Aragón
Suscríbete

Covid-19

Las pruebas se duplican en los centros de salud de Aragón con más casos en niños y adultos sin vacunar

Los contactos en seguimiento pasan de 1.425 a 3.126 en solo una semana y la positividad media alcanza ya el 9,4%.

Varias personas, ayer, a la espera de entrar a la carpa donde se hacen las pruebas diagnósticas en centro de salud de Torre Ramona.
Varias personas, en una imagen de archivo, a la espera de entrar a la carpa donde se hacen las pruebas diagnósticas en centro de salud de Torre Ramona.
Javier Belver

Las pruebas diagnósticas se han duplicado en cuestión de una semana en los principales centros de salud de la capital, un incremento que, según cuentan los sanitarios, se parece mucho al de otras olas y afecta principalmente a niños y a adultos no vacunados. En ambulatorios como el de Torre Ramona hacen ya entre 30 y 50 diarias frente a las entre 10 y 15 de principios de mes, y otros, como el Amparo Poch (Actur Oeste) superan la treintena prácticamente a diario.

El repunte ha sorprendido a los centros de salud sin los refuerzos de los contratos covid, produciendo una mayor carga laboral al tener que hacer un mayor número de llamadas por positivo. Los propios datos del Gobierno de Aragón evidencian cómo está cambiando la situación. La positividad, que hace dos semanas rondaba el 5,5%, está ahora en el 9,4%, superando incluso el 10% en el caso de las PCR, y el número de contactos en seguimiento ha pasado de 1.425 a 3.126.

En centros como La Almozara han detectado "un aumento de casos a nivel general". "Hay más gente con síntomas que da positivo. Muchos están haciendo ya una vida ‘normal’ y eso se nota en el número de contactos", explicó ayer una de las rastreadoras.

En Delicias Sur, la enfermera Edurne Amatriain, confirmó que "se está notando más trabajo, sobre todo desde esta semana". "Vemos que acude gente con catarro, que piensa que no es covid porque está vacunada pero al cabo de unos días empeora y acude. Los estamos detectando más tarde por lo que han podido contagiar a más personas", dijo. En este sentido, reconoció que la gente está más relajada y "se están generando más contactos, aparte de los convivientes la gente se mueve más en el ámbito social". Las pruebas diagnósticas varían, relató, pero se han podido triplicar estas últimas jornadas y superan las 40 al día. "Parecía que la situación iba de bajada", señaló, pero ahora se ha reactivado, lo que implica redoblar los esfuerzos para el rastreo, pedir pruebas, hacer seguimiento de contactos…

Por su parte, en el Amparo Poch también han notado "un mayor movimiento". Los niños, advirtió una de sus trabajadoras, siguen siendo mayoría al hablar del número de positivos, pero "ahora ya hay de todo". Lo mismo sucede en el centro de salud de Torre Ramona, donde la situación está "bastante peor" que hace solo unos días. Se espera, en todo caso, no llegar a los niveles de la sexta ola. "Las pruebas se han duplicado de una semana a otra, pero entonces, el aumento fue exponencial", contó uno de sus rastreadores.

Más contactos y sin refuerzos

Tanto ha aumentado el trabajo que "han vuelto a llenarse todos los huecos". "Están apareciendo bastantes más contactos, especialmente en el ámbito escolar. También se están haciendo muchas pruebas a adultos con catarros. Los hay que parecen un constipado y terminan siendo coronavirus. Al estar vacunados, pasan la enfermedad con síntomas leves", agregó. Apuntó, en este sentido, que detrás de las pruebas también hay un importante número de no vacunados.

En Ejea de los Caballeros también se percibe este incremento de casos en personas no vacunadas. "Preocupa muchísimo porque todos sabemos cómo estaban las ucis antes de la vacuna", recalcó Raquel Llera, coordinadora del centro. En este sentido, recordó que esta nueva ola se produce en plena "saturación", coincidiendo con catarros, bronquitis... y las campañas antigripal y de la tercera dosis. "Todo ello sin rastreadores, ya que los contratos se acabaron el pasado mes", lamentó.

Hace más de un mes también se cerró el ‘call center’ de rastreo del Sector Zaragoza III desde el Hospital Clínico y, a partir de esa fecha, las llamadas que realizaban recayeron en los centros de salud. Por entonces también concluyó la labor de los rastreadores militares, a los que, de momento, no se prevé volver a solicitar apoyo.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión