Aragón
Suscríbete

Heraldo del Campo

gente de la tierra

Seguir el legado familiar para salvar una tradición centenaria

Los hermanos Jordi y Marc Jaqués producen aceite de oliva virgen extra de sus olivos centenarios de Calaceite para conservarlos y dar valor a su cultivo.

Los hermanos Marc y Jordi Jaqués en el mercado agroalimentario del Campus San Francisco.
Los hermanos Marc y Jordi Jaqués en el mercado agroalimentario del Campus San Francisco.
Aceite Centenario Jaqbar

Desde que eran niños, los hermanos Jordi y Marc Jaqués, de 29 y 25 años, respectivamente, y naturales de Calaceite, han vivido de la mano de su familia el mundo de la agricultura y han recorrido los campos de olivos propios del Bajo Aragón y el Matarraña, un cultivo que marca el paisaje, el sabor y el carácter de esta zona del nordeste de Teruel. Con todo, los tiempos cambian y los hermanos han presenciado con pesar cómo, en los últimos años, muchos de los olivos centenarios que poblaban los campos de su entorno han acabado arrancados tras una vida longeva echando raíces en tierras turolenses. Con el propósito de frenar esta tendencia y de conservar estos olivos, Jordi y Marc han decidido continuar con el legado familiar trabajando estos árboles y creando su propia marca, Aceite Centenario Jaqbar, bajo la que acaban de lanzar al mercado su aceite de oliva virgen extra.

"Mi abuelo ya se dedicaba a la agricultura, luego mi padre, que cultiva olivos y almendros, y ahora nosotros. En el pueblo se están arrancando muchos olivos centenarios porque no producen tanto y son más difíciles de cultivar, así que, animados por mi padre, vimos que la única manera de darles un poco de valor añadido era hacer una marca e intentar vender nosotros nuestros propios productos", comenta Jordi Jaqués.

Aunque su idea era empezar a vender sus elaboraciones hace un par de años, el parón provocado por la pandemia de coronavirus retrasó el inicio de su actividad. No obstante, durante este tiempo, no han dejado de trabajar para ver materializado su proyecto y se han implicado al máximo en cada una de sus fases, desde la recogida de la oliva hasta el envasado y etiquetado.

Aove, aceitunas y paté

Su producto estrella es el aceite de oliva virgen extra de la variedad Empeltre, que se caracteriza por "un sabor suave, perfecto para cocinar o aliñar", y que se comercializa en formato de cuarto y medio litro. Además del Aove, los hermanos han puesto a la venta otros elaborados de cosecha propia, como las aceitunas de mesa Empeltre y Gordal Sevillana, y el paté de olivas, tanto verdes como negras, ambos preparados de forma artesanal con aceitunas trituradas y aceite de oliva virgen extra.

Todos los productos de los hermanos se pueden adquirir ya a través de la página web de Aceite Centenario Jaqbar, www.aceitecentenario.com. Asimismo, Jordi y Marc tienen previsto llevar sus creaciones por los distintos mercados agroalimentarios de la Comunidad. Este viernes estuvieron por primera vez en uno de ellos, el recientemente inaugurado mercado del Campus San Francisco, en Zaragoza.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión