Aragón
Suscríbete

dia internacional contra la violencia a la mujer

Las víctimas apuestan por una comisaría única para violencia de género en Zaragoza

La asociación SomosMás y el Sindicato Unificado de Policía reivindican una unidad policial (UFAM) de 24 h y que recoja denuncias y no solo investigue y proteja. 

Exposición de PhotoEspaña en la Casa de la Mujer. La Casa de la Mujer, que hasta octubre ha atendido a 1.102 víctimas de violencia de género, inaugura el 24 de noviembre, víspera del Día Internacional contra la violencia a las mujeres, una exposición de PhotoEspaña con fotografías de Donna Ferrato. En la imagen, el montaje de la muestra.
Exposición de PhotoEspaña en la Casa de la Mujer. La Casa de la Mujer, que hasta octubre ha atendido a 1.102 víctimas de violencia de género, inaugura el 24 de noviembre, víspera del Día Internacional contra la violencia a las mujeres, una exposición de PhotoEspaña con fotografías de Donna Ferrato. En la imagen, el montaje de la muestra.
Toni Galán

"Las Unidades de Atención a la Familia y Mujer (UFAM) somos unidades policiales especializadas en la lucha contra la violencia de género, doméstica y sexual. Somos un servicio policial integral en el ámbito de la familia y mujer a nivel nacional. Contamos con personal especializado con capacidad para atender, escuchar y comprender a todas las víctimas. Recogemos la denuncia, investigamos y prestamos la protección que necesite la víctima".

La Policía Nacional, en su página web, describe así el trabajo de las UFAM. Sobre el papel, el planteamiento es perfecto, pero la realidad dice otra cosa. Al menos en Zaragoza, donde la unidad cuenta con 22 agentes, once de los cuales se dedican a la protección (cada uno lleva a más de 100 mujeres) y otros once a investigación, normalmente de las agresiones sexuales (que las hay, aunque no se informe de ellas, y van en aumento, según las últimas estadísticas). Pero no recogen denuncias de violencia de género.

"Estamos luchando por todos los medios para conseguir una comisaría, en una ubicación concreta, que se dedique única y exclusivamente a la violencia de género 365 días al año, 24 horas al día", afirma Natalia Morlás, presidenta de la asociación SomosMás. Añade que esa comisaría debe ser atendida por personal especializado, formado en violencia y tratamiento con las víctimas: "Tienen que ser profesionales conscientes de que denunciar requiere de un arranque de valor y deben dar su tiempo a las víctimas, ayudarles a trazar una línea temporal, averiguar si es o no un hecho aislado y preocuparse de incluir a sus hijos". Natalia Morlás reconoce que los policías de la UFAM de Zaragoza están formados, pero no hay suficientes. Es una de las reivindicaciones que las víctimas hacen en vísperas del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer que se celebra este próximo jueves.

La sensibilidad del policía

De entrada, como explican las abogadas Carmen Biel y Mabel Torán –que esta semana han moderado sendos talleres sobre violencia de género organizados por el Colegio de Abogados de Zaragoza–, lo habitual es que las denuncias sean recogidas en las comisarías de distrito, junto con el resto de ciudadanos que acuden a denunciar un robo o cualquier otro delito. "Y depende de la sensibilidad del policía que la haga pasar antes o no", señala la letrada Trinidad Paño, coordinadora del Servicio de Atención a la Mujer del colegio de abogados. 

Pero esto no sería el mayor problema, lo grave es que el policía que la atiende, aunque haya hecho algún curso, no tiene la especialidad y cursa la denuncia, que luego se derivará a la UFAM, como cualquier otra. "Les dicen que se ciñan al hecho concreto que les ha pasado ese día y no les dejan contar episodios antiguos. Quieren que les enseñen el moratón o el arañazo. La violencia psicológica no existe porque no quieren reflejarla", expone Carmen Biel.

En ocasiones, el policía, si tiene prisa, propone a la víctima declarar sin asistencia letrada y le sugiere que si quiere abogado tendrá que esperar "bastante", lo que disuade a más de una. Las abogadas niegan esa tardanza puesto que se presentan nada más que son llamadas.

Las letradas subrayan, además, que la recopilación de datos en el primer momento es fundamental para el juicio que se celebrará después. Y, por supuesto, para hacer la valoración del riesgo que dirá que tipo de protección necesita la mujer.

La valoración del riesgo, en manos de un algoritmo

La Policía cuenta con el conocido sistema VioGen para hacer esa valoración. Pero, como apunta Natalia Morlás, no es del todo eficaz. "No puedes confiar a un sistema la vida de las personas. A la vista de lo que está pasando (muertes de mujeres catalogadas como de bajo riesgo) está claro que las valoraciones se quedan cortas", dice. 

"Por eso necesitamos más unidades de UFAM, que trabajen conjuntamente en una comisaría con psicólogos, trabajadores sociales y especialistas que ayuden a hacer la valoración", reclama la presidenta de SomosMás, asociación que ha sido galardonada con el premio Meninas por su trabajo, galardón que le será entregado el 25 de noviembre en la Delgación del Gobierno.  

La abogada Mabel Torán coincide en que todos deberían estar en un mismo espacio físico. "Pero, lamentablemente, todo ese dinero que se dice que se invierte en la lucha contra la violencia de género no llega a los que trabajan en el día a día con las víctimas. Está muy bien tener medios técnicos, pero como no tengas una persona que los maneje, no sirven", dice.

El Sindicato Unificado de Policía (SUP) de Aragón propuso hace unos meses al Ministerio del Interior reforzar la UFAM, puesto que los 22 funcionarios, según el catálogo de puestos de trabajo, que tiene resultan "totalmente insuficientes". "Están dejando a las víctimas en segundo plano. La unidad nació con mucho nombre y ambición, pero no están bien dotadas", dicen desde el SUP.

Consciente de que sumar personal siempre es un problema y en sintonía con las víctimas, el SUP propone amortizar las 146 plazas de segunda actividad (ya eliminada aunque todavía figuran en el catálogo de puestos de trabajo) y crear un grupo ‘UFAM denuncias’ compuesto por otros 11 funcionarios: un inspector, dos subinspectores, dos oficiales y seis agentes. Y, además, que funcione las 24 horas del día. 

El SUP denuncia que el catálogo de puestos de trabajo está obsoleto (la última revisión fue de 2007) y que plantilla actual de Zaragoza está al 90%, pero los grupos de investigación no han aumentando y no están dimensionados. Por eso, insiste en que si no hay gente en atribución defunciones o comisión de servicio, se puede ampliar amortizando plazas esas plazas. 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión