Aragón
Suscríbete por 1€

economía

El IPC, en sus niveles máximos en tres décadas: "Cada vez somos más pobres"

La inflación ha subido en noviembre al 5,6%, dos décimas más respecto al dato interanual de octubre, por el alza de los precios de la alimentación y, en menor medida, de los carburantes. Los expertos hablan de "tormenta perfecta".

Variación anual del IPC desde 2002.
Variación anual del IPC desde 2002.
Heraldo.es

Una inflación subiendo al 5,6% en noviembre (dos décimas más en comparación con el dato interanual de octubre), lo que marca un nuevo máximo histórico desde septiembre de 1992 en España. El avance del Índice de Precios al Consumo (IPC), publicado este lunes por el INE, también señala que la inflación subyacente (que no incluye el precio de los alimentos ni de la energía) se situó en el 1,7% (tres décimas más que el mes anterior). Unos datos negativos en los que están detrás el incremento de los precios de la alimentación y, en menor medida, el de los carburantes y lubricantes para vehículos personales.

Para Jorge Torres, profesor de Economía Financiera de la Universidad de Zaragoza, los ciudadanos tenemos que hacer frente a un sobrecoste para hacer lo mismo de antes. "A nivel económico debemos preocuparnos porque los precios suben no por el hecho de que haya consumo, inversión y gasto sino porque la producción de bienes y servicios se ha encarecido. Y como los salarios no se incrementan en esta línea, eso genera una pérdida de poder adquisitivo más que importante. Los precios no nos dan tregua y hay un empobrecimiento generalizado de la población: la cesta de la compra cuesta más y los sueldos no se incrementan en esa misma proporción. Por lo tanto, es evidente que cada vez somos más pobres", destaca.

A falta de conocer los datos definitivos del IPC de este mes (y poder desagregarlos por comunidades), los expertos consultados coinciden en que Aragón cerrará noviembre en esa línea. "Las tendencias coinciden", "No hay divergencia respecto a la media" resaltan.

Asimismo, Torres avisa de que esta situación no es algo pasajero ni coyuntural sino que hay "una tormenta perfecta" que nos lleva a esta realidad. "Suben los costes de fabricación, las alzas de las materias primas, de los alimentos, los fletes marítimos se han multiplicado por diez... Si aumentan mucho los precios, nuestra autoridad monetaria -que es el BCE- acabará subiendo tipos de interés. En un país hiperendedudado como es España cuando estos suban a medio plazo el estrangulamiento todavía va a ser mayor: en familias, empresas...", asegura.

Por su parte, Marcos Sanso, catedrático de Análisis Económico de la Universidad de Zaragoza, pone el acento en la inflación subyacente. "Ha subido una décima más que el índice general. Es un detalle importante; en la medida en que no sería bueno si eso se consolida los meses siguientes", apunta, al tiempo que señala que tenía la expectativa de que la inflación subiera más de dos décimas en noviembre. "No es una subida importante para lo que se podía esperar y quizá la presión inflacionista esté remitiendo", advierte.

No obstante, Sanso espera que a final de año no se llegue o no se supere el 6% ante un mes de diciembre singular por las Navidades. "Si a final de año superara el 6% sería un efecto inflacionista importante", dice. Y, por otra parte, alude a las medidas restrictivas (con cierres de fronteras incluidos por la irrupción de la variante ómicon) que están tomando diferentes países ante el aumento de contagios de la covid. "La recuperación de la economía no va a ser tan fuerte como uno podía esperar si las cosas fueran bien, tanto a nivel general como, por supuesto, en Europa", añade.

Loading...

Mientras, la previsión de la Unión de Consumidores de Aragón (UCA) es que podemos acabar 2021 en el 6% de inflación "como mínimo", según sostiene su presidente, José Ángel Oliván. "Diciembre es un mes inflacionista en el que suben los precios y en el que hay un gran consumo. Mucha inflación no es bueno. Que esta se sitúe en noviembre en el 5,6% no es un dato positivo y era algo que ya veníamos diciendo que se iba a producir. El incremento del coste de los carburantes, del componente energético y la subida general de precios era algo que estaba anunciando que la inflación iba a tener un componente de tirón alto. Además, era de esperar una inflación alta porque entre otras cosas el BCE ha fabricado mucho dinero durante esta temporada", afirma.

Por otro lado, Oliván recuerda que algunos de los convenios colectivos que se están firmando no pasan del 3%-4% del incremento salarial. "Con lo cual, una subida del 6% supone que los trabajadores asalariados estarán perdiendo poder adquisitivo", subraya. Y también se refiere al importante incremento de los precios de los alimentos frescos. "No sabemos cómo ha habido semejante repunte, sobre todo en Aragón: el ternasco ha duplicado prácticamente su precio en año y medio y eso no tiene relación con un aumento de los costes energéticos. Se le puede pedir a las administraciones que revisen qué está pasando en los mercados y comprueben cómo se están comportando las cadenas de valor", reclama.

Loading...

Por su parte, la Organización de Consumidores y Usuarios pide que desde el Ejecutivo se formulen ayudas directas a los comunidores más desfavorecidos. "Tal y como venimos reiterando, es preciso agilizar el acceso a las ya previstas, como serían el bono social eléctrico y térmico. En octubre, la factura acumulada (de luz, gas y gasolina) superaba los 700 euros", informa Alejandro Marín, delegado de la OCU en Aragón.

Este abogado valora negativamente el aumento de los precios en España y habla de "una segunda factura" para los consumidores. "Esta subida lo que hace es castigar más todavía si cabe a los consumidores; sobre todo a los más vulnerables. Ya en nuestros estudios de mayo se decía que una de cada 4 familias habían perdido el 25% de sus ingresos respecto al año 2020. Las economías familiares son más precarias; hay una pérdida de solvencia", apunta.

En este punto, Alejandro Marín advierte de que el incremento de costes de las materias primas se traslada ya a los productos y servicios. "Además de los precios de los carburantes y la electricidad, nos va a costar cada vez más llenar nuestras despensas y hacer frente a determinados gastos a los que antes no teníamos que sacrificar tanto dinero para ello", concluye.

Apúntate a la newsletter de economía y tendrás cada semana las últimas noticias del sector, claves y recomendaciones de expertos.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión