Aragón
Suscríbete por 1€

aragón

La presión asistencial y la falta de personal obligan a los hospitales aragoneses a ajustar sus recursos

Los centros aumentan sus áreas reservadas a coronavirus. En el Miguel Servet se vuelven a reforzar los equipos covid con profesionales de otras especialidades.

Fila para vacunación de menores en el centro de Especialidades Inocencio Giménez de Zaragoza.
Fila para vacunación de menores en el centro de Especialidades Inocencio Giménez de Zaragoza.
Guillermo Mestre

La presión asistencial sigue aumentando en Aragón a las puertas de la Navidad. La saturación que registra la Primaria desde hace semanas con los contagios de covid al alza, más las consultas por el incremento de virus respiratorios propios de esta época del año, se traduce en una mayor tensión en Urgencias y, a su vez, en una sobrecarga del sistema hospitalario. Estos centros sanitarios, de hecho, están reorganizando sus recursos para atender la creciente presión asistencial ante la falta de personal, por bajas y permisos.

El Miguel Servet cerró media planta 8 del edificio de Traumatología para destinar a personal de Enfermería de esa unidad a atender otras áreas de hospitalización. Este centro cuenta ya con cinco áreas reservadas a coronavirus. Además, los equipos covid, que componen Medicina Interna y Neumología, van a aumentar sus refuerzos a partir de la próxima semana, como ya se hizo en otras fases de la pandemia, y pasarán a tener el apoyo de dos facultativos de especialidades médicas, dos de servicios quirúrgicos y dos residentes.

El Clínico, por su parte, destina al menos cuatro zonas del hospital a la covid. Además, estudia cerrar parte de la cirugía programada de tarde, del 23 de diciembre al 9 de enero, así como algunas camas en varios servicios y cuatro plazas en la uci para suplir la falta de personal si fuera preciso. Responsables de este centro sanitario reconocían hace unos días que se van a intentar respetar los permisos en la medida de lo posible. 

El presidente del Colegio de Médicos de Zaragoza, Javier García Tirado, subrayó no obstante que "esa es la directriz, pero siempre priorizando" y adelantó que "la falta de personal y dar cobertura a la demanda asistencial es un problema muy serio". "Los servicios –dijo– estamos en una situación crítica, porque hay gente de baja, hay que cubrir vacaciones... y se está intentando sostener el sistema de la mejor manera posible". Por su parte, la presidenta del Colegio de Enfermería de Zaragoza, Teresa Tolosana, añadió que la escasez de profesionales es "preocupante". La bolsa de trabajo de Enfermería está a cero: "Hay que hacer estrategias a largo plazo. No se pueden tener plantillas tan ajustadas".

Fuentes sindicales, por su parte, reconocieron la escasez de personal para afrontar esta séptima ola y la sobrecarga de los trabajadores. "Después del esfuerzo realizado todo el año, que se ve nuevamente aumentado por la demanda asistencial, se priva a los trabajadores de ese descanso tan merecido quitándoles días de fiesta que han generado", aseguró Jesús Sicilia, responsable de Sanidad de CSIF. Desde UGT indicaron que «falta muchísimo personal, en Atención Primaria sobre todo, pero en Especializada también». Están abriendo nuevas plantas covid, indicó Elena Lahoz, secretaria de Sanidad de este sindicato: "La presión asistencial aumenta y el personal está ya cansado y desbordado". Sin embargo, ante la evolución ascendente de la curva de contagios, la ocupación hospitalaria podría aumentar. Delia Lizana, secretaria general de la Federación de Sanidad y Sectores Sociosanitarios de CC. OO., planteó que algunos de los más de 1.000 positivos de los últimos días "serán futuros usuarios de la sanidad en unas semanas".

Repercusión en el San Jorge

La elevada incidencia en las ciudades de Jaca y Huesca está teniendo una grave repercusión en el Hospital San Jorge de Huesca, que según ha reconocido la consejera de Sanidad, Sira Repollés, es el que presenta una peor situación en Aragón. Ambas zonas sanitarias llevan días superando el récord de incidencia de toda la pandemia. Huesca es, por detrás de Jaca y Alcañiz, la tercera ciudad en peor situación.

Y esto ha tenido una traducción en el San Jorge, que esta semana suspendió las operaciones no urgentes al quedarse sin plazas en la uci. Los pacientes están siendo derivados a otras unidades de intensivos de Aragón, al estar ocupadas las nueve camas y tener solo una de reserva para emergencias. La presión asistencial también ha hecho necesario habilitar espacios en otra planta. El número de hospitalizados por covid bajó este sábado hasta situarse en 48 (a principios de semana se llegó a 75), pero la uci sigue llena. El repunte en Jaca y Huesca explica precisamente que la provincia sea la tercera con mayor incidencia del país, solo por detrás de Navarra y Guipúzcoa.

Desde UGT adelantaron que la uci del Hospital de Barbastro tiene también desde este sábado por la tarde una ocupación completa, al recibir a pacientes con distintas patologías de Huesca que precisan de cuidados intensivos.

Por su parte, la gerente del Salud en Teruel, Perla Borao, explicó que la única medida prevista en los tres hospitales de la provincia es un control de entrada para exigir el pasaporte covid. Respecto a otras acciones aclaró que, actualmente, no son necesarias ni en el Obispo Polanco ni en el San José porque en el primero la presión derivada de la covid es modesta, con 10 pacientes hospitalizados y solo uno en la uci, y en el segundo no hay ningún ingresado por la pandemia.

Reconoció que la congestión es importante en el centro hospitalario de Alcañiz y la organización interna "se adapta a las circunstancias" de cada momento. Advirtió de que si la ocupación de camas sigue creciendo podrían cancelarse intervenciones quirúrgicas ante la imposibilidad de ingresar a los pacientes.

Las filas se repiten en el 061 Aragón para la vacunación

Las filas en la sede del 061 Aragón, en el centro de especialidades Inocencio Jiménez, en Zaragoza, se volvieron a repetir este sábado. Fue el segundo sábado consecutivo que el Departamento de Sanidad planteó este espacio para la vacunación contra la covid-19.

Se abrieron las agendas para ofertar hasta 2.000 dosis para todo Aragón, con cita previa. La mitad de esta cantidad se reservó para niños mayores de 9 años, que acudieron junto a familiares; y la otra mitad para primeras y segundas dosis para adultos rezagados. La vacunación se prolongó durante toda la jornada, entre las 9.00 y las 14.30 y a partir de las 15.30 hasta las 20.30. 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión