mal. Se podía haber evitado esta séptima ola en Aragón si hubiesen implantado medidas antes, por ejemplo, en los colegios, donde comenzaron todos los contagios". Estos locales tenían el 99% de las entradas vendidas. "Teníamos todo preparado... y ahora...", ha denunciado.

Devolución de entradas

La mayoría de pubs colgaron el cartel de 'sold out' a las pocas horas de que las entradas salieran a la venta hace poco más de un mes. Sin embargo, en pocas semanas, la situación ha cambiado por completo. "Si no se permite la celebración del cotillón en las condiciones publicadas desde un primer momento, se reembolsarán todas de forma automática y sin necesidad de que nos escribáis a nosotros o a Nixel", han explicado desde Babia. Ahora, han insistido, tienen que "esperar a que Sanidad lo publique de forma oficial en el BOA para poder así gestionar unos trámites legales para confirmar de forma definitiva la cancelación del evento.

Comunicado Kenbo y Parros.
Comunicado Kenbo y Parros.
Instagram

Por su parte, Parros, situado en pleno Casco Histórico de Zaragoza, ya lanzó un mensaje a través de Instagram este domingo por la noche. "Si debido a las restricciones que pudiera imponer le Gobierno de Aragón se viera afectado el aforo o el horario de cierre procederemos a la devolución íntegra de las entradas", han señalado. Ahora, este establecimiento valorará si es "factible abrir".

Kenbo, situado en la calle Estébanes, cerca de la plaza de España, también ha optado por la devolución del importe de las entradas. "Si el evento es cancelado, kenbo reembolsará automáticamente el dinero", han apuntado. Además, han insistido que "no será necesario solicitarlo", por lo que piden "paciencia".

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión