Aragón
Suscríbete

movilidad

El día del gran éxodo aragonés

Un estudio revela que más de la mitad de los aragoneses durmieron fuera de su localidad el pasado 15 de agosto. Sallent de Gállego fue la segunda población española que más aumentó su población ese día, un 455%.

Aspecto del paseo de la Independencia de Zaragoza el pasado 15 de agosto.
Aspecto del paseo de la Independencia de Zaragoza el pasado 15 de agosto.
Oliver Duch

Que Zaragoza se vacía en verano es tan evidente que basta con pasearse por la capital aragonesa cualquier 15 de agosto para comprobarlo. Pero, ¿cuánto se vacía realmente la ciudad esos días? Que el Pirineo se llena de turistas en determinadas fechas es otra obviedad que no necesita mayor explicación. Pero, ¿cuánto se llenan los grandes núcleos turísticos? Estas y otras preguntas tienen ahora respuesta gracias a un estudio experimental del Instituto Nacional de Estadística (INE) que analiza la movilidad de la población española a partir de los datos de sus teléfonos móviles.

Una de las primeras conclusiones es que la pandemia parece que no ha frenado las ganas de los aragoneses de salir de casa. El 15 de agosto, la última gran fecha de éxodo general de la población, el 52,4% de los aragoneses durmieron fuera de su localidad de residencia (en 2020 fueron el 48,6%). En 2021, por tanto, hubo 633.609 aragoneses que se quedaron en casa, frente a 695.782 que salieron. De estos últimos, una gran mayoría (497.499 personas, el 71,5%) durmieron fuera de casa pero sin salir de Aragón.

El Pirineo fue uno de los principales destinos interiores de la Comunidad. Un caso especialmente llamativo es el de Sallent de Gállego y los municipios de su entorno. Esa noche, la localidad multiplicó por más de cuatro su población. Si habitualmente residen en la zona 4.859 vecinos, ese día lo hicieron 26.987. Teniendo en cuenta el balance general de flujos de gente que entra y sale de la propia localidad, Sallent de Gállego y su entorno ganaron un 455% de población ese día. Es el porcentaje más alto de toda España, tan solo por detrás del de Noja (Cantabria), que tuvo un 534% más de población.

En esa zona del Alto Gállego, la inmensa mayoría de los visitantes eran de Zaragoza. En concreto, hubo 8.225 vecinos de la capital aragonesa pasando el 15 de agosto allí. Muy lejos, las siguientes poblaciones de origen más habituales fueron Sabiñánigo (504 personas), Pamplona (442), Huesca (393) y San Sebastián (297).

Loading...

Las siguientes zonas de Aragón que más población ganaron ese día fueron el Valle de Hecho y Benasque, que multiplicaron por tres su población (aumentaron un 302,8% y un 296,4%, respectivamente). También hubo crecimientos muy significativos en Castejón de Sos (188,1%), Mora de Rubielos (179,3%), Sarrión (179,1%), Albarracín (170,1%), Ariza (137,6%), Cantavieja (114,8%), Jaca (111,9%) y Montalbán (101,2%). Mientras que en los pueblos del Pirineo se observa el origen predominante zaragozano de los visitantes, en los municipios turolenses se aprecia que estos vienen fundamentalmente de la Comunidad Valenciana.

En las fechas señaladas hay localidades que se llenan… y otras que se vacían. Las localidades que más población perdieron ese puente fueron las del área metropolitana de Zaragoza. La Puebla de Alfindén encabeza la lista con un 71,3% menos de gente en el balance entre los que salieron y los que entraron, seguida de María de Huerva y las localidades de su entorno (-58,7%) Cuarte de Huerva y Cadrete (-55,87), Fuentes de Ebro (-55,1%), La Muela (-54,9%) y Alagón y Torres de Berrellén (-54,6%).

Teniendo en cuenta las personas que entraron y las que salieron ese puente, Zaragoza capital perdió un 41,15% de población esos días. De los 688.184 residentes de la ciudad, solo 276.139 de ellos pernoctaron allí, aunque a ellos hay que sumarles los 128.825 no residentes que pasaron la noche en Zaragoza. Los destinos más habituales de los zaragozanos fueron Sallent de Gállego (8.245), Salou (6.792), Jaca (6.071), Peñíscola (5.502) y el Valle de Hecho (5.205).

Loading...

La pérdida de masa residencial fue especialmente llamativa en algunas zonas. En una parte del barrio de San José que agrupa a 15.695 personas solo se quedaron allí el 19,9%. Contando los que entraron, la zona perdió casi un 71% de su población habitual. Ese mismo porcentaje se dio en Romareda-Casablanca, mientras que Valdefierro se quedó sin el 61,5% de sus residentes habituales.

Loading...

En Huesca capital el porcentaje de pérdida de población fue similar al de Zaragoza: un 39,3%. De los 53.956 residentes en la capital oscense, solo 19.821 durmieron el pasado 15 de agosto allí. Eso sí, hubo casi 13.000 no residentes que pernoctaron en Huesca, por lo que ese día hubo casi el mismo número de vecinos de la ciudad que de visitantes, siempre según los datos del estudio del INE.

Teruel capital, por su parte, tuvo un 20,3% menos de su población habitual. De los 36.240 residentes habituales, 21.249 durmieron allí esa noche, mientras que esa noche hubo 7.516 visitantes.

Si se hace la diferenciación por provincia, Teruel y Huesca destacan en el conjunto nacional. El 15 de agosto, la provincia turolense tuvo un 35,61% más de la población habitual. Solo incrementaron más su número de habitantes las provincias de Ávila (49,8% más) y Soria (39,6%). Huesca fue la quinta, con un 31% más. En el extremo contrario, la provincia de Zaragoza fue la segunda de España que más población perdió ese día (-33%), solo por detrás de la de Madrid (-38,7%).

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión