Aragón
Suscríbete

Los pisos de la Expo paralizan la reconversión de oficinas presupuestada para el próximo año

La sociedad pública ha incluido una partida de 4,7 millones para licitar un pabellón, pero deja todo en suspenso. 

Uno de los cuatro pabellones del frente fluvial pendientes de transformar.
Uno de los cuatro pabellones del frente fluvial pendientes de transformar.
FRANCISCO JIMÉNEZ

 La sociedad pública Expo Zaragoza Empresarial ha decidido paralizar la reconversión de dos de los cuatro pabellones del frente fluvial para oficinas tras el reciente anuncio del presidente aragonés, Javier Lambán, de promover pisos de alquiler asequible para jóvenes en los mismos edificios pendientes de transformación. Los nuevos planes del cuatripartito trastocan el propio presupuesto autonómico en tramitación en las Cortes, dado que la Expo incluye en sus cuentas una partida de 4,7 millones para licitar e iniciar las obras de uno de los pabellones el próximo año, que ahora quedará en suspenso.

Este inmueble, el Ebro 5, dedicado en 2008 a Italia y a los países de montaña, se iba a destinar a oficinas, al igual que el contiguo, el Ebro 4, el de los países africanos. Los dos restantes se reservaron hace ya tres años para una hipotética ampliación de la Ciudad de la Justicia y como sede del anunciado centro de FP para formación en disciplinas digitales.

Toda esta planificación se ha volatilizado con el reciente anuncio del presidente aragonés, Javier Lambán, de dedicar tres de cuatro denominados ‘cacahuetes’ a una reconversión residencial, con el objetivo de construir 500 apartamentos de alquiler asequible para jóvenes. El cuarto pabellón, el Ebro 2, el más cercano a la Ciudad de la Justicia, se mantendría como reserva por si necesita más espacio.

Expo Empresarial defendía en 2019 la necesidad de planificar el desarrollo de dos pabellones por el elevado grado de ocupación de las oficinas del vecino parque empresarial y la demanda potencial de nuevos inquilinos. De hecho, llegó a barajarse la venta de los dos edificios a una compañía inversora interesada, aunque finalmente no fructificó.

La redacción del proyecto de estructura e instalaciones ha corrido a cargo de la propia oficina técnica de la sociedad pública, que lo terminó de redactar este año. De hecho, solo tendría que pasar por el consejo de administración para obtener su aprobación y solicitar así la preceptiva licencia de obras al Ayuntamiento de Zaragoza, que se mantiene en el accionariado con una participación simbólica, del 2,09%, mientras el restante 97,91% lo ostenta la DGA.

La partida plurianual incluida por Expo Empresarial en sus cuentas para 2022 asciende a 19,1 millones, el coste íntegro de reconvertir los edificios Ebro 4 y 5 para oficinas, que se iba a alargar hasta 2026. Esta previsión se hizo el pasado verano, antes de que Lambán tomara la decisión de promover pisos de alquiler en Ranillas, cuya fórmula de gestión aún se debe concretar, al igual que el detalle de una intervención muy cuestionada por el Ayuntamiento.

Igualmente, la apuesta por los pisos afecta a un proyecto pionero impulsado por la Fundación Circe, inquilina en el parque empresarial de Ranillas, que había apalabrado uno de los ‘cacahuetes’. En su caso, su puesta en marcha está condicionada a la obtención de los fondos europeos de recuperación para hacer una sede innovadora, señera a nivel internacional en eficiencia energética. Desde la Fundación Circe rechazaron dar información al respecto y se limitaron a señalar que "las decisiones y estrategia de crecimiento de Circe son del patronato y que por tanto se dirimen allí". Por parte de la Expo, indicaron que no hay nada firmado y no tenían "nada que decir".

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión