Aragón
Suscríbete

La crisis de microchips reduce la producción en Opel a 334.000 coches en 2021, un 14,4% menos

Las prioridades de la dirección para 2022 en la planta zaragozana son recortar el gasto energético y bajar el absentismo, disparado al 10,14%

Imagen de las instalaciones de la planta de planta de PSA en Figueruelas.
Imagen de las instalaciones de la planta de planta de PSA en Figueruelas.
Heraldo.es

La crisis de suministro de semiconductores ha lastrado el volumen de producción de la planta de Opel España (Stellantis) en Figueruelas, que cerró ayer el año con unos 334.000 coches producidos, 56.000 menos que en el ejercicio anterior (un 14,4%). Este dato forma parte del balance que la dirección de la compañía realizó ayer antes de felicitar la Navidad a los empleados.

Las expectativas para el año que viene son poder alcanzar las 400.000 unidades, volviendo así a los niveles de 2020, que se cerró con unos 390.000 vehículos fabricados. La recuperación del turno de noche en la línea 2, la del Corsa, a partir del domingo 30 de enero y el hecho de haber fijado ya el 15 de enero como sábado productivo apuntan a que dicha crisis de suministro de microchips pueda ir remitiendo a lo largo de 2022.

Los 500 contratos temporales suprimidos en 2021, el repunte del absentismo hasta el 10,14%, «situándose actualmente en niveles jamás alcanzados en la historia de la planta», y un precio desorbitado de la energía -que ha supuesto un incremento en 5 millones en los gastos de la fábrica (en electricidad, gas y pago de derechos por emisión de CO2)- revelan que el año que está a punto de terminar ha sido muy complicado para la factoría y el sector de la automoción en general

La dirección de la empresa mostró ayer su preocupación por el impacto que pueda tener en la producción esta escalada del precio de la electricidad, ya que de seguir así el gasto de energía por coche podría pasar de 30 euros este año a 116 en 2022, haciendo menos competitivos los vehículos que produce Figueruelas. Por eso se marcaron como prioridades para el próximo año reducir el coste energético y bajar el índice de absentismo.

Sin embargo, también hubo buenas noticias en este balance, como el hecho de que la nave de Prensas vaya a trabajar también para otras plantas de Stellantis en Francia, que el taller de baterías eléctricas tenga que hacerlas también para la fábrica de PSA en Villaverde (Madrid) o el récord que supone haber superado ya en este año los 11 millones de Corsas producidos.

Stellantis anunció ayer los nombramientos de las personas que van a sustituir a Susana Remacha, la que era directora de Montaje en Figueruelas y que se marchó en octubre a dirigir la fábrica de Villaverde, así como el de algún directivo italiano que se incorpora.

Aunque no se habló de nuevos modelos, fuentes cercanas a la factoría insistieron en la posibilidad de que sea un nuevo Peugeot 208 híbrido el próximo lanzamiento que se anuncie en la planta zaragozana. Iría a esa línea 1, de la que salen en la actualidad el Crossland y el C3 Aircross, que se electrificará para atender los requisitos de la transición energética.

Del balance realizado por Opel España, se deduce que 2022 podría ser algo mejor para el sector de la automoción, con todas las cautelas ante la incertidumbre reinante, si bien el objetivo de volver al récord de producción de 2007 se ve cada vez más lejano. Hace dos años, en 2019, cuando se alcanzaron los 470.371 coches fabricados, Figueruelas estuvo muy cerca, pero con la pandemia en 2020 -cerró con 390.000- y en 2021 -con 334.000- vuelve a alejarse de esta meta.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión