Aragón
Suscríbete por 1€

Tercer Milenio

aragón

Una app para prevenir la depresión laboral: "Muchas veces tardamos en pedir ayuda"

El Instituto de Investigación Sanitaria de Aragón busca candidatos, de entre 18 y 55 años, para probar una aplicación gratuita y personalizada, que ofrece herramientas para el bienestar emocional de los trabajadores.

Los investigadores aragoneses Yolanda López del Hoyo (con la app en su móvil) y Javier García Campayo.
Los investigadores aragoneses del IISA Yolanda López del Hoyo (con la app e-pD-work en su móvil) y Javier García Campayo.
José Miguel Marco

"El entorno laboral es un factor de riesgo que puede desencadenar un trastorno depresivo o mental. Muchas de las bajas en el trabajo están asociadas a problemas psicológicos, de ansiedad o estrés". Lo apunta la psicóloga aragonesa Yolanda López del Hoyo, que recuerda que a raíz de la covid ha habido un incremento "muy notable" de los problemas de salud mental y también en el número de suicidios.

En España se estima que la depresión afecta a dos millones y medio de personas. Precisamente, evitar el inicio de procesos depresivos en la población trabajadora está detrás del estudio e-pD-work, en el que participan grupos de investigación de seis regiones -entre ellas Aragón- pertenecientes a la Red de Investigación en Prevención y Promoción de la Salud. Financiado por el Instituto de Salud Carlos III de Madrid, el grupo de investigación de dicho trabajo ha desarrollado una aplicación (a la que se puede acceder desde la web epdwork.org y descargar en el móvil) gratuita y personalizada con la que prevenir esta enfermedad en el mundo laboral a través de "herramientas útiles" encaminadas al bienestar emocional.

En la Comunidad, el grupo de investigación de Salud Mental del Instituto de Investigación Sanitaria de Aragón (IISA) -coordinado por López del Hoyo y el psiquiatra Javier García Campayo (ambos también profesores de la Universidad de Zaragoza), busca a 150 candidatos de entre 18 y 55 años para probar la app a lo largo de tres meses (además la han lanzado en algunas empresas). "Hay que dejar claro que si una persona está deprimida no entraría en este estudio. Se hace una evaluación de aquellas áreas en las que sería más necesario que esa persona trabajase y en función de ello se le asignan unos módulos", explica García Campayo, quien resalta la necesaria colaboración de voluntarios para poder avanzar en una investigación que "podrá tener una importante repercusión social" al impedir que la depresión se inicie. "Y no hay una estrategia de comercialización ni un objetivo último de ganar dinero con ella", añade.

En estos momentos, muchas son las aplicaciones relacionadas con el ámbito de la salud mental que hay en el mercado. Para Yolanda López del Hoyo, estas tendrían que tener un aval científico detrás, ya que de lo contrario pueden ser incluso "contraproducentes". "En Estados Unidos y otros países se está haciendo un control de las apps específicas de salud. Las nuevas tecnologías tienen mucho potencial para poder desarrollar estrategias interesantes", asegura.

Aprender a gestionar los problemas

Ambos investigadores aragoneses destacan que lo importante es cómo una persona afronte el ritmo de trabajo y el estrés vinculado al mismo. "Una cosa es lo que sucede en la realidad y otra, cómo puedes asimilar ese hecho y cómo vives con esos problemas. Esta aplicación no hace que tu trabajo sea mejor, pero te da pequeñas herramientas para que esos síntomas que pueden convertirse en una depresión no sean invasores en tu vida y no deriven en un trastorno depresivo grave. Y también creo que en general lo más importante es darse el permiso para reconocer que no se está bien y, a partir de ahí, acudir a un psicólogo o psiquiatra. Muchas veces cuando empezamos a estar mal a nivel de salud mental tardamos en pedir ayuda", sostiene López del Hoyo, que alude a algunas señales de alarma: insomnio, dificultad de concentración, tristeza o incapacidad de disfrutar con lo que a uno antes le hacía feliz.

Por otro lado, indican que hay muchas empresas para las que es importante que sus trabajadores no padezcan situaciones que puedan desencadenar en un trastorno de salud mental. Desde la Organización Mundial de la Salud se reconoce que la depresión es la principal causa de baja laboral por enfermedad.

Herramientas contra la depresión en el trabajo

Estas son algunas herramientas que pueden ayudar a un empleado a manejar situaciones de estrés, que propone el grupo de investigación de Salud Mental del IISA:

  • Ser asertivo. Poder defender lo que uno considera más adecuado delante de los compañeros de trabajo o de sus superiores. "Es muy importante porque problemas laborales que están desencadenando ansiedad se deben a la incapaciadad de decir 'no', a poner límites o establecer buenos pactos o negociaciones. A veces algunas situaciones están más relacionadas con inercias que con propios requisitos del trabajo", apuntan.
  • Buenos hábitos de higiene del sueño. El insomnio que acarrea ciertas preocupaciones laborales también conlleva malestar.
  • Habilidades de comunicación. Tener la capacidad para hablar de las inquietudes que uno tenga.
  • Mindfulness. Se trata de una técnica psicológica que, según define  Javier García Campayo, "permite aceptar el presente, generando así un gran bienestar físico y psicológico". Recomiendan hacer una pequeña meditación diaria.
Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión