Aragón
Suscríbete por 1€

de temporada

Tiempo de coles como soles y de otras verduras

Existen técnicas para preservar a las plantas de la luz, para que sean más tiernas, y protegerlas del frío.

Existen técnicas para preservar a las plantas de la luz, para que sean más tiernas, y protegerlas del frío.

"En diciembre la tierra se duerme", dice el refranero popular. Ni es diciembre (todavía) ni la tierra se duerme (del todo). Tal vez se adormile, pero en estas fechas en las huertas aragonesas crecen vegetales, que hacen frente a condiciones meteorológicas que no siempre son las más idóneas para estas plantas.

"Una amplia diversidad", contesta Antonio Andrés, profesor del Centro Público Integrado de Formación Profesional (CPIFP) Movera, cuando se le pregunta sobre las variedades de verdura que se cultivan ahora. Este docente enumera algunas de las verduras que se cultivan en este momento del año. "Col de hoja o de pella, coliflor, col romanesco o la col kale, de la que se aprovechan las hojas", cuenta Andrés. Por otro lado está el apio, el perejil o el hinojo.

En los mercados aragoneses también es habitual ver en la actualidad acelgas o espinacas, además de las lechugas que se han convertido en comunes todo el año. "También encontramos otras que son más desconocidas, como es el tupinambo", señala Antonio Andrés.

¿Qué es el tupinambo? La Real Academia Española (RAE) redirige a "pataca", que lo define como una planta "herbácea, con tallos rectos de dos metros de altura, hojas ovales, acuminadas, ásperas y vellosas, flores redondas y amarillas, y rizoma tuberculoso, feculento y comestible". El docente del CPIFP Movera explica que es una planta de la familia de los girasoles: "Es un tubérculo, que puede ser variedad roja o blanca". Destaca que este tubérculo carece de almidón, por lo que puede estar indicado para aquellos que tengan alguna intolerancia.

¿Qué se puede plantar ahora? En esta cuestión se debería diferenciar entre interior o exterior. En interior se pueden plantar, por ejemplo las coles, mientras que en exterior las verduras que están indicadas son lechugas, acelgas, borrajas o cebollas de invierno, entre otras. "Con el frío puede ser que no se desarrollen bien en el exterior, pero se pueden instalar mini invernaderos o microtúneles, cubiertos de plástico o de mantas térmicas, para que no pasen tanto frío y puedan aprovechar el poco calor", sostiene Antonio Andrés. En cualquier caso, este docente recomienda reservar el plantado hasta marzo.

Otra opción es la técnica del 'mulching', lo que significa "cobertura" en español. "Consiste en cubrir toda la zona del surco con cuatro dedos de altura paja, madera triturada o cascaras de almendras. Así se protege el suelo, donde están las raíces que son menos resistentes que los tallos", añade. De esta forma se consigue la condición de tempero, "que es que la tierra esté húmeda, pero no mojada".

Por otro lado está la técnica de blanquear, cuyo objetivo es preservar a las plantas de la luz para que sean más tiernas. "Se suele hacer con la escarola o con el cardo, por ejemplo. En el caso de los cardos se cubren con un papel o un plástico el tallo. Y las escarolas con una especie de capucha con un agujerillo en la parte superior para que no se condense –indica Andrés-. Esto se mantiene durante un tiempo prudente de unas dos semanas".

A principios de este año se vivió el temporal de la borrasca Filomena y al inicio de esta semana estaba previsto que el denominado ‘chorro polar’ asolara una parte de Aragón. Situaciones como estas, en las que es frío sorprende puede hacer que, si tienen brotes, estos "se socarren". "Las coles por ejemplo se hielan y después se deshielan. El tiempo de heladas es una parada del crecimiento", concluye Antonio Andrés.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión