Aragón
Suscríbete por 1€

Los alcaldes de la ribera, pendientes de las lluvias y otra crecida del Ebro

Este martes, no obstante, la Unidad Verde del Ayuntamiento de Zaragoza volvió a cortar el acceso al interior del galacho de Juslibol para evitar contratiempos.

El río Ebro anegó las riberas a su paso por la capital. La punta de la crecida pasa en torno a las 8.30 por Zaragoza tras obligar a desalojos y anegar cultivos en la Ribera Alta.
El río Ebro anegó las riberas a su paso por la capital esta semana.
Ayuntamiento de Zaragoza

Los alcaldes de la ribera del Ebro siguen con especial atención la previsión de nieve y lluvias para estos próximos días, un episodio que coincidirá con una nueva avenida ordinaria en la que, previsiblemente, el caudal volverá a superar los 1.000 metros cúbicos por segundo.

De acuerdo con el Sistema Automático de Información Hidrológica (SAIH), "se esperan nuevos repuntes de caudal en los ríos de la margen izquierda del Ebro entre su cabecera y el Arga", pudiendo superar ligeramente el nivel amarillo en las estaciones de aforo. En Zaragoza, los valores más altos -cercanos, por el momento, a los 1.100 metros cúbicos por segundo-, se prevén de cara a la madrugada del jueves.

Este martes, no obstante, la Unidad Verde del Ayuntamiento de Zaragoza volvió a cortar el acceso al interior del galacho de Juslibol para evitar contratiempos. La principal incertidumbre ahora es qué ocurrirá de cara a este fin de semana. El alcalde de Novillas, Abel Vera, reconoció ayer una cierta intranquilidad, ya que las precipitaciones podrían elevar los márgenes previstos. "No sabemos cuál será finalmente la magnitud, y están dando bastante nieve y agua", apuntó.

La localidad sigue sin recuperarse de la punta registrada hace menos de una semana, que anegó alrededor de 220 hectáreas de brócoli, col y cereal. "Con la bajada de estos días atrás se redujo ligeramente el nivel del agua, pero con este nuevo pico se volverán a anegar. Hay gente que lleva ya entre siete y diez días sin poder entrar a sus campos. Está habiendo grandes pérdidas para los agricultores, con cosechas que se han echado a perder", añadió.

El problema, dijo, es que en otras avenidas "el nivel bajaba a los dos o tres días", pero esta vez no ha sido así, de ahí que se esperen más daños por el efecto combinado de un caudal ya de por sí alto y las precipitaciones. Las lluvias servirán, además, para recargar los embalses de la cuenca, que se encuentran, de media, al 54,3% de su capacidad. El dato está nueve puntos por debajo del de 2020 y a 4,6 del promedio de los últimos cinco años.En estos momentos hay un total de 4.296 hectómetros cúbicos almacenados, con 331 en la margen derecha (52%), según la CHE.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión