Aragón
Suscríbete por 1€

Desalojadas 23 viviendas en Novillas por el avance de la crecida del Ebro, que supera ya la altura de la riada de 2015

Aragón se prepara "para lo peor" con la llegada de la "riada más lenta" en años. Rompen una mota en Novillas para aliviar el caudal al entrar el agua en el casco urbano.

Una de las viviendas más expuestas en Novillas ante el avance de la riada
Una de las viviendas más expuestas en Novillas ante el avance de la riada
Oliver Duch

Veintitrés viviendas han sido desalojadas este domingo en la localidad zaragozana de Novillas por precaución ante el avance de la crecida extraordinaria del Ebro, así lo han confirmado fuentes de la Delegación del Gobierno en Aragón. La Guardia Civil señala que la evacuación se ha producido en la calle Pablo Herraez y afecta, de momento, a 55 personas, algunos de los cuales serán trasladados a los pabellones de Tauste y Luceni. A todos se les ha hecho una prueba de antígenos para confirmar que no están contagiados antes de su traslado. Personal del 061 se ha desplazado en dos vehículos hasta la localidad para llevar a cabo estas pruebas.

La punta de la crecida se aproxima a la comunidad aragonesa y, por ello, todos los profesionales y administraciones que forman parte del dispositivo de prevención se preparan "para lo peor" con el objetivo de evitar el mayor número de afecciones en las localidades ribereñas, tal y como ha indicado la delegada del Gobierno de Aragón, Rosa Serrano.

Serrano, junto con el presidente del Gobierno regional, Javier Lambán, han participado en la reunión del Centro de Coordinación Operativa (CECOPI) en el Puesto de Mando Avanzado instalado en Luceni, para conocer el avance de la riada hacia la comunidad autónoma. También han estado alcaldes de los municipios de la Ribera Alta del Ebro.

En declaraciones a los medios de comunicación, el presidente del Gobierno aragonés ha señalado que esta es la riada "más lenta de todas las que han conocido" quienes llevan años gestionándolas, por lo que "el río baja con mucha lentitud y tarda mucho en llegar la punta de la crecida y en desaparecer la meseta de esa crecida". 

Las casas desalojadas en Novillas son las que están más cerca del río, que se ha desbordado por la zona de las piscinas sobre las cinco de la tarde. Estas viviendas ya sufrieron inundaciones en 2015.

La crecida ha superado ya la altura de la riada de aquel año. Según datos oficiales de la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE), entonces se alcanzaron los 8,41 metros y actualmente el río está ya en los 8,48 metros. 

Los bomberos de la Diputación de Zaragoza han utilizado su dron para mostrar los estragos que está haciendo la crecida del río Ebro por el municipio

La UME, a solicitud de los servicios de protección y previa consulta a la CHE, ha procedido a la rotura de una mota en la localidad para propiciar una bajada del caudal.

Cruz Roja ha comenzado a montar y gestionar los albergues provisionales en los pabellones de Luceni y Tauste. En cada uno se están montando camas para 200 personas, ha informado la organización en una nota de prensa. 

Según el balance realizado en la reunión en el Puesto de Mando Avanzado de mando de Luceni, presidida esta tarde por Javier Lambán, se estima que las actuaciones en el tramo medio darán resultados, como los trabajos en una mota para elevarla entre 30 y 40 centímetros, ya que el agua viene a subir 25 cm/segundo.

A las 23.00 de este domingo se espera el caudal máximo en Novillas y unos 2.200 a 2.500 metros cúbicos cuando llegue a Zaragoza, cuando en 2015 fue de 2.400 m3/seg. A su paso por Tudela, la máxima ha sido de 2.700 m cúbicos por segundo. La crecida, sin embargo, discurre más lenta que hace seis años.

Con respecto a los animales, se han evacuado unas 600 ovejas, si bien quedan dentro otras 400 y otros tantos corderos

La crecida afecta de momento a tres tramos de carreteras en la provincia: la CP2 desde la A-126 a Novillas, la A-127a en el acceso a Gallur desde la A-127 y la CP3 entre Pradilla y Boquiñeni.

Este domingo por la mañana, la delegada del Gobierno en Aragón, Rosa Serrano, ha asegurado que la referencia principal es Tudela, donde el río ya ha rebasado los niveles de hace seis años. Actualmente, el Ebro rebasa los 8,16 metros en Novillas.

“En la Comunidad todavía no se alcanza aún la cifra de hace seis años, pero, lamentablemente, según las previsiones, se superarán en altura”, ha dicho. La prioridad del operativo siguen siendo las personas, aunque también se intentará que haya los menores daños materiales posibles. “Estamos preparados para lo peor. Las horas de referencia irán de las 19.00 a las 21.00. Todos los efectivos del Gobierno de Aragón y la Unidad Militar de Emergencias (UME) están en disposición de ponerse en marcha ante cualquier imprevisto”, ha agregado.

En este sentido, el presidente de Aragón, Javier Lambán, ha señalado instado a ser realistas. “No debemos generar falsas ilusiones, pero tampoco ser catastrofistas. Aun teniendo que producirse evacuaciones, daños personales no habrá”, ha indicado. En este sentido, ha insistido en que el río “siempre tiene una parte de imprevisibilidad”, ya que de una riada a otra “cambia el propio cauce”. 

El líder autonómico ha destacado el trabajo realizado en los últimos años por la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE), que permitirán “aliviar en parte la gravedad de la crecida”. Como Serrano, ha señalado que la prioridad es preservar la seguridad de las personas y evitar que se inunden los cascos urbanos, aunque ha reconocido que “existe riesgo de que algunos puedan tener afecciones de esta naturaleza”. 

Por otra parte, ha incidido en la necesidad de “insistir a todas las instituciones” sobre la limpieza de cauces y la vegetación sobrante. “En los últimos años se ha mejorado y desde la DGA se han promovido limpiezas hasta donde legalmente puede, pero hay que seguir”, ha expuesto.

La situación actual, ha admitido el alcalde de Novillas, Abel Vera, es “de incertidumbre y preocupación”. “Hay unas 1.000 hectáreas anegadas, más de la mitad de la zona de cultivo del municipio. En el pueblo, Sarga y la UME han estado trabajando para reforzar la mota, y hoy, la CHE ha venido para dirigir las tareas. Se está subiendo un metro la mota que protege al casco urbano, pero no sabemos si será suficiente”, ha dicho. Los vecinos, ha subrayado, están ya prevenidos. Sobre todo los de cuatro casas de la zona baja que podrían ser desalojadas.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión