Aragón
Suscríbete

En la última

Gregorio Martínez Villén: "El desprecio por la vida se ha puesto de moda"

Este cirujano ortopédico y traumatólogo y escritor nacido en Zaragoza en 1958 acaba de publicar el libro ‘Bajo la piel. Historias de un cirujano’.  

[[[HA ARCHIVO]]] Id: 2021-3190836  Fecha: 08/11/2021 Propietario: Heraldo de Aragón Autor: MESTRE, GUILLERMO descri: Contraportada. Puerta Heraldo. Gregorio Martínez. Médico / 08-11-2021 / FOTO: GUILLERMO MESTRE[[[FOT
Gregorio Martínez Villén. 
Guillermo Mestre 

¿Qué hay bajo la piel?

Todo lo que somos. Un pequeño universo de perfección que estropea la enfermedad.

¿Qué objetivos persigue su libro?

Trasladar experiencias y reflexiones sobre una profesión conectada con la esencia del ser humano.

¿Reconoce algún hecho determinante en su vocación?

Quizá cuando fui operado de apendicitis a los seis años. Luego, el azar puso en mis manos un antiguo libro de cirugía de mi padre, cuyas ilustraciones me fascinaron.

¿Su padre era cirujano?

No, mi padre era mecánico tornero. Se levantaba a las seis de la mañana para ir a trabajar.

Su formación como cirujano ha tenido lugar en el extranjero.

Es cierto. Me doctoré en 1987. Entre 1988 y 1998 efectué residencias quirúrgicas y de investigación en hospitales de Chamonix, Nancy y París. Lo cuento en mi libro.

¿Y qué hizo cuando regresó?

Trabajar como especialista en Cirugía Ortopédica y Traumatología en el Miguel Servet, donde continúo desde hace 18 años. También soy profesor asociado en la universidad. En el Servet se me abrieron las puertas para hacer un tipo de cirugía que había aprendido en otros lugares.

Creo que también ha tenido tiempo para practicar el alpinismo.

Bueno... Entramos en una pasión de juventud.

¿Cómo explicaría esa pasión?

Una buena respuesta la dio Andreas Ende: «Las pasiones son un misterio inexplicable para quienes se dejan llevar por ellas, e incomprensible para quienes no las han vivido». O algo así... Es una frase que reproduje en mi primer libro.

¿Cómo se titula?

‘En la cuerda floja. Cuadernos de viaje por la montaña y otros parajes naturales’. Sintetiza mi vida en la montaña. Además de España, he escalado en los Alpes, donde viví, en el norte de África, en los Andes, la Patagonia, el Himalaya o el Fuji, en Japón. En mi segundo libro, ‘Bajo la piel’, hay un capítulo titulado ‘La enfermedad en parajes remotos’, con las experiencias de estas aventuras.

¿Perdió amigos en la montaña?

Sí, perdí amigos y presencié tragedias. Trabajando en el hospital de Chamonix fui testigo de muchas. La morgue solía estar concurrida. Esta es una parte del alpinismo que siempre me ha hecho reflexionar. En fin, cuando empecé era joven y atrevido. Con los años las cosas se ven desde otra perspectiva.

¿Cómo ve el alpinismo actual?

Mi opinión no es objetiva; pertenezco a otra generación. La profesionalización del alpinismo lo ha hecho extremadamente competitivo, y el desprecio por la vida se ha puesto de moda. La naturaleza es hoy un negocio muy lucrativo. Yo no comparto esta filosofía.

¿Qué está pasando en el Everest?

Es un espectáculo morboso repleto de basura, con más de 200 cadáveres repartidos en las principales rutas. Los escaladores se agolpan en fila para superar el Escalón Hilary antes de la cumbre. Muchos quedan entumecidos por el frío, consumiendo sus reservas de oxígeno embotellado. Algunos mueren.

¿La creencia en Dios le ha ayudado a afrontar momentos difíciles?

No soy creyente.

Y cuando todo se acaba, ¿dónde piensa que vamos a parar?

Sé tanto como usted, es decir, nada. Probablemente, regresamos al cosmos, al fin y al cabo, alguien dijo que somos polvo de estrellas.

 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión