Aragón
Suscríbete

coronavirus

"Estas semanas no venía nadie y ahora, de repente, todo el mundo tiene prisa por vacunarse"

Este jueves 1.171 aragoneses recibieron la primera dosis de la vacuna, cuando hasta ahora se ponían unas 700 durante toda una semana. Los centros de salud se apresuran a abrir agendas ante la gran demanda.

Vacunación este jueves en el pabellón de La Almunia de Doña Godina.
Vacunación este jueves en el pabellón de La Almunia de Doña Godina.
Javier Belver

“Un día venían tres personas, otro cuatro… Quitamos el día de la vacunación sin cita previa porque no venía nadie. Ahora de repente todo el mundo tiene prisa, todo el mundo quiere vacunarse”. La coordinadora de enfermería del zaragozano barrio del Arrabal, Marina Francés, resume lo que está pasando estos días en la mayoría de los centros de salud de Aragón. La obligatoriedad de presentar el pasaporte covid en los locales de ocio nocturno, celebraciones o eventos multitudinarios ha llevado a cientos de aragoneses a iniciar su proceso de inmunización en las últimas horas.

Solo el jueves, primer día en el que se pidió el certificado, en Aragón se pusieron 1.171 primeras dosis. Se trata de una cifra muy alta, teniendo en cuenta que se venían poniendo entre 700 y 1.000 a lo largo de toda una semana. Es de esperar que el ritmo continúe aumentando, ya que la mayoría de los centros de salud han empezado a abrir sus agendas para primeras dosis ya de cara a la próxima semana.

En el de Delicias Sur se permitió ayer apuntarse para recibir la primera dosis, y se llenó. “Pusimos unas 40. La exigencia del pasaporte está siendo un argumento suficiente para venir a vacunarse”, señala Ángel Antoñanzas, el coordinador del centro de salud. Hasta ahora apenas abrían agendas para citarse de primeras dosis, y las que abrían “nunca se llenaban”. “Para la semana que viene pondremos para más días”, cuenta.

Según dice, las personas que están acudiendo son “jóvenes de entre 20 y 40 años, y algunos un poco más mayores”. Es el perfil coincidente en todos los centros de salud consultados, ya que se trata de las franjas de edad menos vacunadas. Entre los 25 y los 40 años rondan el 75% de vacunados, cuando la media general de los mayores de 12 años es del 90%.

En La Almunia de Doña Godina el pasado jueves aún mantenían un tramo horario para las primeras dosis sin cita previa. Acudieron 65 personas cuando en las semanas precedentes apenas lo hacían una decena. Esto obligó al personal sanitario a prolongar notablemente su jornada para vacunar a todos los que lo demandaban. “Hace tiempo que se podían haber vacunado, pero ahora a todo el mundo parece que le corre mucha prisa porque se van a poner más duros”, señala María Júdez, enfermera del centro de salud. 

Según observa, el perfil del nuevo convencido es “muy variable”, ya que hay tanto extranjeros como españoles, aunque en general ha llegado “gente joven, de entre 20 y 40 años”. Ante esta pequeña avalancha del jueves, en el centro de salud de La Almunia van a abrir agendas para volver a vacunar primeras dosis dos días a la semana.

En otros centros de salud consultados, como los de Tarazona y Caspe, también confirman que se abrirán agendas de cara a la semana que viene, tras haber suprimido hace unas semanas los días de vacunación sin cita previa por la falta de demanda.

Más test de antígenos en las farmacias

Mientras tanto, la exigencia del pasaporte covid también ha tenido su efecto en las farmacias. Algunas de ellas tienen el permiso oficial para hacer test de antígenos que, en caso de resultar negativo, dan al paciente un pasaporte temporal de covid que dura 48 horas. Aunque no habrá datos oficiales hasta la semana que viene, la presidenta del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Zaragoza, Raquel García, ya observa “un repunte” en el número de pruebas realizadas, así como un incremento de las consultas sobre este asunto por parte de los clientes.

“No ha habido una avalancha, pero sí se han hecho más pruebas”, observa. Además, tres farmacias se han dado de alta para obtener la certificación que les permita realizarlas, ante la previsión de la demanda. Según apunta García, estas pruebas “nunca se han dejado de hacer”, ya que mucha gente las ha ido pidiendo para poder viajar por Europa. Para los que la necesiten, recomienda “solicitar una cita previa” en una de las farmacias autorizadas. Tras obtener el negativo, el paciente tiene su certificado por 48 horas. En caso de que se utilice para viajar, la presidenta del colegio de Farmacéuticos recomienda “informarse de lo que le van a pedir en el país de destino”, ya que los requisitos van cambiando en algunos de ellos ante el repunte de casos.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión