Aragón
Suscríbete

Covid-19

La séptima ola de contagios en Aragón empaña la reactivación y amenaza el fin de año de tiendas y bares

Los empresarios asumen que los casos harán mella, pero esperan que no tanta como las navidades pasadas.

Las calles de Jaca, donde la incidencia alcanza los 495 casos por cada 100.000 habitantes a siete días, ayer
Las calles de Jaca, donde la incidencia alcanza los 495 casos por cada 100.000 habitantes a siete días, ayer
L. Z.

La séptima ola amenaza con empañar la reactivación económica en Aragón. Bares y comercios tenían la recta final de noviembre y el mes de diciembre marcado en rojo en el calendario por su importancia para la facturación, pero tras registrarse más de 1.300 positivos en lo que va de semana y aumentar los ingresos hospitalarios, el optimismo se ha transformado en cautela.

El Black Friday dará el próximo viernes el pistoletazo de salida a la temporada de Navidad, encadenando semanas de intensa actividad con el puente de la Constitución, Nochebuena, Nochevieja y el Día de Reyes. Las primeras cancelaciones, no obstante, han puesto en alerta a los empresarios, que creen que los ingresos volverán a resentirse por el repunte de contagios. "Los malos datos van a hacer mella, aunque esperemos que no mucha", explicó el presidente de la Confederación de Empresarios de Hostelería y Turismo, Fernando Martín. El sector espera un pico antes de Navidad y otro después, pero confía en que, con un 89,1% de los mayores de 12 años inmunizados, estas sean unas fechas "más tranquilas" que las de 2020, sobre todo teniendo en cuenta que, si no hay cambios, podrán mantener sus aforos al 100% y seguir haciendo uso de sus barras y pistas de baile.

A todo esto hay que sumar, sin embargo, la incógnita que supone la posible implantación del pasaporte covid en el ocio nocturno, las celebraciones y los espectáculos, un nuevo interrogante en la ecuación que, si bien podría ayudar a frenar los casos, también podría retraer a los consumidores. Organizaciones como Cepyme se han mostrado ya abiertamente en contra por "volver a poner a los empresarios en la diana", y otros colectivos, como la Asociación de Cafés y Bares de Zaragoza, no creen que sea una herramienta útil.

Los consultados no ocultan su sorpresa por el vuelco que ha dado la situación. A finales de octubre, momento en que se levantaron las restricciones, la Comunidad apenas notificaba 35 casos por cada 100.000 habitantes a siete días, mientras que actualmente está en 113,3, el tercer peor registro de toda España.

Los hosteleros creen que las cenas y comidas de empresas serán "las que más se resientan" si los contagios continúan al alza, sobre todo en aquellas zonas que presentan peores incidencias.

La situación sigue siendo comprometida en municipios como Jaca, con 495 casos por cada 100.000 habitantes a siete días, así como en Alcañiz (374,9), Fraga (221,5) y Huesca (220,6), sin que por el momento se hayan tomado medidas más allá de volver a solicitar el pasaporte al TSJA.

El presidente de la Asociación Provincial de Empresarios de Salas de Fiesta, Baile y Discotecas de Zaragoza, Alberto Campuzano, criticó al Gobierno de Aragón por "no mantener sus decisiones". "Dijeron que sabían que iba a haber repuntes, pero ahora, con unos niveles de saturación de los hospitales muy alejados de los de otras olas, vienen con el pasaporte covid", expuso.

También el comercio ve en los nuevos positivos "una incertidumbre añadida" a su particular crisis de abastecimiento, pero espera que el empuje de las tiendas de proximidad se mantenga y salve los muebles para el inminente Black Friday y el próximo puente de la Inmaculada.

Una combinación "explosiva"

Jesús Gómez Gardeñes, profesor titular del Departamento de Física de la Universidad de Zaragoza, alertó ayer de la "combinación explosiva" que puede producirse al ‘juntar’ el frío con "eventos y festividades que induzcan a las reuniones, a la movilidad y a la socialización". "Está ocurriendo ya en otros países del norte de Europa y pudimos verlo aquí el año pasado. Tenemos una alta cobertura vacunal, pero eso no quita para que los casos puedan seguir subiendo. Por el momento es un incremento sostenido, y lo normal es que los datos sigan al alza. Otra cosa será lo que ocurra con los ingresos en uci y en planta", apuntó.

En su opinión las autoridades no deben permitir que la incidencia suba a unos niveles "exagerados", ya que, cuantos más casos haya, más se notará en las hospitalizaciones. "Hay que plantear muy bien cómo queremos que sean las navidades y apelar a la reflexión; hacer ver a los ciudadanos que si siguen aumentando los contagios podrían ser necesarias nuevas medidas", razonó.

Para Gómez Gardeñes, la mascarilla en interiores sigue siendo "esencial", al igual que la ventilación tanto en reuniones familiares como en bares, restaurantes y negocios de ocio nocturno. "Especialmente en aquellos eventos en los que se juntan varias burbujas de convivencia", agregó.

A su entender, "no hay que bajar la guardia ni confiar todo a la vacunación", ya que los niveles de inmunización no son la única diferencia respecto a la recta final de 2020. "Entonces había restricciones y ahora no", recordó en relación al segundo estado de alarma y el confinamiento autonómico, que únicamente se levantó para las fechas más señaladas de diciembre.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión